Neuquén pone la lupa en lujos (y carencias) no declarados

El Municipio puso en la mira a 10.000 nuevos contribuyentes. La mayoría son edificios de categoría y barrios cerrados. Se mantienen bajo la categoría de baldíos cuando son costosas instalaciones.

El boom inmobiliario que moldeó a Neuquén capital tuvo distintas etapas y consecuencias. A fines de los 90, y por casi una década, los barrios privados fueron un negocio que parecía no tener techo para los desarrolladores locales, pero con el paso del tiempo, la saturación del mercado y el cambio del perfil urbanístico de la ciudad, dieron paso a la construcción en altura. Los edificios representan la historia reciente de la construcción privada neuquina. Cada vez más fueron incorporando amenities y detalles de categoría. En paralelo el déficit habitacional apenas tuvo algún bálsamo con planes de viviendas aislados lo que desembocó en el crecimiento de los asentamientos.

Pese a las diferencias, la ampliación exponencial de la ciudad tuvo un denominador común: el crecimiento desordenado. Esta fue la excusa que permitió, además de ordenanzas con exenciones a medida, que muchos pudieran gambetear impuestos y tasas.

Fernando Schpoliansky, secretario de Finanzas del Municipio de Neuquén, confirmó que la comuna terminará el 2020 con 3.000 nuevos contribuyentes. En su mayoría son terrenos o viviendas en barrios, abiertos y cerrados, comercializados por desarrolladoras privadas. También sumaron a los propietarios de departamentos de nuevos edificios y, en breve, agregarán planes de viviendas y asentamientos regularizados.

El objetivo trazado era sumar 10.000 nuevos contribuyentes a los 100.000 que tiene el municipio. El número se fijó de acuerdo a los registros que la nueva gestión municipal pudo reconstruir. Para redondearlo, explicó el funcionario, necesitaron de los registros de la Dirección de Catastro de la Provincia.

“La clave para nosotros fue la fiscalización. Si no controlás no podés constatar lo que se declara. Nadie viene corriendo a decir que terminó un edificio y a entregar la lista de los propietarios de los departamentos”, explicó Schpoliansky a RÍO NEGRO.

En el presupuesto 2021, aprobado por el Concejo Deliberante, los ingresos proyectados por retributivos pasaron de $510 millones a $643 millones. Este rubro representará el 11% de los ingresos propios del Municipio.

El funcionario explicó que realizaron intimaciones a a 14 desarrolladores privados para que regularicen su situación. Agregó que detectaron que, por ejemplo, hay edificios que continúan tributando como baldíos cuando ya están funcionales o, también, barrios privados donde hay terrenos con costosas casas construidas que no fueron declaradas.

El impacto del Retributivo para el contribuyente suele ser bajo: 1% anual del valor fiscal que fija Rentas de la Provincia. En promedio son boletas de 1.200 pesos mensuales.

Pese a que las mayores irregularidades, para aplicar el conocido como alumbrado, barrido y limpieza (en Neuquén es barrido y recolección de residuos porque el alumbrado lo cobra CALF), se registraron en los barrios privados, desde el Municipio también avanzarán sobre los planes de vivienda consolidados y los asentamientos.

Estiman que en este último sector, que cuenta con cobertura de los servicios municipales, conseguirán agregar 5.000 nuevos contribuyentes en el mediano plazo. Además de utilizar los registros de Catastro, también están cruzando información con la cooperativa eléctrica CALF.


Buen cumplimiento


De acuerdo a los registros municipales, el 74% de los contribuyentes de la capital neuquina tiene sus facturas al día. El grado de cumplimiento es uno de los más altos de la región.

Schpoliansky reflexionó que existe en los vecinos una conciencia de que el dinero que ellos pagan vuelve en obras y servicios. Sin embargo, no todas las obligaciones llegan a pagarse con lo cobrado.

Lo recaudado solo cubre un 30% de lo que demanda, por ejemplo, el contrato de recolección de residuos y el barrido de calles, que presta la empresa Cliba, y que debe renovar su acuerdo con el Municipio porque está próximo a vencerse.

Desde el Ejecutivo no descartan un ajuste en la tarifa que se paga por el servicio, que reconocen está atrasada aún con la actualización tarifaria (ver aparte), pero por el momento no tiene fecha y, anticipan, buscan que no tenga un impacto significativo para no alterar la cadena de pago y evitar el costo público de un tarifazo.

Planes de vivienda, otro de los objetivos que revisa el Municipio de Neuquén.

Un pedido de informe que naufragó con los meses

En mayo de este año, cuando los cuidados por la pandemia eran intensivos, desde la Legislatura el bloque del Frente de Todos presentó un proyecto para solicitar información respecto de las deudas inmobiliarias de los barrios cerrados de la provincia. Utilizando como referencia una publicación periodística reclamaron al Ejecutivo, y por su intermedio a Rentas, que se actualice la nómina de deudores y los montos acumulados por los propietarios en los exclusivos complejos de viviendas neuquinos.

