La defensora de Bariloche pide postergar la audiencia por la suba del boleto

La funcionaria propuso al intendente de Bariloche que aplace la audiencia hasta después de las elecciones presidenciales del 27 de octubre.



El boleto de colectivo cuesta 27 pesos y la empresa pidió subirlo a 41. (Foto: Archivo)

El boleto de colectivo cuesta 27 pesos y la empresa pidió subirlo a 41. (Foto: Archivo)

El debate por el aumento del boleto del servicio de transporte público de pasajeros comienza a levantar temperatura. La defensora del Pueblo de Bariloche, Beatriz Oñate, solicitó al intendente Gustavo Gennuso que postergue la audiencia pública para tratar la suba del boleto que pide la empresa Mi Bus.

Hoy, el boleto común tiene un costo de 27 pesos y la empresa pretende que suba a 41 pesos.

Oñate pidió que esa audiencia se aplace para después de las elecciones presidenciales del 27 de octubre “ante el notorio impacto que las políticas económicas nacionales tienen sobre el sistema de transporte urbano”. Así lo informaron desde la Defensoría del Pueblo de Bariloche en un comunicado que difundieron este lunes.

Informaron que Oñate solicitó al Ejecutivo municipal se modifique la fecha o, en su defecto, el horario de la audiencia pública por el aumento del boleto del servicio de Transporte Urbano de Pasajeros (TUP), a fin de garantizar al menos un horario que propicie la mayor participación de la ciudadanía.

La defensora del Pueblo Beatriz Oñate solicitó que el horario de la audiencia sea después de las 17 para garantizar la asistencia de usuarios del servicio. (Gentileza)

La funcionaria propuso que la audiencia se haga después de las 17. Y citó el artículo 5 de la ordenanza 1744 que indica que debe promoverse y facilitarse “la participación del mayor número de vecinos con interés en el asunto, fijando el día y hora más conveniente para su efectiva presencia”.

Planteó que el horario de las 8 de la mañana “irrumpe manifiestamente con el normal desarrollo de las actividades que cotidianamente vecinos y vecinas llevan a cabo, por ejemplo, compromisos y horarios laborales, trámites administrativos, el traslado de los niños y niñas a los colegios”.

Además, Oñate propuso posponer la fecha de audiencia pública para después de las elecciones presidenciales, “ya que el diseño de política de Estado nacional que desde allí se esgrima va a volver a impactar en el diseño local”.

“Resulta imperioso merituar el impacto negativo que un eventual aumento en la tarifa del TUP generaría en el contexto socioeconómico que estamos atravesando”, opinó. Y además recordó que este aumento “se acumularía con los demás incrementos que se vienen produciendo periódicamente desde enero de 2016, y que toda la ciudadanía padece”.

Oñate afirmó que sumar un aumento en la tarifa del transporte urbano de pasajeros, a todos los incrementos en bienes y servicios básicos “generará un agravamiento y mayor perjuicio en la ciudadanía”.


Comentarios


La defensora de Bariloche pide postergar la audiencia por la suba del boleto