La crisis en el Gobierno repercute en el tratamiento del Presupuesto 2022

El proyecto fue enviado en tiempo y forma y cuenta con aval de Cristina Kirchner. Pero Guzmán todavía no puso fecha de presentación y en el bloque oficialista esperan que se apague la interna para encarrilar el debate.




La crisis política que atraviesa el Gobierno por la rebelión del ala kirchnerista del Gabinete puso entre paréntesis el debate del Presupuesto 2022. El ministro de Economía, Martín Guzmán, todavía no le puso fecha a su presentación ante la Cámara de Diputados y en el bloque oficialista esperan que se apague la interna para cerrar filas y encauzar el debate. 

El proyecto de ley ingresó al Congreso en tiempo y forma luego de que Cristina Kirchner se comunicara con Guzmán -por tercera vez en un día- para despejar rumores sobre un pedido de renuncia. Funcionarios de la cartera económica dejaron trascender que la vicepresidenta se involucró directamente en la elaboración de la iniciativa y que tuvo un ida y vuelta permanente con el ministro. 

“El Presupuesto llega al Congreso con total aval de Cristina, Sergio (Massa) y Máximo (Kirchner)”, aseguraron las fuentes consultadas. Aclararon que, con la convicción de que Argentina logrará acordar con el FMI, los 19.000 millones dólares a pagar en 2022 no fueron incluidos en el proyecto y eso ahorró un posible problema interno. 

Sin embargo, el conflicto desatado en el Gabinete es de tal magnitud que el Presupuesto pasó a un segundo plano; Massa y Máximo todavía no se sentaron a definir el cronograma de tratamiento. 

“El problema que hay se tiene que resolver en cuestión de días, así que la discusión va a arrancar una vez que eso esté ordenado. Antes no. Una vez que el Gobierno se ordene, la discusión va a ser normal. Pero ahora nadie está pensando en el Presupuesto”, confió un diputado habitué de las negociaciones presupuestarias. 

El proyecto enviado a la Cámara baja prevé para el año próximo un crecimiento económico del 4%, una inflación del 33%, un dólar a 131,10 pesos y un déficit fiscal primario del 3,3% del Producto Interno Bruto (PIB). El Gobierno calcula que este año cerrará con una inflación del 45,1%, muy superior al 29% estimado en el Presupuesto vigente. 

Corresponsalía Buenos Aires



Comentarios


La crisis en el Gobierno repercute en el tratamiento del Presupuesto 2022