"In situ", retratos en tiempos de rostros fragmentados

Viviana Portnoy y Adrián Álvarez muestran el presente de artistas que viven en Roca en un documental que estará disponible hoy en YouTube.

Adrián Álvarez reflexiona con imágenes que lo llevan detrás y delante de la cámara.

Adrián Álvarez reflexiona con imágenes que lo llevan detrás y delante de la cámara.

Crear con imágenes es lo que desde hace décadas hacen los fotógrafos Viviana Portnoy y Adrián Álvarez con fotos en las que siempre muestran su arte y en las que muchas veces reflejan un momento específico.

La pandemia cambió sus vidas, como las de todos, pero no los inmovilizó. Los llevó a buscar nuevas formas de expresar lo que pasa a su alrededor, ver el aquí y ahora, “In situ”, como nombraron el documental que desde hoy estará disponible en YouTube (https://www.youtube.com/watch?v=8aNtEhnUqiY&feature=youtu.be).

“In situ” los hizo mirar, y también mirarse, y el resultado es un cortometraje de unos 20 minutos en blanco y negro en el que retrataron a 32 artistas de General Roca y que también difundirán por Facebook e Instagram.

Adrián Álvarez habló con Río Negro sobre esta nueva experiencia de colaboración entre ambos fotógrafos que tenía un antecedente, ya que juntos en 2005 expusieron en Casa de la Cultura la muestra fotográfica “Retratos de artista”.

“Siempre pensamos en seguir con el tema, y ante la pandemia surgió la posibilidad y las ganas” de retomarlo, contó el fotógrafo.

Álvarez y Portnoy comenzaron a trabajar en el proyecto hace casi tres meses “con una idea más intimista, minimalista, de registrar el encierro cada uno desde su lugar de permanencia. Pero finalmente nos dimos cuenta que hacer algo colectivo es lo que necesitamos en estos tiempos”.

Esa idea “se fue ampliando y fuimos hacia el lado de los artistas, de la sensibilidad puesta de manifiesto en sus obras. Elegimos retratar la mirada de un grupo de artistas (plásticos, actores, músicos, bailarines, escritores) de nuestra ciudad como emisores sociales. Fue un desafío que nos planteamos el poder realizar un retrato colectivo en un momento en el cual los rostros están fragmentados tras los barbijos” explicó Álvarez.

Mirar al otro sin romper el aislamiento es lo que hizo la fotógrafa Viviana Portnoy en este proyecto.

“Nos fuimos comunicando con ellos, armando grupos de a cuatro personas, acordamos un horario y nos dirigíamos a sus hogares. La premisa era quedarnos afuera, en lo posible, de última ingresar al patio de sus casas, manteniendo el distanciamiento. Todos los retratos fueron hechos con barbijo, tanto en nosotros como en los retratados. En algunos casos nos encontramos con la dificultad de poder circular libremente para poder llegar hasta sus casas” ya que algunos de los convocados viven del otro lado de la ruta 22, por ejemplo.

En sus visitas encontraron a los artistas con “ánimo diverso. Todos sí con muchas ganas de ver a otros pares, recibirnos, querer conversar”.

Retrataron a 32 artistas, entre los que se encuentran Andrés Führ, Maite Aranzábal, Silvia Sánchez, Julio Ojeda, Héctor Boetto, Olga Corral.

Los retratos los realizaron en blanco y negro y los elegidos fueron convocados “como intérpretes sensibles de su tiempo, esto nos permite elaborar un documento visual y sonoro dentro de un corte histórico, social y territorial que causa esta pandemia en nuestra cultura” remarco Álvarez.

A los retratados les pidieron una reflexión en audio, de unos 30 segundos, para que con su propia voz expresaran “sentires y miradas acerca de la realidad que nos está tocando vivir a todos desde el 20 de marzo”.

Para realizar el corto Marcelo Álvarez -flautista y director de orquesta y hermano de Adrián- creó una música para cada uno de los fragmentos. “En el video aparecen tres retratos de cada uno con una música de fondo y el audio que corresponde a esos retratos”, explicó Adrián. Para el registro sonoro también se “seleccionaron y mezclaron voces de líderes políticos, periodistas, gente común y hasta el Papa”.

“En un mes de trabajo hubo que pensar muchas melodías que tuvieran empatía sonora con los audios de las voces de los artistas; y que de alguna manera nos acercaran a recuerdos de libros, series, películas, música, o simplemente distintos estados emocionales que hemos vivido en esta pandemia. Al recopilar y editar todo el material advertimos una sincronicidad que hilvanó imagen y sonido de una manera que para nosotros es muy simbólica”, explicó el fotógrafo.

Para realizar el corto contrataron a un editor de video para que el resultado fuera óptimo, el deseo de los fotógrafos fue “hacerlo al mejor nivel posible” y para ello contaron con “amigos profesionales que nos dieron una gran mano”.

El presente los lleva a mostrar su trabajo a través de internet, pero Álvarez y Portnoy no se quedan solo con eso y sueñan con “hacer una muestra impresa, más adelante. Las expectativas con este corto son muchas, como ir a la muestra de cine en Bariloche el año próximo, también proyectarlo en el Museo de Nacional de Bellas Artes de Neuquén, moverlo por todos los rincones posibles”.


SUSCRIBITE A TODOS TENEMOS UN PLAN
Todos los viernes lo que tenés que saber para el fin de semana.

Comentarios


«In situ», retratos en tiempos de rostros fragmentados