CALF ya trasladó en Neuquén subas de 90,6% aplicadas por Cammesa a la energía

La distribuidora señaló que el incremento en las boletas responde al aumento del precio mayorista. La boleta de agosto vendrá con la última parte del incremento de junio.





“Desde que se implementó el contrato de concesión, en materia de abastecimiento energético, el incremento en la facturación de Cammesa (Compañía del Mercado Mayorista de Energía eléctrica) ha sido de un 90,6%” explicó el gerente general de la cooperativa eléctrica de Neuquén (CALF), Carlos Saita.

En agosto la facturación volverá a mostrar un incremento para los usuarios capitalinos, tal como se adelantó. Pero luego llegaron nuevas subas en la boleta de energía del Mercado Mayorista.

El aumento fue prorrateado hasta agosto y corresponde al aumento de casi un 16% (15,96%) que la actual administración de la cooperativa decidió prorratear desde junio en tres partes, para evitar que el impacto fuera mayor debido a que el último aumento de abril, que se facturó con los consumos del mes de mayo, tuvo una fuerte repercusión de reclamos entre los usuarios.

La explicación de Saita sobre los aumentos fue parte de la exposición que los integrantes de la cooperativa expresaron ante los concejales en el Deliberante, cuando fueron convocados por la insistencia de hoteleros y gastronómicos que se consideran perjudicados por los fuertes incrementos que les fueron tarifados desde que se aprobó el nuevo contrato de concesión.

El sector emitió ayer un nuevo comunicado en el que reclama la desatención política por parte del municipio y de la cooperativa CALF ante los aumentos que continúan desde marzo.

Ni CALF ni la municipalidad opinaron sobre la presentación en la justicia de la Defensoría del Pueblo, que solicitó -sin que se le diera ingreso por una cuestión formal- retrotraer los aumentos y revisar el contrato de concesión.

La justicia no hizo lugar a la presentación por entender que la vía no era la adecuada.

“En abril tuvimos aumentos por un 21,36 y a partir del 1 de junio de 15,96; esto se traslada a la tarifa y no tenemos posibilidades de hacer nada”, dijo Saita. Los incrementos se sumaron a la suba autorizada en enero, que se implementó en marzo y que supero el 35,5%.

El gerente especificó que la factura de Cammesa por la compra de energía alcanzó a 130 millones en junio, con un subsidio de 133 millones de Nación, mientras que en julio, el subsidio de Nacíon reportado a la cooperativa fue de 583 millones y la facturación a pagar es de 314 millones, informó.

“Queda claro que el subsidio se dispara y sube el costo de la energía, al menos ése es el reflejo de las resoluciones de energia donde están direccionados los incrementos”, sostuvo el gerente.

Destacó además que mientras el incremento al segmento residencial fue de un 26, 4% para el usuario mayor de 300 kw de consumo, subió el cargo por potencia con una diferencia del 36% en la facturación de julio respecto de la de abril.

“Para no afectar tanto a los usuarios, hicimos un desarrollo del incremento anterior en 3 veces; todas éstas resoluciones de energía nos producen un daño económico importante, por que no podemos retrotraer el cuadro tarifario, pagamos el valor que nos envían y hasta que lo incorporamos al nuevo tarifario, tenemos una pérdida de unos 40 millones de pesos en el proceso”, destacó.

Saita reconoció que los grandes usuarios, los que tienen un consumo superior a los 300 kw, resultaron más perjudicados por aumentos mayores en la compra de potencia. Calf tiene unos 105.000 usuarios en la capital, de los cuales 92.000 son los residenciales.

Entre los grandes usuarios, se encuentran las empresas del Estado (como el EPAS) y empresas de servicios o casinos, ejemplificó.


Comentarios

Comentarios

Para comentar esta nota debes tener tu acceso digital.
¡Suscribite para sumar tu opinión!

Suscribite

Logo Rio Negro
CALF ya trasladó en Neuquén subas de 90,6% aplicadas por Cammesa a la energía