Hoy vuelven a reunirse para evitar una salida violenta en las tomas de Neuquén

Con la mediación del Ministerio Público Fiscal volverán a reunirse las partes. La oferta es un registro de necesidad habitacional. Los ocupantes reclaman las tierras.





Ante la ausencia de una respuesta política a la masiva ocupación de la meseta de la capital neuquina, la pelota pasó al Ministerio Público Fiscal (MPF) para intentar una solución que evite la violencia represiva con un desalojo por la fuerza. Propusieron a las familias crear un registro de demanda habitacional. Si la propuesta consigue descomprimir el conflicto sería un quiebre con la anterior gestión municipal que elegía el uso de la fuerzas de seguridad como primera instancia, algo que muchos, en la nueva administración, también ven con buenos ojos.

Los cuatro sectores ocupados suman, luego de 13 días de toma, más de 1.000 familias instaladas con distintos presentes económicos, según puede observarse, pero con una demanda en común: la imposibilidad de acceder a tierras a precios accesibles para poder edificar un hogar. El pulso petrolero de la región elevó los valores de los loteos al nivel de los sectores más caros del país.

Ayer minutos antes del mediodía se entabló una mesa de diálogo entre representantes de la toma sobre Autovía Norte, funcionarios del MPF, autoridades de la municipalidad y la provincia. Aunque todavía no hubo acuerdo entre las partes, la orden de desalojo quedó suspendida hasta hoy que volverán a reunirse.

Uno de los objetivos de la reunión, que duró unos 45 minutos, era arribar a un acuerdo para que, según les anticiparon, la Justicia y el Gobierno no deban recurrir a la fuerza policial, pues en la zona usurpada hay muchas mujeres embarazadas y niños.

El 4 de febrero, el fiscal Marcelo Jara, solicitó el desalojo. (Foto: Mauro Pérez.-)

El fiscal jefe Pablo Vignaroli informó que se propuso hacer un relevamiento de las familias y atender las necesidades que sean urgentes. Sin embargo, advirtió que eso no quiere decir que se les otorgarán esos terrenos: “Nosotros dejamos en claro a la gente de la reunión que la decisión de la fiscalía es que esos predios tienen que desocuparse”.

Agregó que la intención del MPF, que ya medió otros conflictos, es “cumplir” con la orden de desalojo emitida el martes pasado, pero que ante la voluntad de diálogo de las partes, se programó el encuentro de este mediodía, que continuará mañana en un horario similar.

Vignaroli explicó que el plazo se dispuso para que cada referente pueda llevar las propuestas a las familias que se encuentran en las tomas. En la próxima mesa de diálogo participarán también los responsables de la oficina de Mediación y Conciliación.

“Para mañana (por hoy) esperamos una respuesta. Si es positiva se inicia el proceso de relevamiento y desocupación voluntaria, si es negativa se va a evaluar cómo se ejecuta la orden de desalojo”, dejó en claro el representante del MPF.

Una zona custodiada

La amplitud territorial de los cuatro sectores ocupados mantiene con dedicación casi exclusiva a la fuerza policial.

Se reconoció que mantener la presencia en el lugar obligó a descuidar otros sectores de la ciudad. Así lo demostró la desaparición de Walter Segundo Narváez. Leonor, la madre del adolescente, manifestó en medios radiales que no se intenta localizar a su hijo porque “no hay móviles” de la policía para buscarlo.

Dante Catalán, coordinador de Delitos de Zona Oeste, reconoció que “el 100% está abocado a las tomas” de Autovía Norte. Agregó que sólo cuentan con el “personal mínimo”, aunque aseguró que, de todas formas, se tomó la denuncia y se inició el “protocolo de búsqueda de personas”.

El comisario y jefe del Departamento de Prensa y Difusión de la Policía, Daniel Asselborn, explicó que la única que Comisaría se vio afectada fue la 18.

En números

70.000
familias necesitan acceder a una vivienda en Neuquén. Es el número que estiman las organizaciones sociales.
1.000
familias son las que, según datos de los ocupantes, siguen en los terrenos tomados.

Salas: “Hay que dejar de hacer negocios inmobiliarios”

“Como dirigente de una organización no tengo hoy un registro del Municipio de dónde tiene tierras para desarrollar, pero si se sabe que hay tierras”, manifestó Jorge Salas, titular de la Cooperativa 127 Hectáreas, junto con el MTD, de Heriberto Chureo, las más beneficiadas con el reparto de viviendas sociales por parte de Provincia.

