Máximo Thomsen pidió hablar con una psicóloga, a días de la sentencia: cómo fue el encuentro

Uno de los principales acusados por el crimen de Fernando Báez Sosa solicitó hoy asistencia psicológica. Este miércoles comenzarán los alegatos por parte de la fiscalía y los abogados del particular damnificado.





Máximo Thomsen, uno de los ocho acusados por el crimen de Fernando Báez Sosa, pidió hoy mantener una entrevista con una psicóloga. La solicitud se efectuó a dos días del inicio de los alegatos del juicio al que es sometido por el homicidio del joven estudiante de abogacía en los tribunales de Dolores.

El rugbier, quien para los acusadores es uno de los principales responsables del crimen de Fernando, solicitó esta mañana una entrevista con un profesional psicólogo de la Unidad Penal 6 de Dolores del Servicio Penitenciario Bonaerense (SPB), donde se encuentra alojado junto al resto de los otros siete imputados.

Según indicaron fuentes penitenciarias, Thomsen, quien está alojado en la celda 8 del Pabellón 1, recibió esta mañana la visita de una psicóloga del penal. La charla entre el paciente y la profesional fue «buena», según confiaron allegados a los internos.

Voceros del SPB señalaron que la unidad carcelaria cuenta con profesionales a disposición permanente para cuando lo requieran los internos, a quienes les efectúan un seguimiento médico y psicológico.

Thomsen también fue asistido periódicamente por un profesional en la Unidad Penal de Melchor Romero, donde estuvo alojado con prisión preventiva hasta el pasado 1° de enero, previo al inicio del debate oral.

Con relación a la salud de los ocho detenidos, los voceros dijeron que se les efectúa un seguimiento médico y psicológico con los profesionales del SPB.

En noviembre pasado, Thomsen fue trasladado a una clínica privada para realizarse una intervención quirúrgica por una hernia inguinal. «Hace un año y medio que tenía dolores intestinales. Finalmente se supo que tenía una hernia», expresó un allegado, quien contó que es ese rugbier quien «contiene psicológicamente» a otros detenidos.

Thomsen no es el único de los rugbiers que solicitó en el tiempo que llevan detenidos asistencia psicológica, ya que también fue pedida por otro de los acusados luego de que se produjo un incidente entre los mismos imputados durante el tiempo que duró la pandemia de Covid-19.

A la espera de los alegatos


En tanto, como es habitual cada tarde, los ocho acusados tendrán disponibles dos horas de recreación en el patio de la unidad, mientras que aguardarán el miércoles la visita de los padres en la cárcel.

La última semana la visita fue suspendida ya que coincidía con la fecha del tercer aniversario del crimen de Fernando y los familiares estimaron que podría realizarse una movilización al penal.

El pedido de contención psicológica de Thomsen se realizó en la misma semana en la que se iniciarán los alegatos por parte de los fiscales de juicio y los abogados del particular damnificado, y de la defensa de los ocho acusados.

Fuentes judiciales confirmaron que el próximo miércoles, a partir de las 9, en la sede del Tribunal Oral en lo Criminal (TOC) 1 de Dolores comenzarán los alegatos con la exposición de los fiscales de juicio, Juan Manuel Dávila y Gustavo García.

Durante la misma jornada también expondrán sus fundamentos los abogados Fernando Burlando, Fabián Améndola y Facundo Améndola, representantes de los padres de Báez Sosa, Silvino Báez y Graciela Sosa.

Tanto el Ministerio Público Fiscal como los abogados del particular damnificado adelantaron que continuarán con la acusación con la que la causa fue elevada a juicio y en la que los ocho acusados son considerados responsables del delito de «homicidio agravado por alevosía y por el concurso premeditado de dos o más personas», que prevé una pena de prisión perpetua, y «lesiones», en relación al ataque sufrido por amigos de Fernando.

Por su parte, el jueves será el turno de la defensa técnica, a cargo del abogado Hugo Tomei, representante de los acusados Thomsen, Enzo Comelli (22), Matías Benicelli (23), Blas Cinalli (21), Ayrton Viollaz (23), y Luciano (21), Ciro (22) y Lucas Pertossi (23).

La estrategia de Tomei esbozada durante el debate oral se basó en demostrar que el crimen del joven estudiante de abogacía fue en el contexto de un «homicidio en riña o agresión», que según el artículo 95 del Código Penal prevé una pena de entre 2 a 6 años.

En tanto, se espera que los ocho imputados utilicen su derecho a las últimas palabras frente a los jueces María Claudia Castro, Christian Rabaia y Emiliano Lazzari.

Una vez que finalicen los alegatos y las últimas palabras de los acusados, los jueces del TOC 1 darán a conocer la fecha de la sentencia, que se prevé que será el 30 o 31 de enero.


Comentarios

Comentarios

Para comentar esta nota debes tener tu acceso digital.
¡Suscribite para sumar tu opinión!

Suscribite

Logo Rio Negro
Máximo Thomsen pidió hablar con una psicóloga, a días de la sentencia: cómo fue el encuentro