La obra del Metrobús divide barrios y opiniones en Neuquén

Se cuestionó la oportunidad y las prioridades. Los vecinalistas apuntaron a la ausencia de comunicación del municipio antes de comenzar la megaobra que tiene una tardanza superior a la prevista. Las preguntas sobre el estacionamiento sin respuestas.





El Metrobús de Neuquén es una obra que divide opiniones. En su extensión y teniendo en cuenta los carriles preferenciales del centro de la ciudad, atraviesa 11 barrios donde los vecinos se muestran a favor y en contra, pero el comentario que subyace es “la falta de planificación”.

También marca una grieta entre la comuna y el gobierno nacional, porque las obras están a cargo de los dos ejecutivos con una inversión total de 507 millones de pesos. Desde el municipio remarcaron que su parte del trabajo está casi concluida y que se inaugurará entre el miércoles y el viernes de esta semana. Pero advirtieron que los retrasos vienen por parte de Nación, que puso fecha de finalización de obra en febrero.

Los barrios que atraviesa este sistema de transporte son San Lorenzo Norte, Gran Neuquén Sur, Melipal, Unión de Mayo, Gregorio Álvarez, El Progreso, Villa Ceferino, Islas Malvinas, Área Centro Oeste e indirectamente el Área Centro Este y Área Centro Sur.

Te puede interesar | Metrobus y carriles: las dos novedades que transformarán Neuquén

De oeste a este, las vecinales manifestaron sus posturas con la obra. Empezando por San Lorenzo Norte, el referente Héctor Sánchez, puntualizo que se trata de una “obra importante pero el gran error que se comete es la planificación”. Puntualizó que no hubo una comunicación eficaz con los vecinos y comerciantes de la avenida del Trabajador. En el caso de comercio, hubo locales que tuvieron la calle cortada por tres meses, lo que provocó una caída de sus ventas.

En Gran Neuquén Sur, Marcelo Espinosa, cuestionó la prioridad de la obra y aseguró que en la ciudad existen muchas familias que no cuentan con servicios básicos. Considero que “aunque sea necesario no es prioritario” y agregó que “no hay planificación, con tal de inaugurarla antes de las elecciones”.

En Unión de Mayo, el vecinalista Gustavo Ancafil, vaticinó mejoras en el tránsito y aseguró que los usuarios del transporte podrán llegar más rápido al centro de la ciudad. Pero reconoció que las falencias estuvieron desde el punto de vista de la comunicación porque “comerciantes bajaron hasta el 50% sus ventas, hay cuatro vecinos que tuvieron que cerrar sus puertas”.

El presidente del barrio Gregorio Álvarez, Claudio Marchetti, fue el más crítico y sostuvo que existen “otras prioridades en las obras públicas antes que el Metrobús, estas son obras para ciudades de un millón de habitantes”. Señaló también que “no tenemos claro cómo va a funcionar porque no nos explicaron muy bien como será, cuando esté terminado el vecino va a tardar en adaptarse”.

El vecinalista de El Progreso, Marcelo Pailacura, encaminó su opinión por la seguridad vial y mencionó que el Metrobús “se impuso con autoritarismo”.

El mayor conflicto en el barrio está relacionado con los frentistas que no tendrán lugar para dejar sus vehículos. Señaló que “no hubo planificación”.

Los vecinos se quejaron por la falta de información sobre la obra y el Metrobús. (Foto: Florencia Salto.-)

En Islas Malvinas, Eduardo Pilquiñan, enfatizó que el Metrobús mejorará el aspecto y la conexión del barrio con la ciudad. En cuanto a la convivencia con las obras, mencionó que “ha sido dificultosa porque ha faltado mucho más comunicación, información sobre los tiempos de obra y la finalización. No sólo para particulares, también para vehículos de emergencia, ambulancias, los bomberos y la policía”.

El tramo final de los trabajos va desde el cruce de Colón y avenida del Trabajador hasta la rotonda de la Ruta Provincial 7, abarcando el barrio Área Centro Oeste. La vecinal está acéfala y el avance de los trabajo despertó el descontento de los frentistas que acudieron a la Defensoría del Pueblo.

Carriles exclusivos

En el Área Centro Este y Centro Sur, el proyecto es distinto porque incluye únicamente un carril preferencial que anulará cuadras de estacionamiento medido. Emiliano Sayago del Centro Este cuestionó que el trazado del transporte causará caos urbano y obligará a ampliar el radio del estacionamiento medido. Aparte puntualizó que afectará a frentistas quienes no podrán estacionar en las puertas de sus viviendas.

