Matan soldados de EE. UU. en un ataque en Siria

Fue un atentado suicida. Washington no precisó el número de bajas. Fue a poco de que Trump anunciara el retiro de tropas.

#

Destrozos en un restaurante en el norte de Siria tras el ataque que se atribuyó Estado Islámico. (Foto: ap )

En un ataque inusual, un número indeterminado de soldados estadounidenses murió ayer al producirse una explosión durante una patrulla de rutina en Siria, informó el mando militar. Son las primeras bajas que sufre Estados Unidos desde que el presidente Donald Trump anunció su intención de retirar las tropas del país.

El grupo Estado Islámico (EI) se declaró responsable del ataque en Manbij, una ciudad del norte de Siria patrullada por el ejército estadounidense. Dijo que uno de sus milicianos se suicidó al detonar un chaleco explosivo.

Videos distribuidos por activistas y agencias noticiosas locales mostraron un restaurante que sufrió graves daños y una calle cubierta de escombros y sangre. Otro video mostró un helicóptero sobrevolando el lugar.

Un concejo municipal y un grupo que monitorea la guerra en Siria dijeron que la explosión se produjo cerca del mercado principal del pueblo cuando pasaba una patrulla de la coalición liderada por Estados Unidos, con un saldo de una docena de víctimas, entre muertos y heridos. l Observatorio Sirio por los Derechos Humanos, con sede en Gran Bretaña, dijo que murieron 16 personas, incluidos nueve civiles, y al menos cinco combatientes sirios de los respaldados EE. UU.

El mando estadounidense emitió un comunicado por Twitter: “Efectivos militares de EE. UU. murieron en una explosión cuando realizaban una patrulla de rutina en Siria hoy. Difundiremos detalles adicionales más tarde”.

El Observatorio Sirio por los Derechos Humanos dijo que murieron 16 personas, incluidos nueve civiles, y al menos cinco combatientes sirios.

Datos

El Observatorio Sirio por los Derechos Humanos dijo que murieron 16 personas, incluidos nueve civiles, y al menos cinco combatientes sirios.

Comentarios


Matan soldados de EE. UU. en un ataque en Siria