Análisis: El desamparo y la falta de respuestas a 29 familias

Los trabajadores de la cocina del hospital de Cutral Co cortaron la ruta, después de ser despedidos. Las autoridades sanitarias a nivel local y provincial deberán acelerar los trámites para tener una nueva empresa que les garantice el servicio.





En el actual contexto donde la pelea diaria para ganarle a la inflación es el objetivo central de cada vecino es necesario visibilizar la situación de las 29 familias que trabajaron en la empresa prestadora del servicio de cocina en el hospital y que fueron despedidos.

Los 29 empleados y empleadas estuvieron con medidas de fuerza para denunciar el atraso en el pago de los sueldos y las condiciones en las que estaban las instalaciones, donde debían preparar la comida para pacientes y personal del único hospital público. Lo más llamativo de esa situación fue la plaga de cucarachas, sin embargo, las puertas de las cocinas industriales estaban caídas, faltaban azulejos y las canillas de las bachas no eran las adecuadas.

Hace diez días atrás, este edificio cumplió 18 años y desde que se inauguró se terciarizaron los servicios de cocina, de limpieza y de seguridad. Antes, cuando funcionaba en el viejo «Aldo V Maulú», el personal era estatal o de algunos decretos de empleo.

Desde entonces, los conflictos entre los empleados y las empresas parecen ser el común denominador porque se denuncia atraso en los pagos, ocurren inconvenientes por falta de indumentaria, elementos de trabajo o insumos.

La buena y esperada noticia del comienzo de la tan anunciada ampliación de la guardia que comenzó estos días se ve opacada cuando se conoce que hay 29 familias que se quedaron en la calle, sin el sustento y con las dificultades que deberán afrontar para el pago de las indemnizaciones porque, según la empresa, las desvinculaciones fueron «con causa».

Ahora, deberán resolver dos situaciones: la búsqueda de un nuevo puesto laboral en un escenario difícil y la larga espera si por vía judicial deben esperar el cobro de las liquidaciones finales.

Las autoridades sanitarias a nivel local y provincial deberán acelerar los trámites para tener una nueva empresa que les garantice el servicio de cocina no solo para alimentar a los pacientes internados sino para el personal que allí se desempeña.


Comentarios

Comentarios

Para comentar esta nota debes tener tu acceso digital.
¡Suscribite para sumar tu opinión!

Suscribite

Logo Rio Negro
Análisis: El desamparo y la falta de respuestas a 29 familias