Jacobacci: preocupa el bajo nivel de agua en la laguna Carrilaufquen

El DPA inició un relevamiento a pedido de vecinos y del municipio. Los arroyos que lo nutren tienen buen caudal.



Los estudios incluyeron mediciones de caudales a lo largo de todo el arroyo Maquinchao.

Los estudios incluyeron mediciones de caudales a lo largo de todo el arroyo Maquinchao.

Un equipo técnico del Departamento Provincial de Aguas de Río Negro comenzó a realizar un relevamiento en los afluentes de la laguna Carrilaufquen con el objetivo de verificar las causas del escaso ingreso de agua a este espejo ubicado a unos 15 kilómetros al norte de Jacobacci.

El estudio permitirá saber si los cursos de agua sufren alguna intervención no autorizada por este organismo o si el escaso ingreso de agua a la laguna Carrilafquen obedece a causas naturales.

El estudio surgió a partir de un pedido de vecinos y del municipio de Jacobacci, preocupados por el bajo nivel que presenta la laguna, a pesar de que aguas arriba los arroyos cuentan con gran caudal. La nota que elevaron los vecinos al DPA cuenta con más de 500 firmas. Algunas imágenes satelitales que se adjuntan muestran desviaciones de los cursos de agua.

El principal afluente de la laguna Carrilaufquen es el arroyo Maquinchao, que nace en cercanías del Paralelo 42 y luego de más de 150 kilómetros desemboca en la laguna. En su recorrido se va nutriendo de los arroyos El Chaiful, Quetrequile y Nahuel Niyeo.

Superficie histórica

461
hectáreas tenía la laguna. Luego del 2009, cuando se secó, nunca las recuperó.

“Hemos iniciado el relevamiento en el arroyo Maquinchao, tomando niveles y verificando el recorrido que tiene este curso de agua. Vamos a continuar con el resto de los arroyos que lo nutren para elaborar un informe final”, adelantaron el ingeniero en Recursos Hídricos, Marcos Budniewski y el técnico hidrometeorologo Nicolas Popoff, quienes, junto al agente del DPA, Germán Soto, realizaron una recorrida entre el martes y viernes pasados.

La actividad incluyó mediciones de caudales y otros estudios, desde las cercanías de las nacientes del arroyo Maquinchao, hasta la desembocadura. Algunos sectores de este curso de agua no pudieron ser medidos. Las tranqueras de accesos a los campos estaban cerradas con candados y no pudieron ingresar.

Hace casi dos décadas, ante la sequía que afectó la zona, varios organismos vinculados a la producción, entre ellos INTA, DPA, Ente de la Región Sur y Ministerio de Producción, llevaron adelante un programa controlado de “canalización” de los arroyos con el objetivo de irrigar mallines para generar una mayor producción de forrajes.

Estos trabajos incluyeron desvíos de cursos de agua y diques de contención. El arroyo Maquinchao recibió muchos de estos trabajos a lo largo de su cauce.

En el 2009, la laguna Carrilaufquen desapareció y volvió a recuperar parte de su fisonomía en el 2014. Pero en los últimos dos años el ingreso de agua ha sido muy escaso. Sin embargo, la laguna Ñe Luan, ubicada a unos 30 kilómetros al sur de Maquinchao y que también alimenta del arroyo homónimo, nunca perdió su nivel.


Temas

DPA Jacobacci

Comentarios


Jacobacci: preocupa el bajo nivel de agua en la laguna Carrilaufquen