Figueroa y su fórmula con Ortiz Luna: "había que otorgarle voz al sector salud"

El precandidato a diputado nacional por el MPN dijo que los trabajadores de los hospitales "fueron gladiadores" frente a la pandemia del covid-19. La médica que va en su lista fue echada de su cargo el año pasado por el gobierno de Omar Gutiérrez.




Rolando Figueroa, exvicegobernador de Neuquén y ahora precandidato a diputado nacional por el Movimiento Popular Neuquino competirá el 12 de septiembre con una fórmula tan potente como polémica. Su compañera de boleta, la médica emergentóloga Luciana Ortiz Luna, fue una de las voces más críticas hacia la gestión de la pandemia en la provincia, antes y después de ser removida de su cargo como titular del SIEN por el gobierno de Omar Gutiérrez.

En diálogo con Vos a Diario el programa de RN Radio, el dirigente explicó los motivos por los cuales convocó a la profesional y aseguró que no está pensando si su lista servirá de depositaria o no de un "voto castigo" al oficialismo.

"En esta visión que estamos proponiendo de cambiar la política, estamos viendo de sumar al ciudadano común y así armamos toda la lista, con distintos perfiles de la sociedad. Vivimos un año y medio muy especial donde todo el personal de salud, los trabajadores, fueron los grandes gladiadores que nos defendieron", afirmó Figueroa.

"Me parecía que dentro de esta representación había que otorgarle voz a ese sector, por eso no es casual que una médica y un médico ocupen el segundo y tercer lugar", explicó.

El precandidato llegará a las PASO con la letra F y competirá, internamente, con la A oficialista que encabeza María Eugenia Ferraresso y la B que propone a Hugo Rauque.

Consultado sobre si se considera depositario de un "voto castigo" al gobernador Gutiérrez, el exvice afirmó que no lo pensó. "No me puesto a analizarlo. Por supuesto es una propuesta diferente a la del gobierno, somos oposición y lo vamos a trabajar con muchísima dedicación y respeto, convocando a todos los sectores a reconstruir Neuquén", planteó.

Sobre las propuestas que llevará al Congreso, aclaró que la agenda casi siempre es fijada por el gobierno nacional, pero que sus votos serán a favor o en contra pensando en lo que sea mejor para Neuquén. "La visión que debemos aportar es una visión desde Neuquén, con una defensa auténtica del federalismo pero también para llevarlo adentro de nuestra provincia. Estamos viendo como tenemos un crecimiento de provincia desequilibrada, estamos siendo una provincia macrocefálica como le está pasando el país, y eso es porque faltan oportunidades en el interior", cuestionó.

La unidad frustrada y el 2023


Figueroa confirmó que está trabajando en una propuesta para ser gobierno en 2023 y que el proceso de "reconstrucción de Neuquén" también demanda una reconstrucción de la República. "Por eso hemos asumido este rol de buscar representar a la provincia en el Congreso nacional", indicó.

El precandidato a diputado descartó que ello pueda sacarlo de juego por estar en Buenos Aires: "desde que inicié mi carrera política en Huinganco siempre me decían 'te quieren sacar del juego'. Después yo fui diputado provincial, intendente de Chos Malal. Uno nunca pierde el vínculo con la gente si no lo quiere perder".

Respecto de la interna, planteó que había preferido la unidad que proponía el MAPO porque "la reconstrucción se debe hacer aún limando asperezas dentro de los partidos políticos".

"Me había entusiasmado mucho porque era una forma de reencontrarnos en el partido, trabajar de otra manera y corregir cosas. Pasamos de tener cinco representaciones en el Congreso a tener una y que seguramente nos va a costar defender. Cuando renovemos otra vez en 2023 vamos a ir con candidatos a presidente donde la boleta corta queda totalmente afuera", anticipó.


Escuchá la entrevista completa en RN RADIO:


Comentarios


Figueroa y su fórmula con Ortiz Luna: «había que otorgarle voz al sector salud»