En lo que va del año murieron 32 personas en la Ruta 22

Además, 70 choques en el año. La mayoría ocurrió entre Allen y Cervantes.





El 2017 ya suma 32 víctimas fatales en la Ruta 22: cuáles son los puntos más conflictivos

Treinta minutos antes del trágico accidente, la conductora que iba a bordo de uno de los autos había sido advertida por exceso de velocidad. Era una calurosa jornada de enero en la Ruta Nacional 22. A la altura del barrio Colonia Fátima, Sandra Marina Klein (51) inició una riesgosa maniobra de sobrepaso a dos camiones y se encontró con un auto de frente.
Tras un volantazo hacia la banquina, al intentar volver al asfalto perdió el control e impactó contra el Chevrolet Corsa. A bordo viajaba un matrimonio de Huergo, Marcela Villanueva (47) venía en el lado del acompañante y murió en la ambulancia, camino al hospital. Su marido sufrió una contusión pulmonar y la acompañante de Klein terminó en terapia intensiva.
EEste fue uno de los 66 accidentes que ocurrió en lo que va del año en la vía nacional, en el tramo de 477 kilómetros comprendido por las localidades de Cutral Co y Río Colorado. Como consecuencia, se lamentaron:
Los números surgen de un relevamiento de los incidentes viales más graves que “Río Negro” ubicó en un mapa digital. Del mismo también se desprende que la mayoría de los fallecidos viajaba en auto, en segundo lugar se ubican quienes lo hacían en moto y en tercero los tres peatones que encontraron la muerte al intentar cruzar a pie la vía nacional.



El último siniestro ocurrió el sábado anterior a la altura del barrio Colonia Fátima. Una joven de 20 años iba por la banquina sur con su hija de 4 años y, según informó la Policía, intempestivamente subió a la calzada para ingresar al barrio por el puente de ingreso. Un camión venía cerca y si bien intentó esquivar el impacto, rozó la moto con el acoplado. Las dos sufrieron fracturas pero la menor tendría también graves lesiones internas, indicó el jefe de Tránsito de la Policía en Roca, Gerardo Enríquez.

Incidentes en números

Factor común

Si bien las dinámicas de los accidentes en cada caso fueron particulares, se cuentan casi una decena de vuelcos y otra cantidad de choques de frente y semifrontales. Matías Milano es el jefe de zona Tránsito Alto Valle Este -cuya jurisdicción abarca desde Chichinales a Allen- y tiene una explicación.

“Los accidentes son de frente y semifrontales en su mayoría, porque en el momento del impacto uno de los vehículos se encuentra invadiendo el carril contrario”, enfatizó.


Milano señala con seguridad que los adelantamientos indebidos son la principal causa de choques en la Ruta 22. “Y los vuelcos también son producto de los adelantamientos, porque la persona que conduce al ver que está haciendo un sobrepaso y que la distancia con el que viene de frente no le alcanza, muerde la banquina, termina despistando porque no puede dominar al vehículo”, amplió el jefe.

Al preguntar sobre el tramo más peligroso de la vía nacional, indica que:

“El tramo más peligroso de la ruta 22 es de Cipolletti a Cervantes. Está tan congestionada que en meses de invierno tuvimos varios accidentes fatales”

Matías Milano, jefe de Tránsito
Justamente en el sector conviven proyectos y obras de ampliación con un flujo incesante de vehículos y los siniestros viales son recurrentes.

El informe de “Río Negro” coincide, e incluso se observa un nudo de puntos en dicho tramo.


La mayor cantidad de choques relevados se ubican entre el acceso por calle Martín Fierro a la ciudad de Allen y el ingreso a Roca por la calle Vintter, en Stefenelli. En ese sector se cuentan en el año nueve muertos en hechos de tránsito, de los cuales cuatro fallecieron en siniestros ocurridos durante el mes de agosto.

(En la línea amarilla y a metros del acceso de Roca por Stefenelli, postal de un sobrepaso indebido.)

Entre los hechos trágicos se encuentra el choque semifrontal entre un auto y un camión de transporte ocurrido en junio, en el cual falleció un hombre que iba en el auto. Otros casos fueron el violento vuelco en el cual perdió la vida una mujer marplatense -a pocos metros del ingreso a Guerrico- y el fatal desenlace del choque entre el Chevrolet Vectra que conducía el presidente de la Cámara de Agricultura Industria y Comercio roquense, Daniel Becerra, y un viejo camión Dodge amarillo cargado con cajones para fruta vacíos que estaba estacionado sobre la banquina de la cinta asfáltica.

Además figuran giros en “U” en plena ruta, conductores alcoholizados y otros que provocaron un choque por huir del test. En ese sentido, Milano atribuye los hechos al llamado “factor humano”.

“No se puede estar cada un kilómetro con un puesto policial. Tienen que respetar las normas”, apuntó Milano.


“Hay ocasiones en las que no se puede circular a más de 60 kilómetros por hora, es como andar por la ciudad y eso excede a la temporada de fruta cuando se observa más camiones en la calzada”, enfatizó el jefe.

No encender las luces también deriva en hechos viales

Llevar encendidas las luces del vehículo es otro factor crucial para evitar una tragedia. Incluso la ley de tránsito fija la medida como obligatoria. “Si no se llevan encendidas, el vehículo se mimetiza con el ambiente, normalmente cuando son grises cuesta su visibilidad”, apuntó el titular de tránsito.

Además insistió en la importancia de cumplir con otras medidas de seguridad, como usar el cinturón, sistemas de retención infantil y casco y chalecos reflectivos en motos y bicis.
(Casco, luces y chalecos claves para rodados menores)

arrojó el test de alcoholemia a un conductor neuquino de 24 años dos horas después del siniestro en que arroyó a un joven de 17 años, que murió horas después en el hospital Castro Rendón. Fue el 20 de mayo pasado. La víctima se encontraba sobre la senda peatonal que cruza la vía la nacional a la altura del cruce de la calle La Pampa. - » VER.
una enfermera y chofer de ambulancia, murieron en la zona de Tres Puentes. Testigos apuntaron a un sobrepaso en una zona prohibida. - » VER.
en Cutral Co el 24 de julio. Lo provocó una conductora al escapar de un test de alcoholemia. - » VER.
en Río Colorado el pasado 13 de febrero. Al parecer, uno de los rodados habría hecho una mala maniobra al intentar pasar a un camión en doble línea amarilla. Los vehículos chocaron de manera casi frontal - » VER.

Paso a paso según la gravedad

• Un hecho se considera grave cuando el tiempo de recuperación de la lesión excede los 30 días

• Planimetría: es la medición en línea recta que realizan efectivos policiales para fijar los cuerpos en un plano. Sirve a futuro en cado de ser necesaria la intervención del perito.

• El registro policial incluye datos sobre el estado del tiempo el día del hecho (si llovía, encandilaba el sol, habí aviento, niebla o cualquier otro factor que pueda alterar la circulación normal).
No se realiza pericias mecánicas pero sí se toma nora del estado de los espejos retrovisores, funcionamiento de luces, entre otros.

• Cuando son lesiones graves se consideran delitos de acción pública y desde la Policía se da intervención a la justicia.
( Texto y producción periodística: Marianela Vergara. - Fotografía: César Izza. - Video: Andrés Stefani y Sebastián Curinao )


Comentarios


En lo que va del año murieron 32 personas en la Ruta 22