La balanza comercial energética cerró con un rojo de casi US$ 1.500 millones

El dato se desprende de la diferencia entre las importaciones y exportaciones de los primeros 5 meses del año. En el mismo período de 2020 y 2021 se había registrado un superávit.




El acelerado incremento en el precio y cantidad de las importaciones energéticas que se registró en los primeros 5 meses del año opacaron el buen nivel exportaciones que se duplicaron en monto respecto al 2021. Así es que entre enero y mayo de 2022 la balanza comercial del sector alcanzó un déficit de casi 1.500 millones de dólares.

Durante el primer trimestre del año se proyectó que el 2022 iba a cerrar con rojo de casi 5.000 millones de dólares en la balanza comercial energética, y si bien es una cifra elevada, los datos de los primeros 5 meses del año son preocupantes para las ajustadas cuentas del Estado.

Según publicó la consultora especializada del sector Economía y Energía (E&E) que lidera Nicolás Arceo en uno de sus últimos informes, entre enero y mayo el saldo de la balanza comercial energética registró un déficit de 1.481 millones de dólares. Este rojo cobra relevancia si se tiene en cuenta que en igual período de 2020 y 2021 había mostrado un superávit de 362 y 33 millones de dólares, respectivamente.

De esto se pueden hacer 2 análisis rápido: por un lado, que en 2020 el consumo energético local fue bajo por la pandemia y las medidas de restricción. Por otro que la recuperación de la demanda, sumado al shock de precios que causó la reconfiguración del mercado energético, fogoneado por la invasión de Rusia a Ucrania, tuvo su impacto este año.

En números

291%
es el aumento en las importaciones que se registró entre enero y mayo de este año, respecto al mismo período 2020.

Si se tienen en cuenta las exportaciones energéticas, durante los primeros 5 meses del año, el monto de los envíos al exterior se incrementó un fuerte 104% con relación al mismo período de 2021 y 2020. Sin embargo, las importaciones crecieron un 291% con relación al mismo período de 2020 y otro 206% en comparación a 2019.

En otros números, el valor total de las exportaciones de abril de 2022 aumentó un 193% con relación al mismo período de 2021.

Ello se explica tanto por el aumento de los precios, que crecieron un 64%, pero fundamentalmente por las cantidades exportadas que se incrementaron otro 79%”, explican desde la consultora.

En paralelo, en el cuarto mes de 2022 las importaciones registraron un aumento en el valor del 203% respecto al mismo período de 2021. Esto se explica en ambos casos por el aumento de los precios un 74%, como de las cantidades otro 73%.

Esta es una buena manera de graficar el efecto de la reconfiguración del mercado internacional, sumado a la mayor demanda local.

En números

US$ 362
millones fue el superávit que se registró en el mismo período de 2020 y en 2021 fue de US$ 33 millones.

A principio de año, las proyecciones de las consultoras exportas para todo el daño pronosticaron un déficit de unos 4.900 millones de dólares.

Un número que se desprendió de la estimación de importaciones y exportaciones para todo el año, que fue de 12.500 millones de dólares para las compras y de unos 7.590 millones para las ventas. Sin embargo, desde aquel momento los precios de algunos productos que se importan registraron una disminución.

Esto no garantiza ni por cerca que se revertirá del todo el escenario y el año cerraría con un superávit, aunque la pérdida podría ser un tanto menor.


Comentarios


Logo Rio Negro
La balanza comercial energética cerró con un rojo de casi US$ 1.500 millones