Logo Rio Negro

Mientras siguen las dudas, despiden los restos de Débora Pérez Volpin

“Se han encontrado otras causas que no son de tipo anestésico”, dijo el abogado de la médica, aunque se abstuvo de revelar los motivos que generaron el deceso de la legisladora y periodista.





Familiares, amigos, colegas y cientos de personas despedían esta tarde en la Legislatura de la Ciudad a la diputada porteña y periodista Débora Pérez Volpin, quien murió el martes pasado mientras se le realizaba una endoscopía en el sanatorio porteño de La Trinidad.

Cerca de las 12, colegas y familiares participaron de una ceremonia íntima dentro del salón Juan Domingo Perón de la Legislatura, en tanto cientos de personas esperaron a que a las 13.20 las puertas del lugar se abrieran para poder dejar una flor y despedir los restos de la legisladora, quien en diciembre pasado asumió su banca tras ser electa por el espacio Evolución que conduce Martín Lousteau.

Ayer, el diputado no pudo contener el llanto al recordar a su compañera durante una entrevista en TN.

El diputado asistió al velatorio acompañado por su mujer, la actriz Carla Peterson. También, entre los primeros en llegar estuvieron la periodista Norma Morandini y el dirigente radical Enrique Nosiglia.

El cuerpo de Pérez Volpin, de 50 años llegó al palacio legislativo a las 10.15, junto a un círculo intimo de familiares, quienes ingresaron por la puerta trasera cerca del mediodía, horario en el que estaba previsto que arranque el velatorio.

A esa hora, cientos de personas comenzaron a llegar para dar el último adiós a la periodista, una de las caras de los noticieros de Canal 13 y TN.

En el lugar podían verse coronas de flores de distintos sectores políticos, de sus compañeros de canal 13, de la Asociación del Fútbol Argentino (AFA) y de distintos colegas.

“Estoy desolada, estoy triste, enojada. Tengo bronca, por momentos no puedo creer lo que pasó, no puedo creer que estoy acá en la Legislatura despidiendo a una compañera, todavía no tomamos dimensión, no caímos en lo que pasó”, le dijo a Télam la periodista Florencia Etcheves.

Con los ojos llenos de lágrimas, Etcheves agregó: “Débora era divina, lo que se veía es la tele es lo que ella era, siempre se estaba riendo, siempre estaba haciendo chistes. Tenía un abrazo, una palabra de cariño, festejaba los logros de los demás y te abrazaba cuando tenías una mala. Débora siempre estaba plantada en un lugar de verdad para con el otro, por eso hay tanta gente que hoy viene a despedirla”.

Sobre la investigación judicial sobre la muerte de Pérez Volpin, Etcheves opinó que “la búsqueda de la verdad nunca ensucia nada, me alivia mucho que la familia haya judicializado el tema para saber qué paso con Débora. Como periodistas tenemos que estar cerca para exigir saber la verdad porque Débora hubiera hecho eso”.

Luego de que la justicia caratulara la muerte de la periodista como “homicidio culposo”, tras la denuncia realizada por su pareja, Enrique Sacco, el cuerpo de Pérez Volpin fue sometido ayer a una autopsia.

En el marco de la investigación, el juez Gabriel Ghirlanda a cargo del juzgado de instrucción 57, ordenó el allanamiento del centro asistencial privado del barrio de Palermo donde se produjo el deceso, operativo en el que se secuestraron distintos documentos y la historia clínica de la paciente.

La autopsia

La autopsia del cuerpo de la periodista y legisladora porteña Débora Pérez Volpin, quien falleció el martes por la tarde cuando le realizaba una endoscopía abdominal, descarta “que la muerte tenga que ver con la anestesia”, afirmó hoy Eduardo Gerome, abogado de la médica anestesióloga Nélida Inés Puente, quien intervino en el procedimiento.

“En principio no se descubrió ningún error en materia anestésica”, afirmó el letrado y añadió que “se han encontrado otras causas que no son de tipo anestésico”, aunque se abstuvo de revelar, a pedido del juez interviniente, los motivos que generaron el deceso de la legisladora y periodista.

Gerome explicó que la doctora Puente “no se autoimputó, como mencionan algunos medios de comunicación”, sino que ante la denuncia presentada por la Justicia para que se investigue el hecho “se presentó diciendo que era una de las posibles personas de la cadena de responsabilidad, y solicitando participar de la autopsia”.

“Al parecer previamente no habría elementos que pudieran haber causado semejante problema, porque cuando se le va a hacer el estudio a la señora Pérez Volpin, se le hace un chequeo de tipo cardiológico, un electrocardiograma, que da impecable”, describió Gerome, en comunicación con radio La Red.

El letrado añadió que “durante la intervención, lo que le provoca la primera reacción negativa es la desaturación de oxígeno, es decir, que no puede respirar; pasó esto, fue abrupto y los médicos interrumpieron la tarea que estaban realizando y se abocaron a la reanimación”.

Consultado acerca de la información que trascendió hoy en los medios acerca de que habría lesiones en el esófago y el estómago, el abogado expresó: “No puedo responder por el pedido del juez de no revelar información, pero yo también leí esto y no estoy en condiciones de negar nada”.

El abogado describió que de la pericia participaron dos médicos forenses, el decano del Cuerpo de Médicos Forenses, el director de la Morgue Judicial, dos peritos de parte de la familia, dos de la anestesista y uno más de parte del Sanatorio Trinidad, donde Pérez Volpin falleció.

La causa, iniciada a partir de la denuncia del periodista deportivo Enrique Sacco, marido de la periodista, tramita en el juzgado de instrucción 57 a cargo del juez Gabriel Ghirlanda y fue caratulada como “homicidio culposo”.


Comentarios


Seguí Leyendo

Logo Rio Negro
Mientras siguen las dudas, despiden los restos de Débora Pérez Volpin