Casa Tuya, el proyecto de un hogar propio para las personas con discapacidad

La organización Puentes de Luz, de San Martín de los Andes, se propone construir la primera casa autónoma. Ya tienen el terreno para tal fin. Trabajan con jóvenes con discapacidad intelectual desde 15 años y atienden a esta población hasta los 60 años.



La organización civil sin fines de lucro Puentes de Luz, de San Martín de los Andes, se ha propuesto construir en este 2020 la primera casa autónoma para personas con discapacidad en esta ciudad. De este modo buscan contener a aquellos que se quieran independizar de su familia en total capacidad del ejercicio de su propia autonomía o para cuando sus padres les falten. Ya consiguieron el terreno donde se construirá la primera casa.

Un sector del patio trasero de la sede de Puentes de Luz, donde también se despliega un diverso mundo laboral: las huertas, los viveros y los corrales con animales.


No hay nada ni nadie que detenga a los 35 miembros del equipo de trabajo pero más de una vez sienten que la remada se complica. Aún así hablar con ellos o compartir un momento de su trabajo insufla una energía vital increíble y conmovedora.

Luis Rodríguez, quien preside esta ONG, admite que “hoy la institución está llegando a una etapa de madurez y día a día trabajamos con mucha intensidad por alcanzar la sustentabilidad económica de la misma”. ¿Cómo hacen para lograr esto? El mismo lo cuenta.

P: ¿En qué momento está hoy Puentes de Luz?

R: En octubre pasado nuestra institución cumplió 13 años desde su creación. Se constituyó por un grupo de familiares de personas con discapacidad con la inquietud de generar servicios de atención y apoyo ya que San Martín de los Andes no los tenía.

La inquietud inicial era poder desarrollar una organización que pudiera ser una herramienta para dar servicios para aquellas personas con discapacidad que terminaban la escuela y no tenían donde ir. Por eso sin tener sede arrancamos nuestras actividades brindando un espacio de encuentro que llamamos Club de Amigos en 2006. En ese momento nos proponíamos generar un lugar de pertenencia donde personas con discapacidad tuvieran actividades recreativas y fomentar la amistad entre pares. En 2012 pusimos en funcionamiento nuestro centro de día, para que personas mayores concluida su etapa escolar pudieran seguir activas y estimuladas con actividades pedagógicas, terapéuticas y de rehabilitación. En ese mismo año pusimos en pie nuestro primer invernadero que fue la semilla inicial de nuestro emprendimiento productivo Sabor Natural donde hoy cultivamos hierbas aromáticas y frutas finas con las que elaboramos blends gourmet y mermeladas con azúcar orgánica.

El emprendimiento productivo Sabor Natural da capacitación y empleo a personas con discapacidad.


En la actualidad trabajamos en un nuevo proyecto denominado Casa Tuya que está en una etapa inicial. Es un gran desafío, lo sabemos. Nos proponemos construir la primera casa autónoma para personas con discapacidad. Buscamos que puedan tener una vida independiente cuando sus padres falten o cuando ellos decidan independizarse. Ya logramos conseguir el terreno para su construcción.

P: ¿A qué población asisten?

R:
Trabajamos con jóvenes desde 15 años con discapacidad intelectual con patología psíquica o motora agregada y atendemos esta población hasta los 60 años, etapa en la que deberían pasar a otros servicios. Con los diferentes programas atendemos a unas 100 familias aproximadamente.

P: ¿Cuáles son los desafíos y proyectos para este 2020?

R: Pasan por fortalecer los programas que estamos llevando adelante. En el ámbito de nuestro emprendimiento Sabor Natural buscamos concluir la habilitación de nuestros productos a nivel nacional y así poder venderlos en todo el país. Y tenemos el gran sueño de que nuestros blends gourmet y nuestras mermeladas puedan trascender fronteras.

Aspiramos también a lograr construir un espacio para recibir a nuestros visitantes y que ellos puedan conocer algunas de las costumbres de producción patagónicas y las actividades en nuestra chacra.

P: ¿Con qué recursos cuentas?

R: Contamos con un predio de casi 2 hectáreas, dos edificios donde desarrollamos nuestras actividades de centro de día que lleva adelante nuestro staff profesional, el club de amigos liderado por voluntarios de la institución y en uno de los edificios se emplaza nuestro emprendimiento productivo Sabor Natural con sus salas de elaboración de aromáticas y mermeladas –donde personas con y sin discapacidad trabajan todos los días para que nuestros productos se puedan comercializar en nuestro local propio del aeropuerto de Chapelco–.

El proyecto busca que las personas tengan una vida independiente cuando sus padres falten.


P: ¿Qué personal estable tienen?

R
:
Contamos con un equipo de trabajo de 35 personas. Tenemos un staff altamente profesionalizado dedicado a la atención terapéutica, pedagógica y de rehabilitación en nuestro centro de día. Tenemos personal en la administración y en el mantenimiento de nuestro predio así como trabajadores en Sabor Natural.

“El apoyo de la comunidad de San Martín de los Andes ha sido decisivo para el desarrollo de nuestra organización. Participa muy activamente de nuestra vida cotidiana. Son parte de cada evento que la institución lleva adelante y apoya cada proyecto en el que nos embarcamos . Hemos logrado crear un vínculo de confianza. Ellos saben que cada sueño que Puentes de Luz se propuso lo transformó en una realidad para mejorar la calidad de vida de las personas con discapacidad y sus familias”, concluye Luis Rodríguez.


El rol fundamental de los voluntarios



“Los voluntarios son importantísimos en nuestra organización. Contamos con unos 50 voluntarios en diferentes áreas. Tenemos voluntarios en nuestro club de amigos, en nuestros talleres de teatro y equinoterapia, nuestros eventos de recaudación de fondos cuentan con voluntarios en sus equipos organizativos al igual que nuestra comisión directiva.

En general nos entrevistamos con cada una de las personas que quieren donar su tiempo y con ellos acordamos el mejor lugar para sus expectativas de ayudar. Los voluntarios legitiman nuestras actividades desde nuestros inicios”, asegura Luis Rodríguez, quien lidera Puentes de Luz.


Comentarios


Casa Tuya, el proyecto de un hogar propio para las personas con discapacidad