La era de los autos eléctricos llegó hasta Vaca Muerta

El proyecto de una red de cargadores y los beneficios impositivos generaron condiciones para el desembarco. La firma japonesa Nissan presentó el coche “verde” más vendido en el mundo.





E-Pedal es un seteo del vehículo que utiliza un freno automático para recargarse.  (Foto: Mauro Pérez)

E-Pedal es un seteo del vehículo que utiliza un freno automático para recargarse. (Foto: Mauro Pérez)

Todavía lo hidrocarburos mueven al mundo, pero en la industria de la energía se habla, desde hace años, que estamos en plena transición: vamos desde los combustibles contaminantes a las fuentes limpias. El primero de los sectores que se metió de lleno fue el de los automotores. El surgimiento de marcas innovadoras y los avances tecnológicos pusieron a nuevas y viejas compañías a desarrollar el auto del futuro (y del presente).

En Neuquén, la provincia de Vaca Muerta, la era verde ya llegó. El puntapié lo dio la Agencia de Inversiones de Neuquén que tiene una extensa trayectoria en energías renovables. El año pasado instaló el primer cargador de autos eléctricos de la provincia y adelantó un plan para crear un corredor hasta el vecino país de Chile con estaciones de recarga.

El municipio neuquino también hizo su aporte: desde mayo de 2019 está vigente una ordenanza que exime, por tres años, el pago de patente para vehículos eléctricos y alternativos, donde ingresan los híbridos.

Recientemente la firma Nissan desembarcó en la capital neuquina con una joya de su colección: el Nissan Leaf. Es el auto eléctrico más vendido del mundo. Además se presenta como un deportivo con tecnología desarrollada en la Fórmula E y que gasta, al mes, poco más que una vivienda promedio (300 kw/h). También la cooperativa eléctrica CALF se sumó la onda verde y trajo cuatro rodados totalmente eléctricos para sus operaciones diarias.

El Leaf tiene una función de distancia autónoma para ruta. (Foto: Mauro Pérez)

Si bien el futuro inmediato del parque automotor será híbrido, aquellos rodados que pueden utilizar tanto energía eléctrica como combustibles fósiles, los desarrollos en vehículos eléctricos masivos están a la vuelta de la esquina. Habrá que esperar un poco nada más y juntar algo de dinero porque actualmente sus precios son elevados: parte de los 60 mil dólares.

El Leaf, aún con pocas unidades vendidas en el país, es una síntesis de la realidad que ya son los automóviles exclusivamente eléctricos. En particular, para la marca japonesa reúne todos los conceptos que buscan explorar bajo la visión Intelligent Mobility: vehículos autónomos, conectados e integrados. Esto significa propulsión con energías limpias, conducción autónoma y conexión con la vida de las personas.

En números

389 kms
es la autonomía que entregan las baterias de litio con las que se abaste el motor eléctrico de 150 CV.

El último de los conceptos lo diferencia de otros rodados eléctricos porque el Leaf puede acumular energía y prestarla o volcarla a la red. Esta tecnología si se escala podría ser una solución para, por ejemplo, campamentos de ayuda humanitaria u otras necesidades del propietario que le permitirían llevar luz a lugares sin cobertura o simplemente transportarla.

Además de ser amigable con el entorno, el auto de la marca japonesa es un verdadero deportivo. Tiene una autonomía de 389 km y una velocidad final de 170 km/h sin embargo cuenta con 150 caballos de potencia que se desarrollan desde el inicio de la aceleración. Un dato curioso para los que no conocen este tipo de vehículos: no tiene cambios.

El dato

40 kw/h
es el consumo para un promedio de tres a cuatro días de uso. Una vivienda gasta 300 kw/h al mes.

El concepto de movillidad inteligente

* Conducción autónoma. El Leaf tiene dispositivos que mejoran las condiciones de manejo y permiten al conductor delegar tareas en el equipamiento de abordo.

* Conexión. El auto permite puede ser cargado en terminales o desde una la red doméstica de electricidad con tres velocidades de abastecimiento.

* Integración. Se vincula con las necesidades de las personas porque, al ser “una batería con ruedas”, puede entregar energía.


Comentarios


La era de los autos eléctricos llegó hasta Vaca Muerta