Mirá todo lo que podés hacer este finde largo en la cordillera neuquina

Windsurf, exigentes cabalgatas, rafting en los mejores ríos, largas bicicleteadas; en la cordillera neuquina, este fin de semana largo, las posibilidades de vivir una aventura inolvidable son incontables.



El fin de semana que viene es largo y la propuesta es que elijas la ciudad o la villa de la cordillera neuquina y te animes a ir. En ellas hay volcanes, ríos, lagos, cañadones y bosques milenarios, con una infinidad de alternativas orientadas a vivir la emoción a pleno, despertando la adrenalina y desafiando al miedo.

Villa Pehuenia, sol y kayak

Los lagos de aguas verdes y azules se vuelven amigables para estas fechas de primavera y verano. Por tratarse de lagos de origen glaciario, todavía el agua está fría para un chapuzón pero salir a remar los lagos Aluminé y Moquehue es una buena idea. También se pueden recorrer los lagos Pulmarí, Nompehuen y Ñorquinco, como parte del llamado Circuito Pehuenia que conecta los cinco lagos en un paseo de 130 kilómetros de recorrido.

Remar en Villa Pehuenia: aguas cristalinas te invitan a hacerlo tranqui… o rápido.

Las travesías en kayak tienen tres variantes para principiantes y para avanzados: todas parten del Golfo Azul de Villa Pehuenia, así que la recomendación es que vaya a ese punto de encuentro y elija su aventura.

Rafting

Si estás en la villa y la idea es meterse al agua debés saber que es el mejor momento para hacer rafting y que tenés a mano el mejor río. La actividad se realiza en las cristalinas aguas del río Aluminé, reconocido internacionalmente.

El mismo ofrece tramos para visitantes experimentados que buscan elevar la adrenalina al máximo, cabalgando olas y rocas; y otros tramos menos exigentes, adecuados para turistas novatos. De octubre a diciembre el río viene con su máximo caudal y es ideal.

El windsurf en San Martín

Con una tabla, una vela y un traje de neoprene y la ayuda de unas buenas ráfagas de viento, estás preparado para disfrutar de una de las experiencias más desafiantes que hayas vivido en San Martín de los Andes. Este es uno de sus lugares por excelencia para entrenar desde mediados de octubre a mediados de marzo.

Windsurf en San Martín de los Andes: las olas y el viento sucundún…

Los entendidos en la materia indican que el viento es uno de los componentes principales, pero si además lo combinás con majestuosos paisajes y extensos lagos cristalinos, realizar windsurf es un sueño hecho realidad.

La playa Quila Quina, Meliquina, Huechulafquen, Paimún y Traful son las ideales para el windsurf; y si es a partir de las 14, mucho mejor, ya que en esa franja horaria hay más viento, lo que provoca que se generen olas y se puedan realizar acrobacias.

Sendero al lago Escondido

Pero si no tenés ganas de mojarte otra propuesta puede ser una caminata al lago Escondido, recorriendo poblaciones mapuche, arroyos y cascadas, para llegar a un pequeño lago. El tiempo de caminata es de nueve horas ida y vuelta.

El lago Escondido. Un trekking forzado con gran premio.

El inicio de la senda no está señalizado. Un camino se interna en el bosque, y un cartel negro con letras blancas y la leyenda “propiedad privada. Asociación de Fomento Rural Curruhuinca”, restringe el acceso a las tierras, pero no al lago, que es público.

Empezá a caminar por tierras de la comunidad mapuche, vas a ver las precarias viviendas que utilizan de veranada, entre arroyos de deshielo, un bosque de robles, cascadas, y praderas florecidas, que bien valen el esfuerzo.

Hospedarse

$3200
por noche sale una cabaña en San Martín de los Andes, a 0.6 km del centro de la ciudad.
$3572
por noche sale una cabaña en Villa La Angostura, a 2.2 km del centro.

Tras un kilómetro de un ascenso agotador aparece la bajada al lago Escondido, un pequeño espejo de agua con una hermosa playa. Se recomienda llevar una agua, gorro, gafas, un buen calzado de trekking y vianda.

Rafting en el río Chimehuin

Como todo río virgen sin represas, su caudal depende de los deshielos. Durante octubre estos meses está más furioso (grado 3) pero hacia los meses de enero y febrero el agua comienza a copiar las irregularidades del fondo, lo cual suma escalones, toboganes y rápidos, en todas las épocas es muy divertido.

Estos meses el río Chimehuín está más furioso

Si querés pasarla bien lleva toalla, malla, remera para usar debajo del chaleco, si es térmica mejor, lentes con tira de seguridad en la nuca, protector solar y zapatillas que se puedan mojar.

Los Siete Lagos en bicicleta

La distancia entre Villa La Angostura hasta San Martín de los Andes es de 107 km. Según las ganas y el nivel de entrenamiento, se puede hacer en uno, dos o más días. El itinerario clásico en modalidad paseo en bici es de 4 días, es decir entre 25 y 30 km por jornada.

Pedalear en los caminos de la cordillera atravesando los 7 Lagos. O podés llegar a Villa Traful.

Villa La Angostura se encuentra a unos 800 msnm y San Martín a unos 600: esa diferencia de desnivel se debe hacer en algún tramo de la ruta. Por eso el recorrido es menos exigente desde VLA hacia San Martín. Saliendo de SMA hay una primera trepada de unos 17 km que suele sacar el aliento.

Es importante que sea una buena bici, también llevar una buena bolsa de dormir, de 5 grados bajo cero, como mínimo. Aunque se viaje en días cálidos, las noches pueden ser frías. Se aconseja no llevar más de 25 k de equipaje total.

Cabalgar Villa La Angostura

Las cabalgatas son una de las actividades preferidas de muchos en la cordillera. Para quienes desean pasar un día completo en la montaña, la excursión ideal es la que va al Cajón Negro.

Cabalgatas en Villa La Angostura: es ideal llegar al Cajón Negro.

El recorrido comienza por los faldeos del cerro Belvedere y continúa por sus filos. El Cajón Negro es un valle paradisíaco rodeado de un imponente paisaje de cerros. En él se acumula bastante nieve durante el invierno y casi todo el resto del año algo de ella se mantiene. La vista desde ese lugar es inolvidable, lo mismo que la excursión.

A caballo a la cascada Coa-Co

Si vas a Villa Traful, tampoco te podés perder el desafío de recorrer bosques espesos y un arroyo de montaña en el lomo de un caballo. Hay que ir por la orilla del arroyo Coa-Co, luego el camino se angosta y se marcha casi en forma paralela al curso de agua.

Ir a la cascada Coa Co a caballo: un desafío con sobresaltos en el lomo de un equino.

El terreno es pedregoso y algo resbaladizo, pero la firmeza del paso de los caballos da tranquilidad. Los caballos pasan por lugares con desnivel y senderos muy angostos y cuando llegan a la parte alta del arroyo, aparecen los balcones de madera desde donde se observa la enorme caída de agua del Coa-Co.


Comentarios


Mirá todo lo que podés hacer este finde largo en la cordillera neuquina