Instituto Municipal de Previsión Social: mentira la verdad



El intendente de la ciudad de Neuquén, en su discurso de inauguración del nuevo edificio del IMPS, junto al secretario de Economía del Municipio, José Luis Artaza, manifestó que nuestra caja previsional era una de las mejores del país, con un superávit de 30 millones (julio de 2016). Dos meses más tarde, en septiembre de 2016, el administrador del IMPS, Mauricio Zecca, ante concejales y autoridades de Sitramune informa que deberán realizar cambios tendientes a lograr que no se sigan jubilando empleados municipales debido al gran déficit de nuestra caja.

En virtud de ello, en la última reunión del Consejo de Administración del IMPS han decidido Zecca, Artaza y demás miembros (si, leyó bien, Artaza es miembro del Consejo además) solicitar al Concejo Deliberante la derogación de la ordenanza 13264, que daba previsibilidad a los empleados municipales en su jubilación hasta el 2021 y el aumento de los aportes previsionales al 15% en el 2016 y 16% en el 2017 (hoy realizamos el 12,5%).

Cabe aclarar en este punto que esta ordenanza fue sancionada hace apenas más de un año por el Concejo Deliberante a pedido de las autoridades del IMPS y avalado por el Sindicato de Trabajadores Municipales (Sitramune).

O nos mintieron Quiroga y Artaza en julio de 2016 o el Consejo de Administración del IMPS dilapidó 30 millones.

O nos mienten Quiroga y Artaza cuando nos dicen que el IMPS es una de las mejores cajas previsionales del país o nos miente la administración del IMPS en cuanto al déficit.

O nos mienten Quiroga y Artaza cuando nos diferencian de la caja provincial o la administración del IMPS gasta nuestros aportes sin ningún tipo de previsión.

Algunos números para ilustrar: el IMPS tuvo una pérdida de más de 7 millones de pesos, sólo el año pasado, en turismo (Melewe), compró 65 hectáreas en Mari Menuco para desarrollar un loteo y proyecto recreativo, con un costo de desarrollo estimado en más de 30 millones. Tiene otorgado al personal, en concepto de préstamos personales, un monto de 110 millones; construyó un lujoso edificio cuyo costo fue de 50 millones, le ha otorgado préstamos en varias oportunidades a la Municipalidad de Neuquén e incluso le permite que pague sus deudas de aportes personales en cuotas, etc.

La ordenanza 11633 establece en su artículo Nº 4 que el IMPS sólo puede adquirir inmuebles, dar préstamos, etc., cuando existe un superávit en los ingresos de la caja.

Según dichos de autoridades del IMPS el gran problema es que Quiroga no contrata empleados (permítanme una sonrisa en esta parte). Es cierto que existen menos empleados activos que hace unos años atrás, lo que no te dicen es la gran cantidad de empresas que contrata el Municipio, en algunos casos, la mayoría, a través de contratación directa para tercerizar servicios: mantenimiento de plazas, cafetería, limpieza, vigilancia, bacheo, basura, regado de calles, etc., lo que nos lleva a un ahorro ficticio en los gastos de personal.

Por ello, esperamos que tanto los concejales que sancionaron la ordenanza 13264 hace apenas un año –como Sitramune que avaló dicha ordenanza– y se han manifestado en reunión de delegados, verbalmente, en contra de la derogación, no avancen con el pedido de derogación de la misma y realicen una auditoria externa a través del Tribunal de Cuentas de la provincia, de los números del IMPS para establecer la realidad de nuestra caja previsional.

Por último, nos dieron mucha tristeza las palabras del administrador del IMPS, Zecca, cuando se refiere a nuestra caja previsional como “una oficina municipal”.

Este concepto y la falta de representatividad del mismo nos ha llevado a esta situación, tan confusa en este momento.

Como le dijimos en la reunión informativa al Consejo de Administración del IMPS (menos Artaza. Si… qué casualidad, no fue a rendir cuentas): ¿para qué nos sirven los complejos turísticos, los edificios lujosos, las hectáreas junto al lago, los préstamos con bajo interés, etc., si luego de haber aportado durante treinta años a nuestra caja no nos podemos jubilar?

José Antonio Martínez

DNI 20.211.959

“Según dichos de autoridades del IMPS el gran problema es que Quiroga no contrata empleados (permítanme una sonrisa en esta parte)”.

Para que las cartas sean publicadas no deben superar los 900 caracteres y deben consignar domicilio, teléfono, número de documento y localidad. Indefectiblemente deberá adjuntar copia del DNI.

Los comentarios en las redes los selecciona y edita la redacción.

José Antonio Martínez

DNI 20.211.959

Datos

“Según dichos de autoridades del IMPS el gran problema es que Quiroga no contrata empleados (permítanme una sonrisa en esta parte)”.

Comentarios


Instituto Municipal de Previsión Social: mentira la verdad