Los humedales tampoco tienen una legislación que los proteja en Neuquén

El intendente del Parque Nacional Laguna Blanca, Leonardo Datri sostuvo que se encuentran amparados los que están dentro de áreas protegidas, pero no así los que están por fuera.




Los incendios en Paraná volvieron a poner en discusión la necesidad de una Ley de Humedales en Argentina. El biólogo e intendente del Parque Nacional Laguna Blanca, Leonardo Datri sostuvo que no hay en Neuquén una normativa ni política al respecto y remarcó su importancia. "En Neuquén hay humedales bajo algún régimen de conservación, en áreas protegidas, pero no por fuera. No hay un política de humedales, una ley de humedales. Es muy difícil instalar el tema", apuntó.

Resaltó que los humedales son muy importantes. "Laguna Blanca es el único ojo de agua en una región de miles de hectáreas. De productores trashumantes que bajan con sus animales de lugares lejanos recorren kilómetros todos los días con sus piños para buscar agua", apuntó el biólogo en declaraciones al programa Vos a Diario (RN RADIO 89.3).

Marcó que el debate en torno a los humedales viene de hace años y se discute "siempre para la misma época, que tiene que ver por una condición fenológica de plantas" y "lamentablemente se vuelve sobre el tema porque no tenemos la ley y se está haciendo muy difícil que la sociedad asuma la conservación de humedales o por lo menos el mantenimiento de algunos claves".

Sumó en la entrevista radial que en zonas urbanas se pueden identificar "funciones muy importantes" y a pesar de eso los humedales  "para muchos sistemas productivos y unidades de negocios son un problema, o se manejan como en el Delta del río Paraná. O sea, prendiendo fuego pará revitalizar algún pastizal o despejar algún tipo de especie para que pueda entrar el ganado".

Al respecto, sostuvo que no hay como sociedad "un sentido de para qué queremos los humedales y qué hacer con ellos. Y quien tiene una meta clara es porque produce o urbaniza avanza (sobre los humedales)".

En este contexto, dijo que en Patagonia, y en Neuquén en particular, una costumbre es "rellenar los humedales directamente".

En la provincia de Neuquén, hay dos humedales dentro de la Red de Sitios Ramsar considerados de importancia internacional en el marco de la Convención sobre los Humedales. Se trata del Parque Nacional Laguna Blanca y el Parque Provincial El Tromen.

Apuntó que hay antecedentes en el mundo sobre buenas experiencias en la conservación de estas zonas y mencionó el caso de Lituania donde "prácticamente el país entero es un humedal y hay una política bastante Interesante a pesar de que ellos necesitan urbanizar y hacer agricultura".

Por lo que manifestó que ojalá en Argentina "podamos ver el camino para integrar los humedales a nuestros procesos productivos o a un esquema de conservación más amplios".

Sobre los avances que podrían hacerse a nivel regional marcó que una parte del camino es la línea de ribera ya que "sería una forma de establecer un límite entre lo que se puede y no se puede hacer dentro de lo que llamamos humedales ribereños".

Apuntó que contar con una Ley de Ribera para los ríos Limay y Neuquén sería muy útil y dejaría en claro "el límite en la ciudad en la cual empezaría a adquirir determinadas características, por ejemplo, tener menos densidad urbana o poblacional o directamente establecer una no ocupación en el lecho del río".

Diferenció que en el lado de Río Negro, del otro lado de la rivera, si existen esa líneas y "sin embargo la otra orilla (por Neuquén) no lo tiene" y eso es lo que permite que se vea como se avanza en la ciudad, ya no sobre la planicie de inundación sino directamente sobre el lecho del río" y amplió que los terraplenes "juegan un papel terrible para lo que es el ecosistema y la seguridad de las personas"


La sequía llegó a Laguna Blanca


Leonardo Datri expuso que "están en serios problemas con la sequía", más allá de las nevadas de los últimos días "porque no alcanza". 

 Describió que el nivel de la laguna está muy bajo. "Los niveles siempre fluctúan, el problema es que está muy seco", expresó.

Dijo que el arroyo que es el principal tributario de la laguna que corre "con unos pastizales y unos mallines que son nuestra joya de conservación junto con las aves, la verdad es que está muy seco".

Gráfico que ya en abril estaban asistiendo con agua a pobladores que se les había secado los pozos.

 "Tenemos la brigada de incendio a tomo para lo que pueda suceder, que esperamos sea nada. Pedimos a la población que maximice el cuidado de todos los pastizales que están mucho más predispuestos a encenderse", comentó.

Sobre las aves, dijo que hay en estos momentos una gran población de flamencos y que los cisnes de cuello negro empiezan a mostrarse más en Laguna Blanca.


Escuchá la entrevista a Leonardo Datri en RN RADIO


Comentarios


Los humedales tampoco tienen una legislación que los proteja en Neuquén