Los 5 puntos clave que dejó el triunfo de Argentina ante Nigeria

Desde el vacío de poder en el banco hasta el cambio anímico, un repaso por el desahogo Albiceleste.

Lo más visto



#

Alivio absoluto para Messi y los suyos.(Foto: AP )

El partido de Argentina ante Nigeria significó una especie de refundación para la Albiceleste. Y no fue sólo porque volvió a ganar después de un inicio complicado. Vale entonces repasar los cinco puntos clave que nos dejó el 2-1 con el golazo agónico de Rojo.

1 – ¿El técnico realmente es Sampaoli?

Ausencia en los festejos, consulta a Messi por un cambio, discusión táctica con Mascherano en la previa… Si lo de Sampaoli y el vacío de poder en la Albiceleste era un rumor, todas estas situaciones parecen estar más cerca de confirmarlo que de dar por tierra con estas versiones. El técnico de la Albiceleste parecía cualquier cosa menos un DT durante el choque con Nigeria, y volvió a instalar la pregunta.

Mirá también: Una Selección llena de optimismo pero vacía de poder.

Durante la conferencia de prensa, el DT se mostró cabizbajo, sin demasiada alegría. Cuesta creer que esa pose melancólica haya tenido algo que ver con el triunfo. ¿Quién es la cabeza del plantel? ¿Messi? ¿Mascherano? ¿Maneja Burruchaga desde atrás? Más allá de los rumores, los nombres y las posibilidades, hay una sensación que crece cada vez más: el técnico de este equipo no es Sampaoli.

2 – Si el 10 está encendido, cambia la ecuación

Hasta ayer, el Mundial de Lionel Messi estaba muy lejos de ser, justamente, el Mundial de Lionel Messi. La Pulga tenía una postura casi de rendido, como si no encontrara soluciones a su nivel. En el primer partido generó pero poco, en el segundo casi no tocó pelotas. Una estadística ante Croacia marcó lo que era hasta ayer la Copa de Lio: Caballero había tenido más el balón que él.

Mirá también: Hay motivos para ilusionarse con la Selección Argentina.

Sin embargo, ayer Lio tenía otra cara. Y cuando la Pulga está encendida, puede pasar cualquier cosa. El 10 marcó un auténtico golazo y tuvo un tiro libre en el palo, por lo que pudo haber ampliado su cuenta. Gran partido de Lio, que ilusiona con su recuperación.

3 – Armani, una solución entre tantos problemas

Sin un buen arquero es muy difícil ser campeón. Máxima futbolera a la que el tiempo se ha encargado de darle la razón, y que ayer se replicó en San Petersburgo. Argentina venía golpeada tras los graves errores de Caballero (que se mostró afectado luego) en el segundo partido, y era necesario un golpe de timón urgente bajo los tres palos.

Mirá también: Argentina resucitó al tercer día y clasificó a los octavos de final.

Franco Armani fue el elegido, y menos mal que así fue. Porque el “uno” de River se mostró, al igual que en el torneo, seguro. Sobrio, firme, sin dejar dudas. Fue a todas, salió cuando tuvo que salir y cortó cuando tuvo que cortar. Personalidad no es sólo gritar: es aparecer en los momentos fundamentales. Y Armani demostró que tiene personalidad para no salir del puesto.

4 – ¡Una buena! Empezaron a funcionar los cambios

Las modificaciones en los primeros dos partidos eran más un mareo que una solución. Sin embargo, ayer los cambios fueron claves para que Argentina de un paso al frente ante Nigeria. Rojo regresó al equipo, estuvo firme abajo y anotó el gol que salvó a Argentina. Éver Banega también fue clave: ingresó y se encargó de la posesión y la generación de juego. Incluso asistió a Lio en el primer tanto.

Mirá también: Marcos Rojo, el salvador de Argentina.

Cuando el banco rotó durante el partido, lo mismo. Pavón ingresó y fue uno de los pocos que entendió la intensidad que exigía el partido y las necesidades de Messi para asociarse. Meza fue el único que quedó en el debe: el volante de Independiente se notó nervioso y tuvo un rendimiento flojo.

5 – Un desahogo que puede ser fundamental

Después de tanta presión, era necesario un desahogo. El triunfo de Argentina sirvió para que la garganta quede al (Marcos) Rojo vivo, y descomprimió una situación que podía terminar en papelón deportivo y dirigencial. No fue así y ahora, a tener cuidado. Este equipo puede tener mucho para dar si logra acomodarse mental, anímica y futbolísticamente.

Mirá también: Así festejaron los jugadores de Argentina tras la clasificación.

El festejo del plantel Albiceleste en el micro de vuelta dejó en claro el alivio enorme que significó haber ganado. Bombos, saltos, gritos y el hit del momento. Todo sirvió para relajar, para recargarse de pilas y, sobre todo, para sumar optimismo: Argentina está para dar pelea. Ahora, cuidensé.


Temas

Rusia

Comentarios


Los 5 puntos clave que dejó el triunfo de Argentina ante Nigeria