Escuelita VII: Traerán a Neuquén el avión militar usado para los vuelos de 1976

El próximo lunes, en el aeropuerto Neuquén, se hará la inspección ocular de la nave utilizada durante la dictadura. El tribunal avaló que vaya el exmilitar citado por la defensa como experto. La acusación lo cuestionó y dijo que el piloto “fue parte de los vuelos en Campo de Mayo”.





La defensora oficial federal, Celia Delgado, solicitó que la inspección ocular que se hará el lunes a la aeronave que usaba el comandante del V Cuerpo en 1976, se realice al atardecer, para contrastar los dichos de las víctimas que fueron llevadas de noche, encapuchadas al centro clandestino de Bahía Blanca.

Antes del transporte, varios ya iban torturados o violadas, en el caso de algunas cautivas.

La polémica se instaló en la audiencia por delitos de lesa humanidad desde el inicio. El Tribunal Oral Federal de Neuquén informó que el lunes en el aeropuerto Juan Domingo Perón, estará a disposición el Twin Otter AE106 que en 1976 conducía Juan José Capella, procesado por llevar a las y los secuestrados al centro clandestino “La Escuelita” de Bahía.

Capella está acusado como partícipe de las violaciones, desapariciones, torturas y muertes al igual que los jefes de inteligencia militar de Neuquén y Bahía, que están sometidos en este juicio.

Antes que Capella, ese avión lo pilotó Carlos Martínez Junor, cuando el avión estaba en Campo de Mayo. “Este testigo presentado como experto enseñaba a volar y fue parte de los vuelos en Campo de Mayo en 1976, se va a cruzar con las víctimas y les va a explicar cómo se tiraba gente al mar, me opongo que se lo convoque como perito”, cuestionó el fiscal José Nebbia.

Delgado lo acusó obstaculizar a la defensa y de inoportuno. Recordó que Martínez no está imputado en la causa de los vuelos (sí su superior, Delsis Malacalza) y recordó que el ex militar dijo desconocer la existencia de los vuelos de la muerte, cuando atestiguó hace 15 días.

“Con ese criterio, las defensas no podrían hacer nada porque agraviarían a las víctimas, no puede descalificar al testigo experto por su subjetividad”, le replicó Delgado a la fiscalía.

Los jueces deliberaron y dieron el sí a la exposición de Martínez Junor durante la inspección ocular, establecieron que se hará a las 14.30 sin prensa (por exigencia de la policía aeronáutica) y que las sobrevivientes participarán a partir de las 16, también con el avión y en el aeropuerto neuquino.

Delgado buscará establecer si el avión que piloteó Capella pudo llevar gente en el pasillo, si el espacio se condice con los dichos de las víctimas, ahondará en el tiempo del vuelo y la modalidad de acceso a la aeronave los días 11, 15 y 16 de junio de 1976 que describieron las y los secuestrados.

Pidió que sea al caer el sol, para probar las luces que algunos de los testigos aseguraron que les encandilaba y que Martínez, el piloto experto, dijo que no se podían encender porque eran para el vuelo y se quemaban si eran prendidas en la pista.

La fiscalía confirmó que cuatro sobrevivientes mujeres y cuatro hombres irán el lunes a la inspección ocular. Siguen desaparecidas tras el traslado clandestino Cecilia Vecchi, Mirta Tronelli, Susana Mujica, Alicia Pifarré, Arlene Seguel, Carlos Schedan, Carlos Chávez y Jorge Asenjo.


La objeción de las querellas


La querella del Ceprodh y de la APDH irán en queja a ámbitos superiores porque se les rechazó argumentar en contra de la presencia del testigo experto de la defensa en la inspección ocular.

El Tribunal permitió la presencia del ex piloto militar y dio por cerrada la discusión tras los planteos de la fiscalía y defensas. “Cuestionamos la modalidad de algo que se inició como inspección ocular, luego fue disfrazado de pericia, con un perito que fue testigo, y que además fue objetado porque podría haber sido imputado: vamos a tener como perito en una medida judicial a un testigo sospechado de estar en los vuelos de la dictadura”, criticó Marcelo Medrano.

Agregó que “desconocer que por su testimonio en el juicio fue parte de los vuelos en los que se sospecha que se trasladaban desaparecidos es una realidad incontrastable”.

Bruno Vadalá agregó que la defensora Delgado “le quita el carácter de lesa humanidad a este juicio, como si fuera común. Circunscribir el testigo a los hechos de este juicio en Neuquén sin ver lo que pasaba en Buenos Aires, donde podría haber tenido parte en los vuelos de la muerte es desconocer el plan criminal; el juicio de lesa humanidad tiene como base un plan sistemático de aniquilamiento, en Neuquén o en Buenos Aires, parte de un mismo plan criminal, es una maniobra de la defensa”.


Comentarios


Seguí Leyendo

Escuelita VII: Traerán a Neuquén el avión militar usado para los vuelos de 1976