Cristina Fernández volvió a insistir con cambios en el sistema de Salud

Aseguró ayer en un acto oficial que las prepagas no saben dónde colocar a la gente. "Dicen los que saben que tal vez vengan otras pandemias. Lo peor que nos puede pasar es negarnos a discutir la realidad”, agregó la vicepresidenta en parte de su discurso.

Cristina Fernández durante el acto de ayer, junto al gobernador Kicillof.

La vicepresidenta Cristina Fernández volvió a señalar la necesidad de avanzar hacia algún tipo de integración de los sistemas de salud público, privado y de obras sociales sindicales. “Vamos a tener que repensar todo el sistema de salud. Las prepagas no saben dónde colocar a la gente. Dicen los que saben que tal vez vengan otras pandemias. Lo peor que nos puede pasar es negarnos a discutir la realidad”, dijo ayer la vicepresidenta, escoltada de Axel Kicillof, durante un acto en la puerta del Hospital de Niños Sor María Ludovica.

“Se armó una cuando dije eso hace ya un tiempo… bueno, finalmente terminó integrado a las patadas porque lo impuso la realidad”, continuó la vicepresidenta.

Remarcó que el país debe estar trabajando para las próximas pandemias que podrían llegar al mundo y en este punto remarcó que es muy importante reestructurar el sistema de Salud del país hoy repartido entre el Estados, Obras Sociales sindicales y sector privado.  

Trascendió semana atrás un proyecto que hicieron circular dirigentes de La Cámpora que trabajan en el Ministerio de Salud bonaerense se titula “Ejes centrales para un programa de salud 2020-2024”. El trabajo es avalado por el viceministro Nicolás Kreplak, principal referente del área del Instituto Patria.

La iniciativa -publicada por el diario La Nación- promueve una reestructuración del sistema a través de una ley nacional y el surgimiento de un sistema integrado. “Hay que recuperar la gobernanza del sistema de salud a través de la conducción global de políticas de salud de los organismos nacionales de salud bajo un criterio general de centralización normativa y descentralización operativa”, precisa el documento mencionado. De esta manera, proyecta que una misma autoridad pueda tener injerencia en el Ministerio de Salud como en el PAMI, la ANMAT o la Superintendencia de Servicios de la Salud (SSS), que es el ente que debería controlar a las obras sociales.

El escrito también solicita cambios en las obras sociales gremiales. “Poner en marcha el sistema de recupero de las prestaciones realizadas por entes estatales a subsectores de obras sociales y de medicina prepaga: el subsector público obtendrá una remuneración por los servicios prestados a beneficiarios de la seguridad social y de seguros privados en el caso de las obras sociales con las que se celebren convenios se realizarán descuentos promedio de hasta un 33 % de los valores de mercado o de nomenclador definido, que podrá considerarse un subsidio explícito del Estado a la seguridad social y a los trabajadores a cambio de un sistema de cobro automático de lo facturado desde la misma recaudación AFIP o en su defecto desde la SSS de todas las prestaciones”, detalla el documento.

“Tenemos que ir a un sistema nacional integrado de salud entre lo público, lo privado y las obras sociales que optimice recursos. La pandemia nos dio la oportunidad de reformular el sistema de salud en tiempo récord, pero es necesario hacer un esfuerzo diferente”, señaló Cristina Fernández hacia fines del año pasado, anticipando un debate que ya quedó en agenda.

Desde el sector privado aseguran que el proyecto que estaría impulsando el Gobierno tiende a una mayor participación del Estado en el sistema.

Claudio Belocopitt, presidente de Swiss Medical Group y de la Unión Argentina de Entidades de Salud del sector privado (UAS), manifestó en su momento sus inquietudes por las resoluciones adoptadas recientemente por el Poder Ejecutivo y se pronunció sobre los rumores que indican que estos movimientos buscan “estatizar” las compañías del sector.

“Hay una infinidad de fantasías que no tienen ninguna lógica, entre ellas crear un sistema único de salud para tener el poder completo”, desatacó el empresario en tono de crítica al trabajo presentado por un sector del Gobierno. También señaló que, en la medida que no les permitan a las clínicas del sector privados adecuar las cuotas que cobran por el servicio prepago, “no hay posibilidad alguna de poder subsistir, ya que los costos crecen a tasas mucho más altas de lo que lo hacen nuestro ingresos”.


SUSCRIBITE A NOTICIAS DIARIAS
Todos los días un correo con las noticias más importantes del día.

Comentarios


Cristina Fernández volvió a insistir con cambios en el sistema de Salud