¿Dónde se vacunan los universitarios? Una pregunta sin una única respuesta

El caso de Lucas, un estudiante de Sierra Grande que vive en Roca puso sobre la mesa un tema que no tiene una única respuesta en el país y que depende de la cantidad de dosis disponibles en el lugar de residencia. Las explicaciones y el trámite.

Un caso denunciado por una madre de Sierra Grande, con respecto a la vacunación de su hijo de 25 años, puso sobre la mesa un tema que no estaba contemplado: ¿dónde deben vacunarse los estudiantes universitarios: donde nacieron, o en la ciudad donde van a la facultad?, ¿dónde están contabilizadas las dosis que les corresponden?


No existe, a nivel nacional, un lineamiento que le de respuesta a la pregunta. Cada provincia lo decide de acuerdo a su criterio, tal como explicaron funcionarios rionegrinos.

El caso que generó el debate fue el de Lucas, un alumno del Instituto Universitario de Artes Patagónicas, donde cursa el profesorado de música. Lucas es de Sierra Grande, pero reside en Roca desde 2016. Como muchos estudiantes universitarios, no hizo el cambio de domicilio, ni tiene facturas a su nombre porque el departamento en el que vive está alquilado a nombre de su mamá, Mónica Contreras.

Lo cierto es que Lucas había pedido el turno para recibir la vacuna en Roca y cuando llegó su momento, el jueves, no pudo hacerlo porque en su DNI tenía el domicilio de su casa de Sierra Grande.

Mónica asegura que no suele usar las redes sociales. Pero cuando supo lo que había pasado con su hijo, descargó su bronca en Facebook (ver aparte) . “No soy de postear mucho, pero me superó la bronca por de toda la situación que estoy viviendo”.

En la franja de 18 a 29 años que se habilitó esta semana, hay muchos estudiantes que se han mudado de ciudad


La situación a la que se refiere Mónica es la muerte de su marido, que falleció por Covid hace casi dos meses. Su marido tenía 50 años y no había alcanzado a entrar en el rango etario de los inoculados cuando se contagió.

“Entiéndanme mi bronca, la indignación que tengo como mamá, como rionegrina, como ser humano. Hace 56 días que perdí a mi marido a causa de COVID, él no logro acceder a la vacuna, y ahora la misma situación le pasa a mi hijo. Tengo miedo, tengo bronca. Yo sé lo que es el la enfermedad no me la van a contar, la viví en carne propia”, escribió Mónica el jueves en su muro de Facebook.

El posteo generó revuelo. A Mónica la llamó la legisladora de Juntos Somos Río Negro, Rosana Fernández, y al día siguiente, el asuntó se destrabó. De hecho, ayer, a las 15, Lucas pudo vacunarse en Roca, tras presentar una documentación.

Pero el hecho puso en consideración un tema que no era tenido en cuenta: dónde se vacunan los universitarios. Consultado sobre este punto, Dardo Roldán, a cargo del vacunatorio de Roca, explicó que efectivamente, “las vacunas vienen asignadas para la población objetivo de acuerdo al domicilio y en función de eso designan las dosis”.


“En este momento estamos en una etapa avanzada con respecto a la primera dosis, entonces, esto nos permite cierta flexibilidad en algunos casos concretos. Pero nosotros nos tenemos que asegurar que las personan que plantean la necesidad de vacunarse y no tienen domicilio en la ciudad, acrediten su permanencia en la ciudad por la razón que sea. En general son estudiantes. Entonces, lo que hacemos es solicitarles que se acerquen a una comisaría, hagan una exposición policial y presentando eso, no hay problemas”, asegura Roldán, que ha tenido que vérselas con más de un caso como el de Lucas desde que se habilitó, esta semana, la vacunación a la franja de 18 a 29 años.


Los que estudian afuera



Por eso, aclara, que “lo que no podemos afirmar nosotros bajo ninguna circunstancia es que alguien que haya recibido la primera dosis acá vaya a recibir la segunda dosis en otra provincia o ciudad. Eso no lo podemos afirmar. Nosotros podemos decir lo que hacemos acá. Tratamos de ser empáticos con quienes deben permanecer en la ciudad , y entendemos que es fundamental que la gente que viva acá esté inmunizada”.