Sobre Avenida del Trabajador funcionará el Metrobus. En el área centro funcionarán carriles exclusivos para el transporte público.

Los dos tramos

Una obra que fue pagada por el municipio y la Nación

Esta semana el municipio dejará las obras del Metrobús abiertas al tránsito particular “los cordones, la iluminación y los semáforos están listos, es la obra vial que nosotros tomamos y quedará habilitada”, señaló el subsecretario de Obras Públicas de la ciudad, Guillermo Castejón.

En declaraciones radiales, el intendente Horacio Quiroga, aseguró que por día se ejecutan 850 metros de pavimento flexible para concluir los trabajos.

El funcionario trazó diferencias entre los trabajos que realizó el municipio y los que ejecutó el gobierno nacional y aseguró que “hay que tener en claro de quién es una obra y de quién es la otra”. En ese contexto explicó que “la obra seca que licitó y contrató la Nación, consta de paradores riego, forestación y señalización horizontal que se van a habilitar en febrero”.

Al ser consultado por los retrasos que presentó la obra del ejecutivo nacional, Castejón señaló que “la idea era que terminemos todos juntos, pero lo que pasó es que el día que la licitaron -el gobierno nacional- a mediados de año el dólar se disparó de 22 pesos a cerca de 40 pesos, eso obligó a remirar la obra. Se desplazaron hasta que firmaron los contratos y la modalidad de terminaciones, se fueron dos meses hacia adelante”.

Las distintas obras del Metrobús fueron licitadas por dos empresas. En el pliego de obras del municipio la adjudicataria fue la firma CN Sapag, mientras que la del ejecutivo nacional fue para Bricons SA.

Castejón mencionó que el monto de las inversiones entre el municipio y Nación asciende a 506.000.000 de pesos.

“Es una obra importante pero el gran error está en la planificación. No se tuvo en cuenta que a los comercios de la avenida del Trabajador, que se les cortó el trabajo por dos o tres meses. Si bien se hicieron las reuniones con las vecinales, el municipio no habló con los vecinos que se ven afectados”.
Héctor Sánchez, referente vecinal del B° San Lorenzo Norte.

“Si tenemos en cuenta que en Neuquén todavía hay familias que conviven con falta de agua, gas, cloacas, los que tienen que colgarse de la luz, cuando llueven dos gotas y se inundan, considero que aunque sea necesario no es prioritario. No hay planificación, con tal de inaugurar la obra antes de las elecciones”.
Marcelo Espinosa, presidente vecinal del barrio Gran Neuquén Sur.

“Esto es totalmente necesario porque va a agilizar el tránsito de Neuquén y va a permitir que la gente pueda llegar más rápido al centro. La comunicación fue un gran problema porque los comerciantes bajaron hasta el 50% sus ventas, hay cuatro vecinos que tuvieron que cerrar sus puertas”.
Gustavo Ancafil, presidente vecinal del barrio Unión de Mayo.

“La obra se impuso con autoritarismo, hoy estamos viendo la inseguridad que vamos a tener con el tránsito y también notamos que los vecinos no van poder estacionar ni en las puertas de sus casas”.
Marcelo Pailacura, presidente vecinal del barrio El Progreso.

“Nosotros vemos que había otras prioridades en las obras públicas para realizar, antes que el Metrobús, las prioridades del intendente son otras. Estas son obras para ciudades de un millón de habitantes”.
Claudio Marchetti, presidente vecinal del barrio Gregorio Álvarez.

“El Metrobús trae mejoras para el barrio. Estas obras que son de gran tamaño benefician a la ciudad y al oeste. La convivencia de la obra con los vecinos ha sido dificultosa porque ha faltado mucho más comunicación”.
Eduardo Pilquiñán, presidente de la vecinal de Islas Malvinas.

“Si el Metrobús mejora el transporte en la ciudad es necesario. Pero vemos que va a generar un impacto muy grande en el tránsito del área del centro por el carril preferencial, porque el estacionamiento medido se va a tener que ampliar”.
Emiliano Sayago, presidente vecinal del barrio Centro Este.

Datos

6
kilómetros tiene de extensión el Metrobús. En el centro de la ciudad habrá 5 kilómetros de carriles preferenciales.

Comentarios

Para comentar esta nota debes tener tu acceso digital.
¡Suscribite para sumar tu opinión!

Suscribite

Logo Rio Negro
La obra del Metrobús divide barrios y opiniones en Neuquén