El turismo de cercanía se estrenará en los lagos y el norte neuquino

Es para las ciudades que no tienen casos activos de coronavirus y permitirá que las personas se muevan dentro de su microrregión. Los cerros podrían abrirse solo con fines recreativos




Manzano Amargo apuesta a crear un parador en la cascada La Fragua para apuntalar el turismo. Foto: archivo.

Manzano Amargo apuesta a crear un parador en la cascada La Fragua para apuntalar el turismo. Foto: archivo.

El gobierno provincial habilitará el turismo de cercanía en las localidades de las microrregiones norte y sur de Neuquén, las únicas sin casos activos de coronavirus hasta el momento. Esta apertura permitirá comenzar a reactivar la actividad más golpeada durante la pandemia, aunque de manera limitada.

Según anunció ayer el gobernador Omar Gutiérrez, este turismo “intramicrorregional” permitirá a los vecinos moverse entre las ciudades que integran su microrregión, pero no recibir visitantes de otras zonas de la provincia o el país. “No es para que la gente de la capital o la gente de Buenos Aires vaya a esquiar a San Martín de los Andes”, enfatizó el mandatario.

Las microrregiones comprendidas serían las del norte, que comprende las localidades de los departamentos Minas y Chos Malal, así como la mircorregión sur de los departamentos Lagos y Lácar, con excepción de Aluminé y Villa Pehuenia. Esto porque allí hay un conglomerado de casos activos de coronavirus y medidas de restricción más severas.

“Esta decisión fue consensuada con los distintos sectores turísticos, que son los que asumen el compromiso de que, si lamentablemente aparece el virus, serán ellos los que se pongan al frente de establecer las restricciones que sean necesarias”, planteó Gutiérrez.

En las mismas zonas también se habilitó la extensión del horario para el rubro gastronómico, que ahora podría permanecer abierto hasta las 24 horas durante toda la semana.

Gutiérrez adelantó que también se están evaluando otras herramientas de fomento para promover el turismo como licencias extendidas y promociones en los destinos para incentivar el turismo provincial de fines de semana cuando se habiliten más aperturas.

“La idea es que podamos disponer, por ejemplo, que quienes vivimos en Neuquén capital podamos ir a la cordillera los viernes, sábados y domingos y remunerar al trabajador con un día de licencia, más el descuento de una noche de alojamiento”, dijo. También pidió por la sanción de la emergencia turística en el Congreso.

Sobre la posibilidad de abrir los cerros en la cordillera, Gutiérrez dijo que el tema “se está trabajando”. Explicó que la actividad que está consensuada, en principio, es la de “ski de travesía” como complemento de las actividades recreativas de los residentes.


SUSCRIBITE A NOTICIAS DIARIAS
Todos los días un correo con las noticias más importantes del día.

Comentarios


El turismo de cercanía se estrenará en los lagos y el norte neuquino