Murió un obrero que cayó de un edificio de Neuquén

El hecho es reciente y aún está en investigación. La persona tenía 26 años. Según los primeros datos cayó desde el noveno piso. La Municipalidad suspendió la construcción.





Esta mañana murió un obrero de 26 años que trabajaba en un edificio céntrico de Neuquén. El hecho es reciente, por lo que aún no se aportó mucha información sobre lo ocurrido y las circunstancias en que sucedió el accidente están en investigación. Tras lo que pasó, la Municipalidad de Neuquén informó que se suspendió la construcción del edificio «hasta tanto se esclarezcan los motivos del hecho».

El comisario Gustavo Muñoz informó que según los primeros datos recolectados, era una persona que estaba trabajando en un noveno piso, junto a otros compañeros, usando un montacarga.

«Observamos que en la apertura de la puerta del ascensor tienen una barrera de seguridad. Esa barrera está en estos momentos retirada. Se trasladó al resto de los compañeros que estaban con él a la sede policial para que nos aporten cómo ocurrió este accidente», señaló el comisario en declaraciones al móvil de AM Cumbre.

Precisó que eran tres los operarios que estaban a gran altura y uno que desde abajo operaba el montacarga y enviaba materiales.

El obrero cayó en un edificio ubicado en la esquina de Yrigoyen y Sargento Cabral. El joven tenía 26 años y cayó dentro del foso del ascensor. La persona sería oriunda de Mendoza. Por el momento no se dio a conocer su identidad, a la espera de notificar a sus familiares.

El subsecretario de Obras Particulares, Luis López de Murillas, explicó que se avanzó en la paralización de todos los trabajos luego del accidente y aclaró que la empresa contaba con “el permiso de construcción correspondiente y profesionales responsables de la dirección técnica y de seguridad e higiene, como marca la normativa».

Y agregó: «Al originarse un accidente como el de hoy, la Municipalidad decide paralizar la obra y se solicita a los responsables, al director técnico de obra y a la constructora un informe técnico de lo que pasó”.

El funcionario indicó que recién una vez que sean conocidos los detalles del origen del accidente y remediada cualquier situación de seguridad, podrán retomar los trabajos: “Hay que determinar si la causa del accidente fue un error humano o una falla en alguna cuestión técnica o de seguridad”, sostuvo López de Murillas.

Trabajan en el sitio personal de Criminalística, el médico policial e intervino la Fiscalía de Homicidios. Antes estuvo personal de bomberos.

Recientemente se habían registrado dos accidentes en edificios del centro, aunque en ambos casos los dos obreros involucrados resultaron con lesiones menores. El más reciente fue hace dos semanas, cuando un albañil de 19 años perdió el equilibrio y cayó de un andamio a dos metros de altura, en una obra de Belgrano al 110.

El día anterior, otro obrero de 19 años, también cayó desde dos metros de altura en un edificio de Carlos H Rodríguez al 200, cuando se encontraba en un montacargas.

Las caídas no son las únicas situaciones de gravedad en Neuquén. A finales de diciembre del año pasado hubo un derrumbe en una obra sobre la calle Dr. Ramón, a la altura de la rotonda del acceso al barrio Gamma, por el que resultaron heridos tres obreros. Se produjo mientras se rellenaba con hormigón una losa, mientras se construían un edificio y gimnasio.

Justo 20 días antes se había derrumbado la construcción del nuevo edificio de UPCN en la esquina de Roca y Salta. También tres obreros cayeron al vacío y resultaron heridos. Uno tenía una lesión de consideración porque un hierro le atravesó la pierna.

Otras fallas en la seguridad se observaron en la construcción de Carlos H. Rodríguez y Santiago del Estero. Hace exactamente un mes un ladrillo hueco cerámico cayó sobre un vehículo estacionado desde uno de los pisos en altura. El edificio tiene unos 17 pisos.

Esta obra fue sancionada porque antes se había volado una chapa, que cayó sobre un cable y causó un corte de luz. También por tener la vereda bloqueada con materiales de construcción cuando esta acción sólo puede ser circunstancial hasta que se los ingrese al predio de la obra.

Un antecedente trágico ocurrió en 2019. El 17 de abril, dos hombres que arreglaban una fachada en Luis Beltrán y Leguizamón sufrieron una descarga eléctrica. Ambos estaban trabajando en un andamio y uno de ellos sufrió un paro cardíaco que le causó la muerte.


Temas

Neuquén

Comentarios


Seguí Leyendo

Murió un obrero que cayó de un edificio de Neuquén