El cuidado de la piel, una cuestión para todo público

Lejos de los estereotipos que alguna vez rodearon al cuidado de la piel por parte de los hombres, el esteticista DanielPrieto repasa algunas de las consultas más requeridas.

Atrás quedaron los estereotipos en los que “la masculinidad” no requería cremas ni rutinas de limpieza. Hoy es común que los hombres soliciten turnos en centros de estéticas, o busquen asesorarnos con profesionales y adquieran kits para cuidar su piel.


Por ello, buscamos la palabra de Daniel Prieto, de OM Estética, en Neuquén. Esteticista, cosmetólogo y cosmiátra de 42 años, Daniel se especializó en estética y cuidado masculino desde hace 10 años. “El único centro en la Patagonia que hace mucho énfasis en el cuidado de la salud de la piel del hombre”, asegura. Y agrega que “la idea surgió gracias al auge de las tendencias mundiales sobre el consumo y demanda de belleza y estética por parte del público masculino y que, en la zona del alto valle, años atrás no estaba desarrollado”.

Junto a su equipo de profesionales, ofrecen una amplia gama de servicios de belleza y estética. Según el profesional, gracias a la conciencia sobre el cuidado de la salud física, los hombres consideran todas las sugerencias y suelen adquirir un kit completo de productos. Las consultas diarias se basan en limpiezas faciales y tratamientos sobre líneas de expresión; y son muy disciplinados para cumplirlos. También las depilaciones, ya que hay muchos deportistas que por su actividad quieren depilarse, y también quienes se sienten más cómodos e higiénicos sin vello. El cuidado y diseño de cejas buscan una mirada prolija y algunos hasta se animan a rizarse las pestañas. “Una demanda de hoy en día es la manicuría masculina, a la que le han sumado el esmaltado con algún color o diseños exclusivos con nails art”, indica Prieto.

Como ya vimos en notas anteriores, la piel es un órgano que tiene sus necesidades y en la del hombre, según Daniel Prieto, son muy específicas. Por lo tanto, corre más riesgos de sufrir foto envejecimiento. “Poseemos mayor cantidad de folículos pilosos y glándulas sebáceas”, explica.

El protector solar debe ser usado todos los días.


En la rutina diaria, de rasurado continuo, la piel se irrita y se eliminan las células córneas quedando de esta forma mucho más expuesta al daño solar. Así mismo, las glándulas sebáceas provocan una piel más grasa y una mayor predisposición a problemas de acné, foliculitis, poros dilatados, pústulas y comedones. A causa de esto, la superficie cutánea puede manifestar irregularidades antiestéticas y el sol puede agravar, dejando secuelas pigmentarias. “Para evitar el daño solar hay que usar protector solar los 365 días del año. No importa si es invierno o está nublado, si trabajan en espacios cerrados o al aire libre, ya que se ha demostrado que, inclusive, las luces de iluminación, monitores y pantallas de celulares son perjudiciales”, indicó.

Según Prieto, los hombres deben cuidar su piel desde la adolescencia, ya que es la edad donde los factores hormonales provocan desequilibrios. Los cuidados a tener en cuenta son, en principio, higienizar la piel con un jabón facial: no se debe lavar la cara con jabón para el cuerpo. Tampoco hay que reventar o pellizcar los granitos, porque nuestros dedos y uñas contienen gérmenes que pueden agravar la situación, provocando una contaminación del resto de la piel y cicatrices permanentes.

No hay que usar las cremas corporales para el rostro, y es necesario exfoliar la piel con una crema granulada una vez por semana. Esto ayuda a eliminar las células muertas y a evitar el engrosamiento de la piel. Además, es fundamental el uso de protector solar diario, y visitar a un profesional cosmetológico para una limpieza profunda y para el asesoramiento correcto del kit básico de cuidado facial.


Algunos consejos fundamentales



1 - Higienizar la piel, mínimo 2 veces al día. La primera higiene por la mañana y la última por la noche, antes de ir a dormir.

2 - Exfoliar la piel con suaves masajes circulares 1 vez por semana.

3 - Hidratar con emulsiones livianas siempre después de la higiene (por la mañana y repetir por la noche)

4 - Finalizar siempre con la aplicación del protector solar (no colocar si me voy a dormir).
Tomar mucha agua, realizar actividad física. Evitar el consumo de cigarrillos y alcohol.


Comentarios


El cuidado de la piel, una cuestión para todo público