Lecturas: “38 estrellas”, de Josefina Licitra

Encasillada como una investigación periodística, pero con un abordaje literario digno de una novela multipremiada, Josefina Licitra nos acerca una merecida reivindicación a la Operación Estrella, la mayor fuga de una cárcel de mujeres jamás vista. Pasen y lean.

Me topé con este libro de casualidad, por cuestiones de estudio, y no podría haber sido más afortunado. Porque después de finalizarlo, puedo afirmar con total convicción que “38 Estrellas” (Editorial Seix Barral), de Josefina Licitra, es un libro que vale cada segundo de lectura.


En “38 Estrellas” encontramos una reivindicación a un hecho histórico tanto para la militancia femenina como para la política: la Operación Estrella, una fuga en la que 38 presas políticas (en su mayoría menores de 25 años y militantes tupamaras) escaparon de un penal de Montevideo, un 30 de julio de 1971. Y es una reivindicación justa, claro.

De no haber existido este libro, la historia podría haber continuado en el olvido. Y sin embargo, después de leer “38 Estrellas”, podemos afirmar que de haber ocurrido hoy, esta fuga sería probablemente material para una película producida por Netflix.

Vale aclarar, para comenzar a desandar los caminos de este libro, que estamos ante una investigación periodística. Sin embargo, no tiene un enfoque puramente académico y estructurado, como uno habitualmente podría esperar. Y no por falta de elementos: cuenta con información muy valiosa, obtenida a través de muchísimas entrevistas y visitas al lugar de los hechos. Aquí el gran acierto de la escritora es haber desarrollado la historia con un formato literario más cercano a la novela que a un texto periodístico, pero sin resignar los hechos reales que le dan un condimento extra a la historia.

A lo largo del relato, Licitra combina recursos literarios con perfiles de los personajes, charlas directas con entrevistados y sobre todo, una contextualización de lo ocurrido antes, durante y después de la Operación. No hay detalle periodístico que escape a la pluma de la escritora, que aún así transformó todo ese material en una historia tan perfectamente narrada que atrapa al lector hasta el último instante.


El armado de la historia merece un párrafo aparte. Es que el tema de investigación surgió a partir de una charla de Josefina con la hoy senadora uruguaya Lucía Topolansky, compañera del “Pepe” Mujica, en un trabajo de perfil del expresidente. Allí, Lucía mencionó al pasar la Operación, pero Josefina sintió curiosidad porque no había oído al respecto antes. Desde allí comenzó a investigar la fuga y encontró que el histórico escape había estado invisibilizado durante décadas, tanto por cuestiones de género como por otros hechos: meses después ocurriría la fuga de Punta Carretas, donde 111 presos masculinos (Mujica incluido) escaparon. Estos factores confluyeron en que la Operación Estrella quedara casi olvidada.

Sin embargo, además del testimonio de Topolansky, Licitra investigó por cuenta propia. Fue allí que encontró algunos textos de circulación limitada, en su mayoría editados por una editorial de los Tupamaros (militantes del Movimiento de Liberación Nacional-Tupamaros, un movimiento de izquierda que tuvo su auge en Uruguay durante los 60’ y 70’). Por fuera de eso, casi nada.

Fue así que Licitra se encargó de la reconstrucción histórica de un hecho que parece haber salido de un guión fílmico, pero que fue tan real como lo es la historia de cada una de las integrantes.

Durante el desarrollo del hecho iremos conociendo las motivaciones de cada presa política para comenzar con la militancia, los hechos que las llevaron a optar por tal o cual movimiento, y sobre todo, la caída por la que llegaron a la cárcel.


Las historias no solo son interesantes desde su apartado meramente documental, porque otra gran virtud de Licitra es lograr narrarlas de una forma tal que nos involucramos en la vida de cada una de esas presas. Desde sus inicios en la política hasta sus desamores, pasando por la confección de sus familias y su destino luego del exitoso escape.

Licitra describe con total cercanía el clima interno entre las presidiarias previo a la fuga, la ejecución del plan y todo lo concerniente al escape en sí, casi con la misma seriedad que desanda su propia investigación, siempre cautivando al lector a seguir página tras página.

En definitiva, incluso si el género de la investigación periodística no es de su preferencia, les recomiendo este libro. Es una combinación entre un trabajo de documentación brillante y una capacidad literaria que no deja de asombrar.


SUSCRIBITE A QUEDATE EN CASA
Todos los días a las 19 para acompañar el final del día.

Comentarios


Lecturas: “38 estrellas”, de Josefina Licitra