Salas dijo que en el pie de barda desde Confluencia hasta el límite con Plottier “deben haber más de 40 mil lotes que se pueden hacer sin tocar la barda”.

Marcó que hoy se está tocando la barda “y no es recomendable”.

Dijo no avalar las usurpaciones pero al mismo tiempo reconoció que “hay que entender que hoy el alquiler que valía en diciembre 12 mil pesos supera hoy los 20 mil pesos”.

El dirigente cooperativista criticó la lentitud con la que actúa el Ejecutivo y sugirió como alternativa para resolver las tomas que el gobierno provincial y municipal muestren “en qué lugares se puede empezar a urbanizar y firmar documentación con los que ocupan”. A partir de ahí que tengan que empezar “a pagar los que están en las tierras y ya se empieza a separar la paja del trigo y ver quiénes realmente necesitan vivienda”.

Por la multiplicación de las tomas dijo que intensificaron estos días el resguardo y seguridad en las tierras de La Sirena. Comentó que la cooperativa en ese sector entregó en la ciudad 400 viviendas y que están próximos a entregar otras 33.

“Neuquén tiene tierras. Lo que hay que dejar de hacer es negocios inmobiliarios y hay que empezar a trabajar en desarrollo urbanístico de tipo social”, declaró Salas. Sostuvo que este proceso debe hacerse con “la cultura del pago”.

Por su parte, desde el Foro la Meseta, que reúne a asociaciones civiles, cooperativas y sindicatos, realizaron la denuncia por la ocupación sobre Autovía Norte e indicaron que los terrenos tomados pertenecen a la Cooperativa Mercantil. Expresaron que si bien entienden que “la demanda de vivienda es legítima” no comparten el modo.

“Seguro hay infiltrados y gente que especula a través de los asentamientos pero hay una necesidad que no se puede tapar”.

Jorge Salas, titular de la Cooperativa 127 Hectáreas
Todos los efectivos de la comisaría 18ª custodian la toma. (Foto: Mauro Pérez.-)

Gaido y la maldición de la profecía autocumplida

Por Federico Aringoli
federico@rionegro.com.ar

El activo intendente Mariano Gaido no pudo anticiparse al conflicto habitacional que había diagnosticado con precisión quirúrgica meses atrás, en la campaña electoral. Su objetivo, de crear una suerte de Instituto Municipal de Viviendas, fue anticipado por los hechos.

Por la realidad que él mismo describió desde una privilegiada óptica como ministro provincial durante ocho años. Sin embargo, un conflicto con posiciones violentas no es algo que tome por sorpresa al jefe comunal. En sus años de administración provincial tuvo que negociar y resolver los duros conflictos laborales y sectoriales que amenazaban con anarquizar Vaca Muerta. Fue un actor clave en la pacificación de la Uocra, por ejemplo.

Pero hay dos verdades que nadie descarta sobre la masiva ocupación de la barda neuquina: un grave déficit habitacional y una motivación política que, de alguna u otra manera, expandió los límites de la necesidad.

Según las organizaciones sociales vinculadas a cubrir la demanda de tierras y viviendas en sectores de escasos recursos, el número de familias sin acceso a un hogar trepa a 70.000. Para la Provincia es poco menos de la mitad, un número que igual impacta: 33.000 pedidos. Con tierras cotizadas a precios inalcanzables y alquileres iniciales que rozan los 20.000 pesos, el problema, hasta ahora silencioso, tiene todos los condimentos para explotar mostrando el Lado B de la bucólica Neuquén emepenista.

La influencia política alrededor de las ocupaciones fueron expuestas por la oposición al MPN. Aseguran que es un nuevo capítulo de la dinámica de internas que mantiene vivo (y en tensión) al partido provincial. Tras un 2019 en el que casi hizo desaparecer a sus oponentes políticos, la carrera electoral comenzó a correrse puertas adentro.

El mentor de Omar Gutiérrez, Jorge Sapag, solucionó las ocupaciones canalizando la construcción de viviendas en dos cooperativas, el MTD y 127 Hectáreas, ambas monopolizaron los planes de construcción desde entonces. Hay quienes no descartan que de esta situación pueda surgir una tercera organización.


Comentarios


Hoy vuelven a reunirse para evitar una salida violenta en las tomas de Neuquén