Logo Rio Negro

Nuevos vinos en bodegas patagónicas

Tres bodegas de Neuquén y una de Río Negro lanzaron en el último semestre una serie de vinos que elevan la vara en el sur del país.



Hace un par de semanas una de las bodegas más antiguas de la Patagonia, Humberto Canale lanzó un vino de alta gama de edición limitada. Barzi Canale, Blend de familia, cosecha 2015, absoluto tope de linea. Este nuevo fichaje en el mercado de las grandes bodegas de la zona se suma a una tanda de excelentes productos que fueron apareciendo y aún restan aparecer con el paso de los días. Bomba de fruta correcta este blend de familia hecho de diversos cortes de varietales. Malbec (37%) , merlot (33%), cabernet franc (19%) y petit verdot (11%) con dieciocho meses en madera francesa y otros 20 estibando en botella. Locura de locuras. Solo 2316 botellas... quizás a esta hora algunas menos.

A mi gusto uno de los mejores rosados de los últimos años fue el que trajo Bodega Patritti de San Patricio del Chañar. Primogénito Rosé 2018, si bien hay otros lanzamientos de la misma bodega en simultáneo, quisiera detenerme en este. La acidez correcta y equilibrada y sobre todo el aporte a ese viraje interesante que han hecho estos jugos rosas en nuestro país en los últimos años lo rankea bien. Ya no más esas bombas de azúcar atravesándolo todo. Son vinos que juegan más con los suelos y las notas frescas aromáticas y en boca. Un vino lleno de luz y futuro. Brillante y transitable, adaptable a las épocas todas. Hay un claro cuidado sobre las viñas, de exposición constante al sol. Preservar el racimo y lograr equilibrio. Su color cebolla es un clásico de los rosados de pinot noir, varietal excelentemente tratado por esta bodega y su enólogo Nico Navío.

Juguete nuevo en una de las mejores lineas de la bodega Familia Schroeder. Cabernet Franc Barrel Fermented 2017. Ocho meses en madera francesa (60%) y americana (40%). Se embotelló el 14 de marzo de 2018, osea que ya lleva un tiempo respirando dentro del vidrio. Cuando se descorcha luego de su estiba y una vez en contacto con el oxígeno flores violetas sobrevuelan por todos lados. Rico varietal que está muy arriba en nuestro país y que el enólogo Leo Puppato suma al abanico de la bodega del dinosaurio.

Notas de chocolate y vainilla y mucha fruta roja. Elegancia y hermoso registro. Lanzamiento muy pronto al mercado interno. La nueva brújula de la bodega apunta a recuperar un mercado interno ávido de disfrutar y conocer estos fabulosos vinos. Entre otros lanzamientos, este cabernet franc es un acierto.

Su botella pesada es una bóveda perfecta para abrirla y suspirar una y otra vez. Lo conocí en el mitin que se armó para recibir en el sur a la Asociación Argentina de Sommeliers.

Algo alcohólico y con mucha personalidad, FIN Single Vineyard Chardonnay 2018 nuevo fichaje de Bodega Del Fin Del Mundo. Un amarillo verdoso como un almanaque otoñal envuelve una complejidad seductora. Chiquitos registros de notas cítricas y fruta blanca. Balanceado de a ratos y con una guarda aproximada de 5 años. Servir a 8 grados y que fluya.


Comentarios


Nuevos vinos en bodegas patagónicas