El instituto de Lapeña amplió su propuesta de reforma para el sector energético

El Instituto Mosconi, que lidera el exministro de Energía Jorge Lapeña, publicó otro documento sobre sus ideas de política energética. Reformas para todos los sectores y una transición energética más allá de las tecnologías son los ejes presentados.




El documento fue elaborado por 35 especialistas del sector con vasta experiencia.

El documento fue elaborado por 35 especialistas del sector con vasta experiencia.

Luego del informe publicado en mayo, el Instituto Argentino de la Energía General Mosconi (IAE), que preside el exsecretario de Energía de la Nación, Jorge Lapeña, amplió su propuesta de reforma integral para el sector energético.

Se trata de un documento de 13 páginas que enumera un conjunto de unas 60 medidas políticas que, en opinión de los autores, “son necesarias implementar para realizar la reforma integral que permita superar la crisis estructural de larga data”.

Principalmente, el documento plantea una transición energética, nuevos programas para el sector hidrocarburífero y el sector eléctrico, y también para precios, tarifas y competencia en mercados energéticos.

La propuesta, que elaboraron 35 especialistas del sector, sugiere una transición energética con cinco componentes como eje:

1 Transición energética: proponen pasar de una matriz de consumo energética “primordialmente carbonosa fuerte productora de gases de efecto invernadero” a una matriz neutra en emisiones en 2050.

2 Transición en la productividad: parte de la necesidad de dar un salto en la productividad de todas las fuentes de energía a menores costos para poder competir internacionalmente.

3 Transición de los precios y tarifas: precios bajos de la energía para ser más competitivos y mejorar sus economías familiares de la industria, el transporte, el agro, los exportadores, los transportistas y todos los consumidores.

4 Transición de las decisiones irracionales hacia la racionalidad: argumentan que el Estado deben abordar los temas vinculados al sector con mayor conocimiento sobre los temas y con mayores estudios previos para la toma de decisiones claves. “Argentina decide generalmente rápido y mal en Energía. Los resultados son muy perjudiciales siempre para el fisco y por ende para el consumidor”, dice el documento.

5 Transición moral: remarcan que para lograr los cambios básicos Argentina debe convertirse en un país “serio y creíble”. Sugieren que se debe alcanzar un Estado eficiente con alta moral pública. “Quizás este sea el objetivo más importante y a la vez más difícil de alcanzar en los próximos 30 años”.

Hidrocarburos

Para el sector de los hidrocarburos el Instituto Mosconi asegura que se debe alcanzar el autoabastecimiento energético, precios competitivos para la demanda interna, y cumplimentar el proceso de descarbonización de la matriz de consumo impuesto por los compromisos asumidos por el país para mitigar el cambio climático.

Proponen 12 puntos entre los que se destacan: un programa integral que incentive el incremento de la productividad y reducción de costos de producción; un Plan Nacional de Exploración de Hidrocarburos (PNEH) para todo el país; continuar con las licitaciones de exploración petrolera en el mar, eliminar a partir de 2021 todo tipo de Subsidios a la Oferta para la producción de gas natural e hidrocarburos líquidos y que las empresas productoras de crudo comercialicen su producción con las refinadoras al precio de paridad de exportación.

Como se había propuesto inicialmente en mayo, el equipo volvió a señalar que se necesita una Reforma integral de la ley de hidrocarburos vigente, una reevaluación del proyecto de Vaca Muerta incluyendo su sustentabilidad integral y una modificación de la relación de YPF con el estado nacional.

Sector eléctrico

Los planteos del instituto para este sector parte de la base de que consideran que atraviesa un momento de transformación de la mano de las nuevas tecnologías para la generación eléctrica. Los profesionales señalan que, como primera medida, se debe formular una nueva Ley de Marco Regulatorio Eléctrico que tenga en cuenta las actuales y futuras características.

Además, indican que se debe promover e implementar la reorganización del mercado mayorista eléctrico y del organismo encargado del despacho; separar a CAMMESA en dos compañías: Compañía Administradora del Mercado Eléctrico Mayorista y Operador Independiente del Sistema; incorporar nuevas centrales con energías renovables, nuevas centrales hidroeléctricas y nucleares.


Comentarios


El instituto de Lapeña amplió su propuesta de reforma para el sector energético