La defensoría del Pueblo actuó con amparos ante el silencio de la municipalidad de Neuquén

El defensor del pueblo, Ricardo Riva, aseguró que no hay discordia con la comuna, pero aclaró que si los funcionarios no responde ante un pedido de información, acciona con las herramientas disponibles





El defensor del Pueblo de la ciudad, Ricardo Riva, aseguró que la presentación del amparo para frenar las obras del paseo de la Confluencia “no es una cuestión personal, nos preocupa desde lo institucional tener que ir al poder Judicial” para pedir información al Ejecutivo, sostuvo.

Riva aseguró que mantiene una buena relación con diferentes dependencias de la municipalidad de Neuquén y trabajo en conjunto con varias áreas “sólo en el tema obras”, hubo un cortocircuito, o retaceo de información que les llevó a iniciar acciones administrativas o amparos, como el caso del millonario paseo de la Costas sobre el río Limay.

Riva insistió en que hay “muy buena comunicación” con diferentes áreas del municipio con las que “nos sentamos rápidamente a tratar los temas y buscamos de resolver o ver cómo podemos llegar a un acuerdo, porque siempre actuamos ante la petición de los vecinos. En esto hubo silencios, notas sin responder, nos enviaron con una y otra secretaría y nosotros tenemos el deber de actuar. Nos preocupa tener que acudir al poder judicial cuando uno tiene facultades para exigir esta documentación”, dijo.

La defensoría presentó un amparo por información pública por presunto daño ambiental para conocer sobre la tala de árboles denunciada por las vecinas de Confluencia Rural, que hablaron de más de 500 especies arrasadas en la zona de la península Hiroki.

La medida cautelar incluyó obtener información sobre el vertido de basura para rellenar los humedales a la vera del río Limay en la zona de Valentina, en las inmediaciones de La Zagala, Las Perlitas y Peregrina.

Otros dos recursos están en danza: el administrativo para dar marcha atrás con el acuerdo firmado entre la municipalidad de Neuquén y el Rincón Club de Campo, por la poca claridad sobre la venta de la calle lateral del country, pegado a la defensa costera de la AIC en el río Neuquén. Y el de solicitud de informes por el evento gastronómico en la torre de Talero, convocado por el municipio para el fin de semana del 14 al 17.

Riva insistió en el rol de la defensoría del Pueblo de responder ante el avasallamiento de derechos planteados por los vecinos. “Tenemos el deber de actuar o de llegar a un posible razonamiento. Fuimos a los lugares donde nos convocaron los vecinos, y tomamos la decisión de hacer esta acción más allá de que vimos el daño ambiental que existía, solicitamos una serie de informaciones que no fue brindada” tanto en los humedales de Valentina como en la obra costera de Confluencia, dijo.

Agregó que ante “los silencios” de algunas áreas de la comuna se accionó con los instrumentos legales previstos ante el retaceo de información oficial.

La Torre de Talero es un monumento histórico de la ciudad con orden judicial de preservación y restauración –en vigencia-  debido a una acción de la Defensoría que se llevó a cabo en la anterior gestión. La comuna anunció la realización del evento gastronómico – turístico para la próxima semana, sin embargo, no figura en el cronograma de las actividades oficiales de octubre.


Comentarios


Seguí Leyendo

La defensoría del Pueblo actuó con amparos ante el silencio de la municipalidad de Neuquén