100 años de YPF: el desafío de las renovables en una empresa que nació petrolera

En 2013 nació YPF LUZ, una compañía destinada a proyectos de energía renovable y térmica. Con ella, buscan desarrollar "todo el potencial de nuestros recursos para el bienestar de los argentinos".




Con 100 años de historia, YPF se posiciona como uno de los principales actores en la transición energética del país. Además de la producción de petróleo, el 1977 descubrió el yacimiento de Loma La Lata, hito que cambió la matriz energética del país a gasifera. Hoy con la mirada puesta en las renovables, la compañía creó en 2013 YPF LUZ y apuesta también a ser la protagonista.

YPF LUZ se creó en una búsqueda de la compañía por avanzar hacia una nueva transición energética del gas a energía renovable. Para ese año en distintas partes del mundo ya se presentaban avances en la materia, por ejemplo, España logró producir 6 TWh a través de energía eólica. Estimaban que con esa cantidad se podría cubrir el consumo anual de electricidad de países como Cuba.

La compañía se originó a partir del acuerdo de Pluspetrol y la contribución de activos del complejo de generación térmica de Tucumán, que en ese entonces tenía 830 MW de potencia instalada. De esta forma, asumió la propiedad y operación. Una vez terminado en 2020, alcanzó los 1103 MW, lo que equivale a tres veces la demanda de energía de la provincia de Tucumán.

Siguiendo su historia, en julio de 2017 comienza a operar la planta de energía Loma Campana Este, para noviembre sucede lo propio con las plantas de energía Loma Campana I y Loma Campana II. Estas son tres centrales térmicas con turbinas de gas aeroderivadas que en total tienen una potencia instalada de 228 MW. La primera abastece al yacimiento y las segundas inyectan energía a la red Nacional.

Llegado 2018, la planta de energía El Bracho GT inicia operaciones en Tucumán. La misma está en operación y en 2020 convirtieron la usina en un ciclo combinado que permitió aumentar la generación de energía eléctrica y maximizar su eficiencia. En la actualidad, llega a una capacidad instalada de 473 MW.

Los primeros meses de 2018 tuvieron varios hitos en la empresa. Entre ellos, se encuentra la adquisición del interés remanente de las sociedades Y-GEN y Y-GEN II, firmas destinadas a generar, transportar, distribuir, y comercializar la energía eléctrica térmica convencional que se producía.

Ya para diciembre del mismo año, el parque eólico Manantiales Behr ubicado en Chubut comienza a operar por completo. El proyecto se puso en marcha en 2013 y en la actualidad produce 99 MW. Con este parque, la firma señaló que se ahorran «anualmente 47.500 metros cúbicos de gasoil o 80 millones de gas natural que se requieren para generar la misma energía con una planta termoeléctrica«.

En 2019, este parque tuvo el mayor factor de capacidad de la Argentina: produjo 526 GWh de energía eléctrica, que equivalía en ese momento al 7% del total de energía renovable generada en el país, y al 11% de la energía eólica. En 2020, iniciaron las operaciones de la central La Plata Cogeneración II y parque eólico Los Teros I.

En la actualidad YPF LUZ mantiene en operación todos estos activos, a los que fue modificando y ampliando con el tiempo. Por el momento, la firma avanza en la ampliación de su primer parque solar: El Zonda, en San Juan, que tendrá una capacidad instalada de 100 MW. En total tiene nueva plantas térmicas, cinco parques eólicos y un parque solar.

Hoy un problema que se presenta para continuar desarrollando proyectos es la falta de transporte. El CEO de YPF LUZ, Martín Mandarano señaló en diálogos anteriores con Energía On que «hoy tenemos una limitante para el desarrollo de energías renovables que es la capacidad de transporte tanto del sur, norte y provincia de Buenos Aires».

Por esto adelantó que una estrategia sería avanzar entre los privados en la construcción de las líneas de transporte eléctrico: «Hay financiamiento externo para sistemas de transporte que viabilicen energías renovables y eso es otro factor super importante». Por ello, destacó la necesidad de resolver esta situación para abrir la ventana a más iniciativas renovables.

Con los proyectos actuales la compañía utiliza el gas para la producción de energía, combustible considerado como el vector hacia la transición energética. A su vez, produce electricidad a partir de parques eólicos y solares, que no requieren de hidrocarburos para su funcionamiento. Por ello, YPF se está posicionando como un actor clave en esta etapa.


Comentarios


Logo Rio Negro
100 años de YPF: el desafío de las renovables en una empresa que nació petrolera