Neuquén pretende asegurar sus planes de empleo

Destinará los 10 millones del programa Jefes de Hogar.

NEUQUEN (AN).- El gobierno provincial destinará los 10,4 millones de pesos que recibirá de Nación por el programa Jefes de Hogar para asegurar la red de contención social de la provincia. Así lo manifestó ayer el subsecretario de Acción Social, Manuel Gschwind, quien aseguró que los subsidios nacionales serán absorbidos en los planes de emergencia laboral, que atienden a unos 20.000 desocupados neuquinos.

El ingreso de Neuquén al programa Jefes de Hogar puesto en marcha para dar respuesta a la emergencia ocupacional del país, quedó oficializado ayer al mediodía cuando estamparon su firma el gobernador Jorge Sobisch y los ministros de Trabajo, Alfredo Atanasof, y del Interior, Rodolfo Gabrielli, con el aval de Hilda González de Duhalde.

Sin embargo, la determinación del Ejecutivo neuquino de utilizar los recursos nacionales para mantener los planes de emergencia laboral de la provincia, manejados por el ministro de Desarrollo Social, Jorge Lara, choca con la expectativa generada entre los municipios neuquinos por el arribo de los subisidios de Nación.

Incluso entre las obligaciones estipuladas en el convenio figura la creación de los consejos consultivos a nivel provincial y municipal que estarán conformados por representantes de los trabajadores, empresarios, de distintas organizaciones sociales y de las iglesias, que tendrán a su cargo la instrumentación y control de los planes.

Con todo, el gobierno provincial recibirá 10.374.574 pesos correspondientes a los programas Jefes de Hogar, cuyo desembolso será establecido por la Ley de Presupuesto. La iniciativa preve distribuir entre 100 y 200 pesos pesos mensuales durante tres meses renovables.

Ayer, el subsecretario de Acción Social dijo que "estamos esperando cómo se van a poner en funcionamiento los programas nacionales". Aunque afirmó que la prioridad es "asegurar los planes que tenemos".

Indicó que la provincia absorberá los 1.800 planes de Nación que se caen en los próximos días por decisión del gobierno central, que apunta a unificar los programas sociales. La determinación ha provocado numerosas protestas callejeras de las organizaciones de desocupados.

Ayer, los desempleados enrolados en la agrupación Barrios de Pie, que militan en la CTA, mantenían el corte sobre la ruta 22 y Anaya, frente a la sede de la subsecretaría de Acción Social. Los manifestantes exigen el subsidio de los nuevos planes anunciados por el Ejecutivo nacional. Y para meter más presión trasladaron hasta la ruta 22 el campamento que habían levantado semanas atrás en las inmediaciones del Ministerio de Desarrollo Social.

"Estamos esperando las gestiones de Sobisch con Duhalde para ver si entregan los planes -explicó Jorge Marillán, uno de los voceros de los manifestantes-. Y nos vamos a quedar acá hasta que nos den una respuesta".

Los desocupados denunciaron que Lara había recibido 2.400 subsidios durante el fugaz paso por la presidencia de Rodolfo Rodríguez Saá, pero sólo entregó 1.200 cupos. Al respecto, Gschwind explicó que esa partida se utilizó para impedir el derrumbe de planes provinciales.

El jueves último Lara había admitido que la provincia no estaba en condiciones de absorber nuevos beneficiarios a los 20.000 planes de emergencia laboral que representan 3 millones de pesos todos los meses.

Hizo tiempo para estampar la firma

BUENOS AIRES (ABA).- En medio de las nerviosas negociaciones para bajar el gasto político, varios gobernadores, entre ellos Jorge Sobisch, se hicieron un espacio para recibir transferencias nacionales en virtud de los programas de apoyo a jefes y jefas de hogar.

Neuquén recibirá 10.364.574 pesos, que le permitirá distribuir subsidios de 100 a 200 pesos durante tres meses a los beneficiarios.

Del acto, realizado ayer en la residencia presidencial de Olivos, participaron los ministros de Trabajo Alberto Atanasof y de Interior, Rodolfo Gabrielli, y fue testigo honorífica Hilda "Chiche" Duhalde, la esposa del Presidente de la Nación.

También fueron atendidas las necesidades de Santa Cruz, Santa Fe, Jujuy y Tierra del Fuego.

La que más recibió fue la provincia del norte argentino, con 19.116.552. pesos.

Un vocero del ministro Atanasof le explicó a esta agencia que el gobierno de Duhalde había privilegiado a Jujuy y Neuquén, por ser dos de los distritos con mayor potencialidad de conflictos sociales.

Cortaron porque no hubo respuesta

CENTENARIO (ACE).- Una veintena de desocupados a quienes les habían prometido el pago de los 150 pesos de planes provinciales a fines de enero salieron ayer a cortar la ruta 7 porque, según ellos, "no pasó nada". Luego de intensas gestiones durante toda la jornada, el grupo dejaba la vía libre pasadas las 19.

El piquete se instaló en la ruta alrededor de las 9. Mientras tanto, desde el municipio se realizaban continuas gestiones con funcionarios de la cartera de Desarrollo Social de la provincia para destrabar el conflicto. Alrededor de las 16, funcionarios intermedios del ministerio se comprometieron a pagar los 20 planes adeudados desde el mes de diciembre y "evaluar" la continuidad de los programas provinciales para las 20 personas, en tanto la comuna aseguró una caja de víveres para cada uno.

El grupo de desempleados de Barrio Nuevo integró el contingente de más de 700 desocupados que se apostó sobre la multitrocha el 29 de enero pasado. Aquella vez el corte se levantó al anochecer tras la firma de un acta compromiso sellado con el ministro Jorge Lara.

"En el último corte nos aseguraron que Lara nos iba a solucionar el problema de 20 personas que somos de los planes provinciales y además nos prometieron asistencia social y bonos de gas, pero no pasó nada", dijo María, una de las voceras del grupo.


Comentarios


Neuquén pretende asegurar sus planes de empleo