Italia pide solidaridad europea con inmigrantes

La UE tratará las consecuencias el martes en Bruselas

AP

ROMA.- El gobierno italiano reclamó a la Unión Europea más solidaridad para hacer frente a la llegada masiva de inmigrantes y una política de migración común, tras la tragedia de Lampedusa, donde naufragaron el jueves unos 500 inmigrantes ilegales.

Un total de 111 cuerpos habían sido recobrados y transportados a tierra firme y unos 150 náufragos rescatados con vida, pero los buzos que exploraron el casco de la embarcación afirmaron haber visto decenas de cuerpos en los alrededores. Los socorristas temen que varios hayan sido arrastrados hacia alta mar por las fuertes corrientes. Las búsquedas tuvieron que ser interrumpidas a causa de un mar agitado.

“La política de inmigración por ahora no es comunitaria. Esperemos que tragedias de este tipo abran los ojos también a otros gobiernos europeos para cambiar esta política”, explicó la ministra de Asuntos Exteriores del Gobierno de Letta, Emma Bonino.

El martes, los ministros de Interior de los 28 países miembros de la Unión Europea se reunirán en Bruselas para discutir las consecuencias del desastre.

Mientras, el viceprimer ministro italiano y ministro del Interior, Angelino Alfano, anunció en Lampedusa que el presidente de la Comisión Europea, José Manuel Durão Barroso, ha prometido que viajará pronto al lugar de la tragedia.

“Le enseñaremos cómo verdaderamente esta isla es la puerta de Europa”, dijo Alfano, quien agregó que “Italia levantará su voz en Europa par modificar los acuerdos de Dublín, que cargan demasiado a los países con mayor ingreso de inmigrantes”.

Apretujados en un barco averiado, los inmigrantes prendieron fuego a una cobija, lo que provocó un incendio en el barco y luego su naufragio.

“Era impresionante ver los cuerpos de los niños ahogados”, declaró un responsable del centro de salud de la isla, Pietro Bartolo.

Según Bartolo, no hay suficientes ataúdes en Lampedusa y varias decenas eran traídos por barco hasta Puerto Empédocles.

Alfano, presente en Lampedusa, confirmó a la AFP que el piloto del barco había sido detenido. “Es un tunecino de 35 años que había sido expulsado de Italia en abril”, precisó.

“Pasábamos la noche a bordo de nuestro barco. Oímos gritos y nos precipitamos para ver lo que pasaba, y ahí nos encontramos con una situación de pesadilla”, contó a la AFP un comerciante de Lampedusa, Alessandro Marino, uno de los primeros en llegar al lugar del naufragio.

“Vimos un mar de cabezas, no lográbamos cargarlos para salvarlos, estaban cubiertos de aceite”, contó a la televisión Rafaele Colapinto, uno de los pescadores que ayudó en la operación de rescate. (AFP/DPA)


Comentarios


Italia pide solidaridad europea con inmigrantes