Inquietudes presentes y futuras






JSRN entusiasmado con la posibilidad de cumplir el objetivo: conseguir otro diputado. Pero su preocupación radica en los pronósticos y la futura proyección para Tortoriello.


La política intranquila. No tanto por el alto porcentaje de indecisos, sino por el rechazo que asoma. Y no diferencia. Salta votó el domingo y perfiló ese cuadro. La concurrencia llegó al 60% (históricamente por encima del 70%), a pesar de que fue una compulsa provincial y municipal, con interés mayor que las de los cargos legislativos nacionales. Un indicador más dramático fue el “voto en blanco”, que ascendió al 13%. En la Capital, en el tramo de concejales, ese votante por la negativa fue primero, entre 26 listas.

Desde JSRN, Alberto Weretilneck siempre pronosticó un período desdichado para la política en la pospandemia. Su lista responde a esa lógica, con una campaña despersonalizada, estructurada desde el partido, alimentada por el Estado y confiada a los líderes comunales.

Entre los requeridos, un sondeo acercado por su consultor Mario Riorda, le otorga el segundo lugar a Agustín Domingo, con 25%. Detrás del FdT, a tres puntos, y tercero JxC, con 22%. JSRN aparece primero en otros trabajos, como el del encuestador de Llase Paniceres (PAR).

Ya segundo -que proyectaría otro diputado- garantizaría el objetivo de Weretilneck, pero lo alertan datos inquietantes: el posicionamiento de Aníbal Tortoriello, esencialmente en Cipolletti. El senador trabaja por su derrota en las Primarias dentro de JxC en el enfrentamiento con Mario De Rege y por Germán Jalabert. Los sondeos indican que eso no ocurrirá.

Una encuesta de agosto de Synopsis, pedida por el PRO, prevé -con las proyecciones- un 36% al FdT, con paridad -en el 22%- de los Juntos. El cipoleño llega al 15% y gana a los radicales en su alianza.


El rechazo político que asoma intranquiliza. Crece la ponderación por el impacto económico y eso alarma al FdT, con una campaña reducida a la propulsión de la fuerza nacional.


Tortoriello le disputa Cipolletti, la entraña de JSRN, a Weretilneck. Aquel lleva hoy ventaja, pero el oficialismo confía en revertirla, como en la municipal del 2019. Esa disputa cipoleña proyecta una porfía superior: un crecimiento de JxC tendrá costo para el partido del senador. Ambos actúan en el mismo electorado y, por eso, si el macrista ingresa en la puja, es una inicial buena noticia para el FdT.

El empresario cipoleño repite que su propósito es la candidatura gubernamental del 2023. Para eso, debe estar en las elecciones de noviembre. Para ese turno Weretilneck confía en captar parte del radicalismo.

La gobernadora Arabela Carreras tiene un rol electoral secundario, que le otorga la organización partidaria. No recela ese apartamiento, pero hace lo suyo. Convocó al encuestador Ricardo Vignoni para disponer de mediciones propias. ¿Weretilneck le escatimará información o tal vez ella no le crea?

Como todo el FdT, el temor de Martín Doñate radica en el efecto de la foto del cumpleaños de la Residencia presidencial en la cuarentena. No existiría, en principio, un impacto electoral importante, según conclusiones parciales que le acerca la consultora El Almario. Ratifica sí que hay indiferencia, desconocimiento y rechazo a la política.

Crece la preocupación por los resultados económicos. Ya en julio, un sondeo de Aresco (Aurelio) consignó alta ponderación de los rionegrinos por esos problemas. Oscilaban -según votantes del 2019- entre un 39% al 47%.

Un drama conocido que hoy se transforma en zozobra para el FdT, especialmente cuando su campaña se reduce a la propulsión de la fuerza nacional.

Esta última exploración de aquella encuestadora tiene cifras preliminares. Pronostica, por caso, una diferencia favorable en el Valle Medio para el frente del PJ de cuatro a cinco puntos. Paridad en Cipolletti entre Tortoriello y Domingo (JSRN), en 25%, y la justicialista Ana Marks llega al 18% mientras en Roca se mantiene superioridad el FdT, con 23%, con un empate en 15% de JSRN y JxC, con ventaja del ex intendente cipoleño dentro de su alianza.

Ambas ciudades renuevan inquietudes por el desconocimiento y el repudio expresado. Esas franjas se aproximan al 30% en el activo electorado cipoleño y al 37% en el roquense. Todo entonces es más relativo aún.


Comentarios

Comentarios

Para comentar esta nota debes tener tu acceso digital.
¡Suscribite para sumar tu opinión!

Suscribite

Logo Rio Negro
Inquietudes presentes y futuras