El derrotero de la obra de Cristóbal López que nunca arrancó

CPC una de las compañías del empresario detenido por evasión firmó su contrato por el colector costanero en julio.





El derrotero de la obra de Cristóbal López que nunca arrancó

La obra del colector costanero cayó en manos de la empresa CPC, propiedad de Cristóbal López (ahora detenido por evasión) en julio cuando el gobierno nacional a través del Ente Nacional de Obras Hídricas y Saneamiento (Enhosa) adjudicó las tareas de una obra crucial para Bariloche que demora su inicio por los problemas financieros y operativos de la compañía.

CPC obtuvo la obra de 6,2 kilómetros de colector desde el Monolito hasta la planta depuradora, complemento del segundo módulo de la planta, por ofertar el presupuesto más bajo entre sus competidoras e incluso 35 millones de pesos por debajo del presupuesto oficial. Haría la obra por 189 millones de pesos.

La firma del contrato se realizó cuando la empresa ya contaba con la inhibición de bienes y con problemas financieros que generaban conflictos en el avance de otras obras que ya había iniciado en Santa Cruz y Chubut, también adjudicadas por el gobierno actual de Mauricio Macri.

Te puede interesar: La detención de Cristóbal López complica a Bariloche

Ante esta situación el gobernador Alberto Weretilneck pidió “no estigmatizar” a la empresa y defendió el mecanismo de adjudicación de Nación.

En Bariloche se encendieron las alarmas de que podría ser una “nueva calle Mitre”, la obra emblemática de la ciudad que en mayo quedó paralizada con una empresa (Planobra) que de un día para otro se retiró.

Más adelante cuando la empresa no aparecía en la ciudad, el intendente Gustavo Gennuso expresó la “preocupación” del municipio por la situación financiera de la empresa que debía realizar el colector.

El municipio no recibió el proyecto ejecutivo definitivo y pidió a la empresa definiciones respecto de la sociedad y de los responsables de la obra en Bariloche. Tampoco hubo respuesta.

Además la empresa debe pagar al municipio unos 1,8 millones de pesos por autorización del inicio de obra.

A diferencia de esta realidad, inició las tareas otra empresa que obtuvo la licitación de la segunda planta depuradora al mismo tiempo que CPC firmó el contrato por el colector.

A fines de noviembre funcionarios nacionales aseguraron que CPC había comenzado el movimiento de suelo y algunas tareas pero de inmediato el municipio lo desmintió.

Más información: Cómo quedan los negocios de Cristóbal López en la región


Comentarios

Para comentar esta nota debes tener tu acceso digital.
¡Suscribite para sumar tu opinión!

Suscribite

Logo Rio Negro
El derrotero de la obra de Cristóbal López que nunca arrancó