Femicidio de Cielo: la casa de Escobar "es la escena del crimen"

Lo dijo el criminalista que coordinó los dos allanamientos al domicilio. Mañana serán los alegatos y el jurado pasará a deliberar.

La defensa de Escobar anticipó que el imputado hará mañana uso de la palabra. Es la primera vez en todo el proceso que hablará. Foto Florencia Salto.

La defensa de Escobar anticipó que el imputado hará mañana uso de la palabra. Es la primera vez en todo el proceso que hablará. Foto Florencia Salto.

-¿Laura Cielo López fue asesinada en ese lugar?
-Esa es la escena del crimen.

Cristian Lepen de la Unidad de Servicios Periciales del poder Judicial estuvo a cargo de los dos allanamientos que se realizaron los días 17 y 18 de septiembre de 2019 en la casa donde vivía Alfredo Escobar, en Plottier. En su declaración ante el jurado popular dijo que no cabían dudas respecto del lugar del femicidio.

La vivienda se encuentra en un terreno de enormes dimensiones -60 metros de fondo por 12 metros de frente- que tenía en la parte posterior una obra en construcción de lo que serían dos departamentos. En ese patio el personal de criminalística encontró restos hemáticos (sangre humana) en la vegetación aplastada, en los escombros, en una tranquera, en el mango derecho de una carretilla y en uno de los extremos de una herramienta. La interpretación de Lepen, luego de la recolección de la evidencia, es que después de la agresión sexual, cuyas lesiones la autopsia indicó que se hicieron en vida, se produjo en este sector el golpe en la parte frontal de la cabeza de la víctima que le causó la muerte.

Su cuerpo fue arrastrado hacia una de las piezas de estos departamentos, lo que condice con sus marcas en los antebrazos y el torso. Allí fue depositado y se produjeron los cortes. El testigo aseguró que había sangre en una de las paredes y que el sitio presentaba huellas de haber sido lavado. Posteriormente hallaron rastros en un trapo de piso. Él infiere que la sangre en el mango de la carretilla es porque pudo haber sido utilizada para el traslado.

Esta explicación concuerda con la teoría de la acusación: el femicidio se cometió el viernes 13 y recién el sábado 14 a la noche el acusado se deshizo del cuerpo, ya desangrado, en la zona de espigones del río Limay. El celular de Escobar lo ubicó ahí a las 23.05. En la casa familiar no fue encontrado ningún rastro.

¿Dónde se pudo localizar ADN? Melina Mazzeo y María Ailén Hernández del Laboratorio Central del ministerio de Salud fueron las encargadas de cotejar las muestras que se levantaron en estos procedimientos con el perfil genético de la víctima y el acusado. Afirmaron en el juicio que en uno de los tres hisopados vaginales encontraron compatibilidad tanto de Cielo como Escobar.

En los escombros recolectados en la casa del acusado se halló perfil único de la víctima. En cuanto al cuchillo que fue localizado sumergido en el río se pudo determinar que en el mango hay rastros mayoritariamente de Cielo y en la hoja exclusivamente de ella. En la zapatillas que llevaba el imputado al momento de ser detenido se encontró perfil único de Cielo, en la derecha, y mayoritariamente en la izquierda. Se les consultó a las testigos porque conservaban el ADN, si seguramente habían sido lavadas, a lo que respondieron que esto se produce por haber estado mucho tiempo en contacto con el material (la sangre).

El trapo de piso tiene perfil mayoritario de la víctima y exclusivo de ella en la herramienta de hierro de la vivienda de Escobar. En los casos en donde no se pudo comprobar, las bioquímicas señalaron que tuvo que ver con la escasez de la muestra o con que estaba degradada.

Hoy terminaron las declaraciones. De los 25 testigos, la defensa aportó dos. Un amigo de Escobar que sostuvo que el imputado tenía adicción a la cocaína, que era “mujeriego” y que solían ir a compartir asados a la zona de espigones. También una expareja, a la que conoció por Facebook, que contó que no habían terminado en buenos términos. Ella lo denunció porque sospechaba que él le había roto la puerta de su casa y robado dinero. Cuando fue a reclamarle el acusado golpeó a la amiga que la acompañaba.

Mañana será el turno de los alegatos de clausura. Posteriormente se escuchará al imputado, según anticipó la defensa, y el jurado pasará a deliberar.

El acusado borró el contacto y el registro de llamadas de la víctima

El celular de Escobar fue secuestrado durante el allanamiento en su casa. Por orden judicial el acusado debió brindar el código de acceso (huella y número) para realizar la pericia. El comisario José Antonio Alcaraz indicó al jurado que hubo datos que se recuperaron y otros que desaparecieron. Lo que se pudo constatar es que el imputado borró de sus contactos a Cielo, pese a que estaba agendada. Lo único que no logró fue eliminarla del chat de Messenger en Facebook.

De hecho el policía dijo que los días 11, 12 y 13 de septiembre de 2019 él ingresó a ver las fotos de la joven en esta red social. También se deshizo del registro de llamadas efectuadas a la víctima horas después de haber cometido, según la fiscalía, el femicidio, entre las 5.50 y las 9.28.

El psiquiatra forense Jorge Masera declaró que estaba previsto entrevistar al imputado para realizarle una pericia, pero él hizo uso del derecho a negarse, por consejo de su defensa.


SUSCRIBITE A NOTICIAS DIARIAS
Todos los días un correo con las noticias más importantes del día.

Comentarios


Femicidio de Cielo: la casa de Escobar "es la escena del crimen"