El aislamiento de Carreras modifica conductas de autoridades provinciales

La gobernadora llegó a Viedma y anunció su aislamiento preventivo. Se realizaría un hisopado.



Carreras en “aislamiento preventivo” en la Residencia. Su agenda de la semana quedó pendiente. Foto: gentileza

La gobernadora Arabela Carreras anunció su “aislamiento preventivo” al regresar de su viaje de Capital Federal y en las próximas horas se realizaría un hisopado.

Esta decisión sorprendió a los funcionarios del Ejecutivo y autoridades de otros Poderes, que -hasta ahora- se movían libremente, incluso entre zonas con circulación viral y aquellas que no lo tienen.

Carreras se reunió el jueves con el presidente Alberto Fernández y además cumplió otras gestiones. Por la noche, regresó a Viedma en un vuelo privado donde se trasladó también al equipo de Salud de Nación -que encabezó el jefe de Gabinete, Lisandro Bonelli- que el viernes cumplió con la acordada visita por Roca, Allen y Cipolletti.

La delegación nacional cenó con los ministros Rodrigo Buteler y Fabián Zgaib. Todos, al otro día, volaron al Alto Valle, salvo la gobernadora que ya había decidido su cuarentena.

Posiblemente, entre mañana y el martes, la mandataria se realice un hisopado.

Se cuida por ella, pero también, por su madre, con quien vive. Su marido asumió esta semana su propia cuarentena, tras regresar de Bariloche.

Días pasados, Carreras ordenó a su Secretario General, Daniel Sanguinetti, que asuma el mismo resguardo cuando arribó a la capital provincial desde la ciudad andina.

En contrapartida, sus funcionarios tienen una interpretación distinta y por eso ignoran la obligación del aislamiento. Se aferran al criterio de Salud de Río Negro donde se interpreta que el decreto nacional de circulación otorga amplias excepciones de tránsito a las autoridades de los poderes.

Coincidentemente, en la noche del jueves, la viceministra Mercedes Ibero hablaba en ese sentido en Roca. Se la consultó por las actitudes de funcionarios que ingresan a zonas sin casos de coronavirus desde áreas con circulación comunitaria. “Todos los que salimos estamos exceptuados”, declaró Ibero mientras insistió que “nadie quiere contagiarse” y “en los cuidados que se asumen al regreso” a Viedma. La secretaria se quedó en el personal de Salud, que retiene un obvio tratamiento diferencial.

Ahora, la mandataria dejó en claro su interpretación. Anunció en las redes que cumple con “el aislamiento preventivo que me corresponde”. El ministro de Obras Públicas, Carlos Valeri -que la acompañó en Buenos Aires- ya regresó este fin de semana a Bariloche.

Días antes, los titulares de Seguridad, Gastón Pérez Estevan y de Gobierno, Rodrigo Buteter viajaron a Capital Federal por el conflicto de Villa Mascardi. En ese caso, los ministros no realizaron ningún aislamiento.

Esa libertad de tránsito de las autoridades de distintos Poderes también se manifiesta entre zonas de Río Negro con diferentes status sanitarios.

Ayer, por lo menos, en Viedma se advertían reglas distintas. Por ejemplo, la policía ya había dispuesto que el personal de regreso del Alto Valle cumpla una cuarentena preventiva en la Escuela de la fuerza.


Posible prueba y agenda suspendida


Carreras posiblemente se realice un hisopado, cumplida las 72 horas del aislamiento, para descartar así un contagio y retomar sus actividades.

Por ahora, la mandataria rionegrina suspendió reuniones personales y se circunscribió a llamadas o videoconferencias.

La agenda de la semana quedó pendiente a la espera de si aparecen síntomas y si se cumple con el hisopado, que se concretaría mañana o el martes.


Comentarios


El aislamiento de Carreras modifica conductas de autoridades provinciales