Esa falta de seguridad sobre la segunda dosis se deba a que no existe un lineamiento nacional sobre este punto. “Cada provincia es autónoma así que podría pasar que alguien que se haya vacunado acá con la primera dosis pretenda vacunarse, por ejemplo, en Córdoba y no lo vacunen. Eso queda a criterio de cada provincia. Nosotros en ese sentido y en tanto y en cuanto haya dosis disponibles, por supuesto que es queremos poder inmunizar a todos”, asegura Roldán.


“Quería que estuviera vacunado, que no pase por lo mismo que mi marido”



Ayer, Mónica esperó del otro lado del teléfono celular hasta que su hijo le mandó la foto que tanto esperaba: la del carnet de vacunación. Esa por la que descargó su bronca en las redes, reclamando que le dieran la dosis que le corresponde.

“Yo traté de ser respetuosa, sin ofender a nadie”, asegura sobre la carta que publicó en Facebook.

Lucas, finalmente, con el carnet que acredita la vacunación.


“Lo que yo quería es que él estuviera vacunado. Mi marido falleció sin poder vacunarse, y yo no quería que le pasara a mi hijo lo mismo. No es fácil procesar todo eso. Yo soy docente y logré vacunarme en marzo, y por eso, creo, pude soportar mejor la enfermedad que mi marido, esos días fueron muy duros. Desde que nos dieron el alta a mi hija y a mi estuvimos casi un mes viviendo en Viedma. Él estuvo casi un mes en la terapia de Viedma, Yo ya sé lo que es estar ahí, y ver que pasan días, y horas y que no hay solución, que no hay mejoría. Por eso no quiero que vuelva a pasar. Y mi hijo sabe que ahora él tiene que recibirse para formarse en la vida”, se emociona Mónica.


La carta de Facebook



Hoy quiero expresar mi bronca impotencia, desazón por lo que le paso a mi hijo Lucas, como todos saben el desde hace varios años esta estudiando en la ciudad de General Roca.

Como es de publico conocimiento han ampliado la campaña de vacunación COVID para mayores de 18 años, franja que se encuentra mi hijo… En el día de ayer concurrió a vacunarse, pero faltando poco avisaron que se habían terminado las dosis por lo que pidieron, que volvieran a concurrir hoy.

En el día de hoy hace la fila como todos los presentes, pero cuando llega su turno, le dicen que NO pueden vacunarlo, porque su domicilio es Sierra Grande, por lo que le corresponde vacunarse en su ciudad, él explica que es estudiante, entonces le piden que debe acreditar con algún servicio o certificado de domicilio que reside en Roca, por tal motivo mañana deberá acercarse a la comisaria, para hacer dicho trámite, ¡¡¡¡PARA PODER ACCEDER A LA VACUNA!!!!

Ahora bien entiéndanme mi BRONCA, INDIGNACION que tengo como mamá, como rionegrina, como ser humano, hace 56 días que perdí a mi marido a causa de COVID, él no logro acceder a la vacuna, ahora la misma situación le pasa a mi hijo, tengo miedo, tengo bronca, yo sé lo que es el la enfermedad no me la van a contar, la viví en carne propia, POR FAVOR les pido a las autoridades, que les competa, no se si es salud, la Intendenta, los Legisladores, los Concejales, la Gobernadora, la Ministra de Salud, el Presidente, que si la intención es vacunar a la mayor cantidad de gente no hagan BUROCRACIA, y que planteen ante quien corresponda que todos deben acceder a la vacunación.


Al señor presidente de la Nación, que se entere lo que paso a mi hijo… De nada me sirve que haga un homenaje a los muertos del COVID, si hoy le niegan la vacuna a mi hijo por no tener domicilio en la ciudad de General Roca, lugar que eligió, para formase como profesional.

Dios guarde a mi hijo que no se enferme, teniendo que deambular por tantos lados para conseguir la constancia de residencia en la ciudad, antes de poder recibir la primera dosis de la vacuna.

Vamos hijo a no bajar los brazos, acá esta mamá para acompañarte y papá desde el cielo te cuidará siempre, te amamos mi corazón.


Comentarios


¿Dónde se vacunan los universitarios? Una pregunta sin una única respuesta