El viaje inolvidable: costó, pero valió la pena

Lilen Ortiz y sus amigos recuerdan las peripecias que atravesaron para llegar a Brasil en 2018 y hacer la travesía de sus vidas.




Noticias Diarias
>
Recibí las noticias
que te interesan
NEWSLETTER

Lilen Ortiz con su novio Braian Rivas en Florianópolis, disfrutando de la playa.

Lilen Ortiz con su novio Braian Rivas en Florianópolis, disfrutando de la playa.

“El viaje que voy a recordar toda mi vida lo hice hace ya 3 años, con apenas 19. Mi novio, dos amigos y yo decidimos ahorrar por más de un año para irnos un mes a Brasil”, así comienza el recuerdo del mejor viaje de Lilen Ortiz y sigue con un relato de cien peripecias y una convicción: “volveríamos a hacerlo”.

Braian Rivas, Camila Leiz y Nacho Perez y Lilen son de Cinco Saltos. Cuando organizaron el viaje tenían entre 19 y 20 años y ese 2017 previo fue un año de sacrificios. Realizaron todo tipo de trabajos, changas, hacían cien cosas diferentes para vender. A su vez, había que equilibrar trabajo y estudio sin gastar plata de más. Pero tenían una meta clara: llegar a Brasil.

El 5 de enero de 2018, todo estaba listo y llegaba por fin, el gran día. Era una tarde calurosa de verano en la que cargaron el Volkswagen Gol con sus cosas, se despidieron de la familia y arrancaron. Pero cerca de casa, pasó lo que más temían.

“En la YPF de nuestra ciudad, Cinco Saltos, apenas cargamos nafta se rompió el auto. Se clavó por completo el embriague. Volvimos todos con mucha bronca, recibidos por nuestros familiares que lo lamentaban, luego de haber visto el esfuerzo que habíamos hecho”, recuerda Lilen.

Eso no los detuvo. Lo llevaron al mecánico y volvieron a arrancar al otro día. Esta vez sí, nada podía fallar. Pero al hacer 50 km, el auto los dejó tirados de nuevo y volvieron otra vez, con la tristeza duplicada.

Esta vez, se quedaron en medio del monte. No tenían conexión. Un hombre en un camión los llevó hasta un lugar que encontraron algo de señal para llamar y que los vayan a buscar.

En el auto: Braian Rivas, Camila Leiz y Nacho Perez y Lilen.

Lilen en ese punto se había dado por vencida y ya no quería ir, pero“por suerte”, los otros tres la convencieron.

A los pocos días consiguieron un auto prestado y arrancaron con el miedo de que una vez más se rompa, pero no fue así. En tres días de viaje, sin parar, llegaron a Brasil.

Pasaron unas semanas increíbles en Florianópolis y cuando llegó el día de volver, se enteraron que empezaba el carnaval. “¿Cómo nos lo íbamos a perder? Hicimos un par de cuentas y si nos quedábamos en camping podíamos. Nos cambiamos de ciudad para conocer un poco más y nos quedamos acampando, una experiencia inolvidable”, cuenta Lilen con entusiasmo.

Mucho no dormían, las condiciones no eran las mejores.
Les pasaron algunas cosas malas, como descomposturas. Incluso sus amigos terminaron en el hospital. Pero a la distancia dicen que “la verdad poco nos acordamos de eso”.

Siempre que recuerdan este viaje, lo hacen con una sonrisa y parece que volvieran a estar en el carnaval.

“¡Quién nos saca lo bailado! Ansío el día que podamos volver a tener tiempo para estas aventuras. Queremos llegar hasta Colombia en auto. Ojalá después que todo esto pase podamos volver a nuestros viajes y seguir conociendo el mundo”, concluye Lilen.

Vos también podés compartir tu viaje


Cuando Mónica Gutiérrez ve la convocatoria del Voy, busca la foto con sus hijos en Riviera Maya, México y la comparte. Dice que es su mejor viaje y su regalo de cumpleaños. “Lo mejor e increíble del viaje fue que ellos fueron conmigo”, escribe sin dudar.

Vos podés hacer como ella y como Lilen. Buscá la foto viajera que tanto te gusta, o el video de ese lugar que te enamoró y contanos por qué ese viaje fue especial. Mandalo por mail a voy@rionegro.com.ar o al Facebook del Voy.


Comentarios


El viaje inolvidable: costó, pero valió la pena