La Ley de Alquileres, para después de las elecciones

El clima electoral generó ausencias masivas en la Comisión de Legislación General, que no logró reunir ni el tercio de los legisladores necesarios para abrir el debate en minoría.  Había varios proyectos que buscaban consensuarse.



La comisión de Legislación General de la Cámara de Diputados fracasó este martes en su intento por abordar el proyecto de ley de alquileres, al no reunir quórum para poner en marcha la reunión convocada por el macrista Daniel Lipovetzky, tras el impasse que tuvo el tratamiento de la iniciativa a fines del año pasado. El tema pasará seguramente para después de los comicios de octubre y será definido en el próximo mandato.

El diputado del PRO, que había formalizado la convocatoria a la reunión el pasado viernes, esperó media hora a que llegaran los diputados necesarios para trabajar, pero transcurrido ese tiempo ni siquiera concurrió el tercio que se habilita reglamentariamente como segunda instancia.

Iban a ponerse a consideración cuatro proyectos que introducen modificaciones al Código Civil y Comercial de la Nación.  Las distintas iniciativas, que buscaban consensuarse, llevan las firmas del oficialista Lipovetzky; Agustín Rossi y otros miembros del FpV; Felipe Solá, de Red por Argentina y otros legisladores del Movimiento Evita y la rionegrina Silvia Horne, del FpV.

De la reunión, también participaron inquilinos y corredores inmobiliarios y representantes de propietarios, que mostraron su respaldo o descontento con varios puntos del articulado, según el caso

Los inquilinos reclamaban entre otros puntos la regulación de los precios por inflación y salarios, la extensión de los contratos de alquiler a tres años, el tema de las garantías y expensas. Por parte de los agentes inmobiliarios temían que se cercenen o se eliminen los honorarios de los profesionales inmobiliarios.

Entre los ausentes se contabilizaron diputados de todas las bancadas, incluso del propio interbloque oficialista, y las justificaciones coincidieron mayoritariamente en que muchos legisladores no están la ciudad de Buenos Aires por los cierres de las campañas en sus provincias.

La convocatoria a la comisión se dio en medio de la virtual parálisis legislativa y luego de que el presidente Mauricio Macri anunciara, en la última semana de septiembre, el envío al Parlamento de un proyecto de ley de alquileres.

En noviembre de 2016 el Senado había dado media sanción por unanimidad a una iniciativa de la senadora rionegrina Silvina García Larraburu (PJ-FpV), proyecto que no logró consensos para avanzar en Diputados durante 2017.

En 2018 la Cámara baja retomó el debate y finalmente en octubre logró dictamen de comisiones a partir de un texto consensuado, que, sin embargo, no llegó al recinto y tampoco fue incluido por el Poder Ejecutivo en el temario de sesiones extraordinarias de ese año y perdió estado parlamentario.

Sin que que el gobierno haya enviado su iniciativa, Lipovetzky convocó a la reunión con un temario que incluía los cuatro proyectos en danza.

Por la mañana el diputado se había mostrado confiado en la posibilidad de avanzar con un dictamen de consenso para lograr cambios a la actual ley, que busca, entre otras cosas, modificar el índice de actualización de los contratos y el plazo mínimo legal de un contrato de alquiler.

Al término de la fracasada reunión se vivieron momentos algo tensos, cuando un grupo de corredores inmobiliarios que había accedido a la sala comenzó a cuestionar el contenido de la legislación a diputados que se retiraban del lugar, como Lipovetzky y Solá, entre otros.


Comentarios


La Ley de Alquileres, para después de las elecciones