La carrera sanitaria quedó sin sanción, pero prometen retomarla el año que viene

Con la exposición de dos directores de hospital y un jefe de zona sanitaria, se dio por cerrado el debate de la ley en el 2021. El presidente de la comisión, Sergio Fernández Novoa, aseguró que se volverá a discutir en marzo.





El proyecto de ley de carrera sanitaria para Neuquén se quedará sin sanción este año, pero los diputados prometen retomarlo en marzo cuando se inicie un nuevo período legislativo. Este martes se realizó una última reunión de la comisión de Trabajo con la exposición de directores de hospital y un jefe de zona sanitaria quienes insistieron en la necesidad de hacer cambios para retener y captar profesionales médicos.

«La ley es una opción válida para la retención de recurso humano de profesionales, sobre todo en zonas sanitarias como la nuestra, que sufre una crisis grave en cuanto a recurso humano médico hace rato. Si bien es un problema multifactorial, creo que esta puede llegar a ser una punta para empezar a trabajar», aseguró el director a cargo del hospital de Chos Malal, Martín Ruiz.

El médico señaló que la mayoría de los encargados de sector del nosocomio se manifestaron a favor de la ley de carrera y detalló que, de 70 profesionales que conforman el equipo, hay 12 licenciados de enfermería agremiados al SEN, ocho a ATE y en cuanto a los profesionales diferentes a enfermería hay 40 que pertenecen al Siprosapune y seis a ATE. «Lo que quiero demostrar es que lo que expresan los profesionales es que no se sienten parte del convenio colectivo de trabajo pero es diferente para lo que es la ley de carrera sanitaria», dijo.

Ruiz destacó como un aspecto positivo del proyecto que pondera la dedicación exclusiva, pues señaló que para una zona como el norte, posibilitar el trabajo part time es «perder» a los profesionales dado que no hay subsector privado en las localidades. «Se van a Zapala u otras ciudades más grandes», detalló.

También advirtió que actualmente se reconocen «muy poco» las derivaciones y que el poco reconocimiento termina siendo «expulsivo» para muchos profesionales. «En nuestra zona requieren viajes de 200 kilómetros como mínimo y de 400 como máximo a Neuquén capital, e implican diez o 12 horas sobre una ambulancia», apuntó.

El director del hospital de Zapala, Darío Píccoli, también coincidió con la importancia de sancionar la ley y «las dificultades que existen en sostener el recurso humano» en la localidad. «El déficit se viene manifestando hace muchos años y se va acrecentando. Es multifactorial, no hay una sola causa, hay cuestiones culturales, económicas relacionadas al mercado, a las corporaciones, a las condiciones laborales», explicó.

«Sí creo que esta ley, por los puntos que toca, tiene una amplia representatividad del grupo de profesionales, están muy pendientes de este proceso porque cubre gran parte de las condiciones laborales que permitirían generar un mayor reconocimiento a la dedicación exclusiva que sí es un pilar fundamental del sistema y lo que hace al sostenimiento de la atención primaria y mediana complejidad», sostuvo.

Píccoli también advirtió que con el convenio colectivo de trabajo vigente «hay cierto incentivo para realizar guardias» y que la tarea ordinaria está «un poco relegada porque se trata de compensar el sueldo con guardias».


El jefe de la zona sanitaria II, Carlos Quarín, fue quien planteó la necesidad de profundizar o modificar algunos aspectos del proyecto, aún coincidiendo con la necesidad de implementar cambios en las condiciones actuales.

«Mi visión es más integral, porque estamos hablando de retener y captar recurso humano profesional que realmente estamos algunos puntos abajo. Me parece que hay que profundizar o ampliar un poco más algunos artículos. Buscar y afianzar algunas estrategias», consideró.

En ese aspecto, señaló la necesidad de evaluar algunas modificaciones en el sistema de residencias, por ejemplo en las guardias que hoy «no son reconocidas como tales». «Hay que captar al recurso humano desde el comienzo», sugirió. En cuanto a volver a ponderar la tarea ordinaria sobre las guardias, alertó que debe pensarse «una transición porque sino, hoy no vamos a poder cubrir con lo que tenemos».

«Estamos perdiendo la atención primaria de salud, entonces hay que buscar un poco más trabajar esas estrategias. El arraigo es un problema por ahí desde la residencia misma. Hay que facilitarle, si se va al interior, una vivienda, el acceso a un terreno, vemos que necesitamos algunas otras instituciones que nos faciliten esto. Por ahí también pasa que forma familia y tiene hijos y la educación es otro factor», planteó Quarín, quien pidió «involucrar a otros actores» a la discusión.


El proyecto de ley ya no tendrá chances de ser debatido en el recinto este año, por lo que deberá continuar su tratamiento cuando se reinicie un nuevo período legislativo, en marzo del 2022.

El diputado Andrés Blanco (PTS-FIT) analizó hoy que los dichos del jefe de la zona sanitaria II coincidían con «el mismo relato que planteó la ministra (Andrea) Peve» para dilatar el tratamiento. «Me parece que nos va a llevar bastante tiempo, se va a seguir convocando a invitados y todos van a coincidir en que hay que buscar una salida integral. Entiendo que este mecanismo que estamos planteando nos va a llevar a un recorrido larguísimo hasta llegar al verdadero punto que es la decisión política», planteó.

Sergio Fernández Novoa (Frente de Todos) coincidió en que, «en cuanto a pedir opinión desde esta comisión lo hemos hecho suficiente» y evaluó que ahora debe discutirse «qué voluntad política hay para que esta ley exista». «Para mi la peor ley es la que no existe, después toda ley puede revisarse y de hecho este mismo año lo hemos hecho en distintos segmentos», afirmó.

El debate fue seguido hoy nuevamente por los profesionales agremiados en el Siprosapune, quienes convocaron a un paro y montaron una permanencia en las afueras de la Legislatura.


Comentarios

Comentarios

Para comentar esta nota debes tener tu acceso digital.
¡Suscribite para sumar tu opinión!

Suscribite

Logo Rio Negro
La carrera sanitaria quedó sin sanción, pero prometen retomarla el año que viene