Chani acusó a Parrilli, Rioseco y La Cámpora por alentar los piquetes de los trabajadores de Salud

Ya sea por tener una actitud como la de Poncio Pilato o de pretender "prender fuego a la provincia", la diputada nacional Alma Chani Sapag (MPN) lo puso al tanto al presidente Alberto Fernández sobre la situación más crítica que le ha tocado enfrentar al gobernador Omar Gutiérrez durante 23 días de cortes de ruta.

Omar Gutiérrez y Alma Chani Sapag antes de la pandemia en Neuquén (Juan Thomes)

Omar Gutiérrez y Alma Chani Sapag antes de la pandemia en Neuquén (Juan Thomes)

La diputada nacional Alma Chani Sapag (MPN) comparó al senador Oscar Parrilli (Frente de Todos) y al parlamentario del Mercosur, Ramón Rioseco (Frente y la Participación) y a los diputados provinciales del Frente e Todos con Poncio Pilato -a quien los evangelios acusan de ser el responsable del suplicio de Jesús- por haberse lavado las manos en el conflicto con los autoconvocados.

Diagnosticó también que la agrupación kirchnerista La Cámpora y el Frente de Izquierda y los Trabajadores (FIT) y los trabajadores de la cerámica Zanon generaron los piquetes con el objetivo de desgastar la administración de Omar Gutiérrez.

Sapag le envió una carta de cuatro carillas al presidente Alberto Fernández, a la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner y al presidente de la cámara de diputados Sergio Massa en la que los pone al tanto de la situación que le tocó enfrentar al gobierno de Neuquén durante 23 días de cortes de ruta en toda la provincia por parte de los autoconvocados del sistema público de Salud.

En la misiva le puso números a las pérdidas que produjo la medida en la que se cuidó de no criticar el reclamo en sí, “es justo y razonable”, escribió, y adujo que en los hospitales de Neuquén trabajan 10.000 empleados y que en los piquetes participaron 600 es decir el 6%.

Le quitó legitimidad al bloqueo de la ruta 40 en el puente sobre el río Correntoso en Villa La Angostura contra los camiones que ingresan de Chile rumbo a Magallanes y lo tildó de “ideológico, político y electoralista”.

Sapag también le puso números a las pérdidas que tuvo la provincia. Apuntó que la Tesorería provincial vio afectados sus ingresos en 1.000 millones de pesos en veinte días de piquetes y que las empresas y los habitantes de la provincia se vieron privados de comerciar, trabajar y percibir ingresos por el orden de 2.000 millones de pesos.

Y que la Nación deberá prever un desembolso adicional por culpa de los piquetes de más de 25.000 millones de pesos extras para la importación de gas en barcos para el invierno.

Estos son los principales párrafos de la carta de Chani al presidente y los titulares de las cámaras de senadores y de diputados:

Es imposible hablar de Neuquén como una provincia rica pues forma parte de una Nación pobre. La falsedad y el invento de la etiqueta de “Neuquén provincia rica”, obedece o a desconocimiento o a mala fe para “inflar” expectativas”.

“Se deben dar respuestas a reclamos justos y razonables de los trabajadores públicos que requieren un reajuste de sus haberes, impactados en forma negativa por la inflación, que por décadas los sucesivos gobiernos nacionales no pudieron o no supieron resolver. Hoy somos la segunda economía del mundo en porcentaje de inflación y ocuparíamos el séptimo lugar en niveles de pobreza”.

Los cortes de rutas nacionales y provinciales como medida de fuerza para exigir del gobierno la adopción de medidas, rompe el contrato social que ordena la Constitución Nacional”.

“Quiero ahora comentar la actitud de algún legislador nacional del Frente de Todos, como Oscar Parrilli, de los diputados provinciales del Frente de Todos, del parlamentario Ramón Rioseco y de otros partidos opositores al MPN. Palabras más, palabras menos, dijeron: “El culpable de todo lo que pasa en Neuquén con los autoconvocados de salud y los piquetes es el gobernador de la Provincia del Neuquén, que es del MPN”. Se trata de una conducta simplista y cómoda, como la de Poncio Pilatos de “lavarse las manos”.

Algunos fueron más allá y dieron su apoyo, su justificación, su aliento e incluso soporte a los piquetes. La acción de dirigentes del Frente de la Izquierda de los Trabajadores (FIT), del Polo Obrero, de la ex Cerámica Zanón, de La Cámpora neuquina y de algunos autoconvocados de salud fue más lejos todavía

“En la salud pública neuquina trabajan 10.000 personas. En los piquetes participaron 600 autoconvocados de salud, es decir un 6%, acompañados por otros 600 activistas de los sectores mencionados. Montaron piquetes en toda la provincia con la consigna de: “generar caos y el mayor daño posible a la Provincia”, “prenderla fuego” y “desgastar al gobierno”.

A la fecha, con la participación de “piqueteros” de distintas ciudades de la provincia (no más de 30), se sostiene activo el piquete en Villa La Angostura, realidad que usted conoce muy bien a través del embajador en Chile, el doctor Rafael Bielsa. Decidieron sostener este piquete aún después del otorgamiento de un aumento del 53% para el 2021, que le generará a la provincia un endeudamiento, sólo para este año, del orden de los 13.000 millones de pesos”.

“Los piquetes montados inicialmente sobre la exigencia de la actualización salarial de los empleados públicos de salud dejaron de tener excusas, a partir de ese aumento que fue otorgado a todos los empleados públicos de la provincia. ¿Por qué insisten entonces con la comisión de un delito federal? Los motivos son ideológicos, políticos y electorales”


SUSCRIBITE A NOTICIAS DIARIAS
Todos los días un correo con las noticias más importantes del día.

Comentarios


Chani acusó a Parrilli, Rioseco y La Cámpora por alentar los piquetes de los trabajadores de Salud