Gutiérrez define nuevas restricciones para Neuquén capital

El gobernador adelantó que analizan nuevas restricciones para la actividades deportivas, comerciales y se descartaron las reuniones sociales por 15 días. No está previsto un cierre en el sector comercial.



Las paradas de los colectivos en Neuquén siguen mostrando un gran número de pasajeros. Foto: Florencia Salto

Las paradas de los colectivos en Neuquén siguen mostrando un gran número de pasajeros. Foto: Florencia Salto

El gobernador Omar Gutiérrez tiene en sus manos la posibilidad de acatar el aislamiento social estricto que estableció el presidente Alberto Fernández para el conglomerado urbano de Neuquén capital o volver a exceptuar actividades confiando en contener el brote de casos de covid-19 de las últimas semanas.

La decisión se terminará de conocer hoy y se anticipó que no habrá una marcha atrás a la cuarentena total. Si bien hubo poca información oficial hasta ayer, se dejó trascender que la intención es “mantener la mayor apertura posible” para no afectar aún más la alicaída actividad comercial.

El Decreto de Necesidad y Urgencia (DNU) 576 que se publicó ayer colocó a la ciudad y su aglomerado urbano con Plottier y Centenario en la fase de aislamiento social, preventivo y obligatorio similar al de hace dos meses atrás. La norma mantuvo al resto de los departamentos de la provincia en el distanciamiento social, pero excluyó a esta zona por no cumplir “positivamente” las tres condiciones necesarias para avanzar de fase: si bien aún tiene capacidad de respuesta en el sistema de salud, presenta transmisión comunitaria del virus y su tiempo de duplicación de casos ya no supera los 15 días.

Gutiérrez adelantó anoche que analizan nuevas restricciones para la actividades deportivas, comerciales y, ante todo, se descartaron las reuniones sociales definitivamente por 15 días. Sin embargo no está en los planes un cierre, como lo fue para la cuarentena estricta, en el sector comercial.

Se especulaba además que la inclusión de la ciudad de Neuquén, Plottier y Centenario en las características de aislamiento permitirían a los comerciantes y habitantes acceder a las herramientas de asistencia que dispuso el gobierno Nacional como el IFE y los ATP. De todos modos las cosas cambiarán. La intención hasta el domingo, antes de conocer los alcances del decreto presidencial, era mantener las medidas vigentes y reevaluar la situación en una semana. De hecho, la decisión de Nación de devolver al conglomerado neuquino a la fase de aislamiento social tomó por sorpresa a las autoridades provinciales y municipales.
“Se esperaba algo más participativo”, definió una fuente cercana a ambos funcionarios, quien reprochó que “Neuquén no es lo mismo que Buenos Aires”.

El gobernador aislado

Gutiérrez confirmó ayer que permanecerá aislado, por lo menos, todo lo que resta de la semana. Fue tras realizarse un hisopado, junto a su grupo familiar, luego de que una persona que trabaja en su residencia diera positivo de covid-19. Los resultados arrojaron que el gobernador y los integrantes de su familia no estaban contagiados.

La persona dejó de prestar funciones la semana pasada tras contar con los síntomas del coronavirus. Se trata de un contagio por contacto intrafamiliar y su estado de salud, se informó, es bueno. El mandatario provincial indicó que al resultar negativo su test no fue necesario aislar a los colaboradores que tuvieron contacto con él en la última semana. No descartó volver a realizarse la prueba para ratificar el diagnóstico.


Comentarios


Gutiérrez define nuevas restricciones para Neuquén capital