El ajuste laboral: la fexibilización del convenio y los preventivos de crisis

La profundidad y extensión de la crisis petrolera impacta en el segmento laboral. Las nuevas medidas planteadas por las empresas ponen en evidencia las dificultades del sector para regresar a un nivel de trabajo previo a la pandemia.





Los trabajos en los yacimientos siguen a un ritmo mucho menor que el habitual.

Los trabajos en los yacimientos siguen a un ritmo mucho menor que el habitual.

A casi cuatro meses de desatada la crisis de demanda que generó el aislamiento social ya son varias las empresas del sector que anunciaron que tomarán medidas directas de recortes salariales y de personal.

En el caso de las empresas pymes que conforman la cámara neuquina Ceipa se advirtió que un importante número de sus integrantes se acogerá al procedimiento preventivo de crisis, una herramienta legal que permite reducir salarios, jornadas laborales e incluso personal.

El segmento pyme es el gran generador de trabajo. Sobre un horizonte de poco más de 33.000 trabajadores petroleros en la cuenca, unos 16.000 son los que corresponden a las pequeñas y medianas empresas.

Pero sin dudas los anuncios más fuertes fueron los vinculados a YPF. La petrolera de bandera nacional abrió un plan de retiros voluntarios con el objetivo de reducir en unas 3.000 personas su personal, que con un fuerte impulso en los últimos años, supera los 23.000 trabajadores.

Este tipo de planes de retiros voluntarios comenzaron a plasmarse en Vaca Muerta el año pasado, de la mano de las empresas internacionales de servicios especiales.

Pero así como la firma tomó esa decisión para el personal propio, también avanza con los gremios de base y jerárquicos de Neuquén en realizar una reforma del convenio colectivo vigente.

La medida implica en la práctica la flexibilización de la flexilización que ya fue el convenio específico para el sector de los hidrocarburos no convencionales, pero también refleja una necesidad de muchas empresas de generar una senda intermedia de trabajo entre el nivel prepandemia y las guardias mínimas con las que se viene trabajando.

El debate sobre esta reforma está en marcha y no promete ser fácil, pero sí promete que de concretarse, permitirá que la operadora de bandera comience finalmente a levantar sus equipos de perforación en los campos neuquinos.


Comentarios


El ajuste laboral: la fexibilización del convenio y los preventivos de crisis