La UNRN crea una red de voluntarios para asistir a adultos mayores

El programa se llama "Contá con nosotros". Los ancianos pueden pedir que les paguen una factura, que les hagan las compras porque no pueden salir u otro tipo de asistencia.





Hay adultos mayores que viven solos y no pueden salir, por eso acuden a la red de asistencia de la UNRN. Foto: Alfredo Leiva

Hay adultos mayores que viven solos y no pueden salir, por eso acuden a la red de asistencia de la UNRN. Foto: Alfredo Leiva

El área de Extensión de la Universidad Nacional de Río Negro implementó un servicio específico para adultos mayores que no pueden salir de sus domicilios y les ofrece ayuda para realizar compras y trámites u ofrecer simplemente “acompañamiento remoto”.

La red funciona a través de un teléfono de contacto y está a cargo de un grupo de voluntarios, previamente inscriptos, del que participan estudiantes, docentes y no docentes.

La subsecretaria de Extensión de la sede Andina de la UNRN, Mabel Chrestía, dijo que la idea se difundió rápido y ya recurrieron al servicio numerosas personas de edad avanzada, que en muchos casos viven solas, y que necesitan ayuda para realizar compras o gestiones impostergables.

Recibimos por ejemplo el llamado de un señor que necesitaba pagar la luz porque se le vencía -contó-. Otro hombre diabético del barrio Unión que se había quedado sin insulina y no podía salir. Una persona del kilómetro 13 pidió que le hagamos una compra de alimentos, nos mandó la lista y se la llevamos. Empezamos esta semana y ya tuvimos mucha demanda”.

El programa se llama “Contá con nosotros”. El 31 de marzo abrió la inscripción de voluntarios dentro de la comunidad universitaria, a la que respondieron unas 30 personas. Chrestía dijo que en Bariloche el teléfono de contacto es 294 4418951 y el servicio está dirigido a personas mayores de 60 años. En algunos casos han llamado no sólo los adultos mayores sino algún vecino o familiar que sabe de la necesidad y no la puede resolver.

La UNRN señaló al lanzar la propuesta que “el aislamiento social no debe convertirse en exclusión” y que el de los adultos mayores “es uno de los segmentos poblacionales más afectados por la pandemia de Covid-19”.

Chrestía dijo que la asistencia está planteada para resolver trámites de quien no puede salir de su casa, pero también para brindar “acompañamiento y asesoramiento” a través del teléfono. Existió por ejemplo el caso de una mujer que se comunicó angustiada porque no puede pagar el alquiler. Y fue informada sobre las medidas de excepción que dispuso el gobierno para casos como el suyo.

911

Comentarios


La UNRN crea una red de voluntarios para asistir a adultos mayores