El autor de la iniciativa fue el diputado Sergio Fernández Novoa. Consultado por este medio aseguró que la propuesta nunca tuvo respuestas y corrió la misma suerte que el pedido por conocer la situación de la actividad petrolera y el cumplimiento de las inversiones comprometidas por el sector.

En el proyecto, se hacía mención a barios como Chapelco golf & resort de San Martín de los Andes, Estancia Chapelco SA y Chacras del Oeste SA, Los Canales de Plottier, Ruka Rayén golf & resort y Cumelén Country Club de Villa La Angostura “y todo otro barrio cerrado y club de campo de similares características en el territorio provincial”.

En el pedido de informes destinado al ministro de Economía, Guillermo Pons, y al titular de Rentas, Martín Insua, solicitaron conocer “sobre acuerdos, resoluciones y políticas de eximición del pago del impuesto Inmobiliario, Ingresos Brutos y Sellos a los loteos destinados a barrios cerrados y clubes de campo”.

El objeto de la solicitud tenía que ver además con las fuentes de ingresos que tiene a disposición el Estado provincial y estaba enfocado en la necesidad de garantizar recursos cuando la pandemia empezaba a amenazar con profundizar una crisis económica casi sin precedentes.

La provincia recaudó, hasta septiembre, apenas 25.508 millones de pesos, una caída nominal del 2,5% respecto de igual período del año pasado. En términos reales, significa un desplome cercano al 40%.

Unos 5.000 nuevos contribuyentes busca sumar el Municipio en asentamientos regularizados. Foto: Florencia Salto.

Rezonificación hasta la meseta y stop en beneficios

El Municipio neuquino amplió las zonas que comenzarán a pagar por los servicios locales de alumbrado y recolección de residuos. La ciudad está dividida en zonas de acuerdo a la utilización que se hace del suelo. Desde hace algunos años el sector de meseta comenzó a tener un desarrollo, principalmente vinculado al asentamiento de empresas de la industria petrolera, pero ese desarrollo empezó a dotarse de otros servicios. Incluso el plan de desarrollo de loteos sociales de la comuna avanza hacía esa geografía.

El secretario de Finanzas del municipio capitalino, Fernando Schpoliansky, comentó que junto con la aprobación de la nueva tarifaria, se solicitó la ampliación y rezonificación de aquellos sectores, como el de la meseta, donde llegan los servicios municipales y no se estaba cobrando por ellos. En este caso puntualmente refiere al sector de la Autovía Norte donde, por ejemplo, desde hace un par de años funcionan dos estaciones de servicio y decenas de firmas privadas que tienen sus depósitos o predios comerciales.

Es en ese mismo lugar que la gestión del intendente Mariano Gaido comenzó a desarrollar unos 1.000 lotes sociales con servicios. Los terrenos fueron adjudicados a organizaciones sociales, mutuales y sindicatos con el objetivo de cubrir parte de la demanda habitacional.

Sobre esa franja también hay proyectos de obra pública del gobierno provincial y hasta, antes de la pandemia, estaba en carpeta un estadio profesional de fútbol para sumar a Neuquén al circuito de eventos nacionales e internacionales vinculados al deporte de elite.

Esa zona quedó expuesta con lo que fue la mega toma de la calle Casimiro Gómez y parte de los laterales de la Autovía Norte. Desde entonces el gobierno municipal y los propietarios de los lotes privados aceleraron su instalación para evitar nuevas ocupaciones como la de principio de año.

Otro de los puntos reseñados por el funcionario municipal fue el final para el beneficio que tenían los propietarios, en barrios cerrados, de lotes de hasta 600 metros cuadrados. Los dueños de estas parcelas estaban habilitados, por ordenanza, a pagar el 50% de las tasas municipales vigentes. Desde ahora deben pagar la factura completa.

Las tierras que llegan hasta el Mari Menuco

El municipio de Neuquén guarda desde hace años un tesoro en tierras. Son tres lotes, que sumados pueden duplicar el perímetro actual del ejido capitalino, y que llegan hasta las costas del Mari Menuco. El tema viene en agenda desde las primeras intendencias del fallecido Horacio Quiroga y son tierras que fueron adquiridas durante la gestión de Aníbal García (el primer jefe comunal neuquino). Hasta el momento nunca fueron incorporadas al ejido capitalino por lo que en los registros son terrenos privados a nombre de un gobierno municipal.

Quiroga fue quien proponía utilizarlas para desarrollar el acueducto Mari Menuco, que finalmente fue una obra del gobierno provincial. También hubo intentos de cobrar servidumbre por el uso de esas franjas de tierras por las que circula el tránsito petrolero y hay actividad hidrocarburífera.
Por ahora sigue siendo más parte de la historia política de la ciudad que algún proyecto que pueda tener desarrollo. Hubo algunos intentos en la Legislatura para discutir los ejidos, pero nunca prosperó.


Comentarios


Neuquén pone la lupa en lujos (y carencias) no declarados