Evalúan si vale la pena reparar la balsa

Cada placa que reviste la embarcación cuesta 25 mil pesos. Veremos si se justifica la inversión porque falta poco para inaugurar el puente



#

La enorme grúa retiró del agua la balsa que pesa 70 toneladas y estuvo en servicio desde hace 23 años.

Federico Floriano

CIPOLLETTI (AC) – Más de siete horas demandó sacar la histórica balsa de la Isla Jordán que quedó sobre la orilla del río Negro. Con un importante operativo y gigantes máquinas, la empresa Crexell SA se encargó de sacar la embarcación del agua que pesa alrededor de 70 toneladas, que hacía 23 años se había puesto en funcionamiento. La balsa dejó de funcionar el 4 de enero a pedido del intendente Aníbal Tortoriello. Hacía tiempo Prefectura Naval había pedido que la reparen. Esta semana harán un diagnóstico y de acuerdo al costo el Ejecutivo resolverá si vuelve al río o no. Si bien no hay confirmación oficial, todo indica que será el fin de la balsa. En algunos meses se inaugurará el nuevo puente que ya está en construcción y el municipio no quiere hacer una gran inversión por el tiempo que funcionará. Para el operativo se puso en función una maquina gigante que soporta hasta 160 toneladas, una camión para el contrapeso y Volvo G-53 para ayudar a retirar la enorme embarcación del agua. Al frente del operativo estuvo el Secretario de Servicios Públicos, Jorge Ulovec, quien indicó que sin el convenio que se realizó con la empresa el costo del operativo hubiese superado los 250.000 pesos. El funcionario público no quiso adelantarse al diagnóstico que hará Prefectura, pero que solo harán la inversión “si se justifica ya que falta poco para que habilitemos el paso”. En ese sentido, Ulovec explicó que “cada placa que reviste la embarcación cuesta 25 mil pesos. Son placas de 1.30 m por 3 m”. Con la balsa fuera del río la parte de abajo de la balsa muestra importantes signos de falta de mantenimiento. En el lugar trabajó un importante equipo de la empresa con el apoyo de Defensoría Civil. Para cruzar a la Margen Sur, Defensoría Civil puso a disposición un semirrígido para ser utilizado en casos de emergencia o por 30 familias que viven del otro lado de río. La especulación de poder inaugurar el nuevo puente en los próximos 60 días le cierra muchas posibilidades que reparen la embarcación. Para ir por tierra a ese sector hay que atravesar por Las Perlas y un recorrido de 60 kilómetros en mal estado. La decisión de Tortoriello de parar el servicio está fundamentado en un pedido de Prefectura que hace tiempo venía reclamando su reparación. Esta semana vendrá gente especializada de Buenos Aires para dar el veredicto si la histórica balsa sigue en el agua y quede como una especie de museo a orillas del río Negro.

balsa de la Isla Jordán

Jorge Ulovec Servicio Público


Comentarios


Evalúan si vale la pena reparar la balsa