Europa cargó contra las calificadoras de riesgo

Los presidentes de Gran Bretaña, Alemania, Francia e Italia se reunieron y reclamaron más transparencia a los mercados internacionales. También se pidió un sistema de advertencia para evitar el contagio en futuras crisis crediticias.




LONDRES/BERLÍN.- Las potencias económicas de la Unión Europea (UE) reclamaron ayer desde Londres más transparencia en los mercados financieros internacionales y un sistema de advertencia temprana de futuras crisis crediticias.

En una declaración, los jefes de Estado y gobierno de Gran Bretaña, Alemania, Francia e Italia llamaron ayer a la implementación de reformas conjuntas.

Las calificadoras de riesgo han sido el primer blanco de las críticas de los presidentes. Sus notas de crédito sobre los productos financieros, las empresas e incluso los préstamos se han revelado desastrosas cuando presentaron, de forma aduladora, productos derivados de los créditos inmobiliarios de riesgo de EE. UU., se evaluó.

En este sentido, el primer ministro británico, Gordon Brown, sostuvo que la crisis en Estados Unidos se extendió hasta los mercados europeos. "Los mercados deben ser mejor informados", aseveró. "Hay huecos que deben ser llenados", manifestó anoche la canciller alemana, Angela Merkel, tras la cumbre de crisis celebrada en Londres. Si actores del mercado como agencias de calificación de riesgo o evaluaciones económicas no cumplen con su función, entonces serán necesarias medidas regulatorias, apuntó.

En la declaración conjunta, que será incluida en las discusiones de los ministros de Finanzas del Grupo de los Ocho (los siete países más ricos del mundo y Rusia) la semana próxima en Japón, se indica: "Las actuales turbulencias en los mercados han subrayado la necesidad de reformas para que las instituciones globales puedan asumir los desafíos del siglo XXI".

Además, el comunicado especifica que "los fundamentos económicos de Europa son fuertes". "Como líderes de las principales economías europeas mantenemos nuestro compromiso de cooperar estrechamente para mantener la estabilidad económica y para reforzar y profundizar la reforma económica", añade.

"Necesitamos un mejor sistema de advertencia temprana para la economía global y necesitamos asegurar que sus advertencias tengan la fuerza y autoridad para asegurar que se actúe al respecto", indica.

Entre otros, considera, se precisa una mejor cooperación al interior de la UE y un mejor control por parte del Fondo Monetario Internacional (FMI).

Brown invitó a Londres a Merkel, así como al presidente francés Nicolas Sarkozy, al primer ministro italiano en funciones Romano Prodi y al presidente de la Comisión Europea, José Manuel Durao Barroso.

El presidente de la Comisión Europea asistió finalmente al encuentro en Downing Street, dadas las protestas que se produjeron por parte de los países pequeños de la UE, que no querían que sólo los grandes decidieran ese tipo de medidas. "Necesitamos un capitalismo de empresarios, no de especuladores", sostuvo el jefe de Estado francés. Solamente a través de la transparencia puede evitarse un regreso al proteccionismo, consideró Sarkozy. También Merkel coincidió en que el proteccionismo es "completamente equivocado". Las amortizaciones de los bancos deben ser expuestas de inmediato y completamente, reclamó Brown. "Éstas son cosas que la gente quiere ver resueltas", agregó.

Previamente trascendió de fuentes oficiales alemanas en Berlín que los cuatro grandes países de la UE descartaban de forma categórica aplicar paquetes de incentivos económicos como el aprobado por Estados Unidos. En opinión de las cuatro naciones, no existe ninguna necesidad de aplicar ese tipo de medidas porque la economía europea sigue siendo robusta y no hay ninguna situación inquietante, agregaron las fuentes alemanas tras la reunión de los jefes de Estado y de gobierno de los cuatro países europeos en Londres.


Comentarios


Europa cargó contra las calificadoras de riesgo