Logo Rio Negro

El paso de Neuquén donde encontraron a los chilenos, un lugar difícil de controlar

En el cerro Batea Mahuida se combinan las atracciones turísticas, pueblos cercanos y un terreno que no presenta mayores resistencias.





Este sábado fueron detenidos tres chilenos por ingresar de forma ilegal a Argentina, a través de Neuquén. Llevaban municiones de distintos calibres y ropas camufladas, lo que terminó en una causa para uno de ellos, que tiene radicación permanente en nuestro país. El hecho escaló a los medios nacionales porque el ministro de Seguridad, Aníbal Fernández, afirmó que uno era «un activista mapuche» y, así, rompió con lo que sería una nueva detención dentro de las habituales que se realizan en los alrededores del volcán Batea Mahuida.

Este cerro o volcán, quedó justo entre Argentina y Chile. Una de sus atracciones es, justamente, subir hasta la «boca», donde está la laguna, para ver los picos de ambos países. Tanto de un lado como del otro, hay pueblos cercanos, como Villa Pehuenia, que está a unos 15 minutos en auto. Incluso dentro del mismo cerro viven las familias de la comunidad Puel, encargada del parque de nieve que se puede disfrutar en invierno.

De esta forma, se combinan en el volcán las visitas familiares y turísticas desde ambos países. No fue raro para la fuerzas de seguridad del lugar encontrar a turistas chilenos en Villa Pehuenia durante la pandemia, como pasó a mediados de enero, a pesar del cierre de fronteras. También este fin de semana, un día después de encontrar a los tres hombres, se hallaron a una persona chilena y a otra peruana ingresando de forma ilegal.

Quienes deben custodiar la zona explican que muchas veces realmente no hay mala intención, sino simplemente la facilidad para acceder a un lugar cercano al que ir a descansar o visitar a alguien querido, lo que explicaría que no se opte por usar el único legal en ese sector, que es el Icalma, también a 15 minutos del volcán o de Pehuenia.

Sin embargo, también están quienes tienen muy clara su decisión de pasar por el cerro para incumplir la normativa vigente por la pandemia del cierre de fronteras, lo que es más bien una novedad de estos tiempos recientes.

Lo que sí siempre ocurrió, afirman uniformados de la zona, es el paso por el Batea Mahuida para cometer delitos, como ingreso de drogas. Por ejemplo, a finales de julio se dio con una camioneta que llevaba 22 de bolsas de arpillera con 29 kilos de cocaína y casi 500 de marihuana, una cantidad poco habitual en los operativos, que suma un monto millonario en su mercado de venta.

La facilidad para quienes van a visitar a un familiar, de paseo, no quieren respetar el cierre de fronteras o van a comer un delito grave es la misma: el terreno. Si bien para llegar a la cima del volcán es preciso contar con un vehículo 4X4, para circular por los alrededores, no.

«Nosotros, con un auto nomás nos fuimos abriendo camino una vez», contaron desde Pehuenia. Es que el terreno es bajo, no tiene árboles que impidan la visión ni arbustos que opongan al paso, por lo que se suma una «comodidad» a la hora de pasar por este sector.

Son todas estas circunstancias las que obligan a Gendarmería a realizar controles periódicos y, casi siempre, tener algún encuentro con alguien que está ingresando de manera ilegal.


Comentarios


Seguí Leyendo

Logo Rio Negro
El paso de Neuquén donde encontraron a los chilenos, un lugar difícil de controlar