Incógnita por los próximos pasos de Schiaretti, tras una rotunda victoria en Córdoba

Aplausos del Peronismo Federal y cánticos contra el presidente Mauricio Macri en el bunker oficialista. Desde Cambiemos atentos de cara a los comicios de octubre.





Bunker de Hacemos por Córdoba ,Alejandra Vigo junto a Manuel Calvo y Natalia de La Sota- (Télam)

Los números le daban a Juan Schiaretti una victoria arrolladora en Córdoba y, pese a formar parte del Peronismo Federal, las miradas de la Casa Rosada estaban centradas en sus siguientes movimientos, de cara a los comicios nacionales en octubre. Cambiemos peleaba una segunda posición, contra el candidato radical y actual intendente de la capital, Ramón Mestre. Allí también ganaba con comodidad el candidato del oficialismo provincial, Martín Llaryora.

«Y ya lo ve, y ya lo ve, es para Macri que lo mira por TV», se escuchaba en el bunker del oficialismo cordobés. Pese a que Schiaretti marcó la cancha y dijo que «los de afuera son de palo», atendiendo a una posible nacionalización de los comicios, su simpatía con el, hasta ahora más claro presidenciable de ese espacio, Roberto Lavagna, no sería un tema menor.

De hecho el ex ministro de Economía de Néstor Kirchner lo felicitó en las redes y dijo que los ciudadanos premiaron su «seriedad y trabajo» en esa provincia, que «es un ejemplo para el país», elogió.

Además mostró un tinte de intimidad y mencionó una conversación telefónica, mientras sostuvo que se trató de un «histórico triunfo».

El senador rionegrino Miguel Ángel Pichetto también aplaudió el buen resultado de Schiaretti, y destacó que su triunfo «lo consolida como el principal conductor de Alternativa Federal».

«La construcción de Schiaretti y el peronismo cordobés es amplia, plural, democrática y republicana», esbozó.

Otro que también extendió su reconocimiento y es pilar de esa fuerza, fue Juan Manuel Urtubey, que en Twitter aseguró se trató de un «contundente resultado» y precisó: «los cordobeses han reconfirmado de manera indiscutida el apoyo a su gobierno».

Los datos adelantaban que Hacemos por Córdoba se posicionaba, tras una hora de cómputos oficiales, a la cabeza de las preferencias, con un 60,28 %.

En segundo lugar estaba Córdoba Cambia, con su candidato Mario Negri, que acumulaba un 17,55 %, y tercero Ramón Mestre, con la lista de la Unión Cívica Radical (UCR), alcanzando 9,31%.

Estos datos, no obstante, son una pequeña muestra de casi 6.400 votos de un total de 2.889.973 votantes en toda la provincia, y fueron publicados por la Junta Electoral.

Según sostuvieron algunos analistas locales, este triunfo tendría dos patas: una buena gestión en su cargo como gobernador, con mediciones que superaban el 70% de imagen. Otra variable tendría que ver con la fuerte interna que fagocitó a Cambiemos en Córdoba y lo dividió de la UCR.

También en la capital

En la capital ganó el candidato de Hacemos Por Córdoba, Martín Llaryora. Su imagen es positiva en la localidad de San Francisco, una ciudad importante en el agro de la provincia y con desarrollo industrial, adonde es visto con buenos ojos.

Cambiemos peleaba un segundo lugar, con Luis Juez como candidato. Permanecía cerca del postulante por la UCR, Rodrigo de Loredo, que es pariente del actual ministro de Defensa, Oscar Aguad.


Comentarios


Seguí Leyendo

Incógnita por los próximos pasos de Schiaretti, tras una rotunda victoria en Córdoba