Patética impunidad

Redacción

Por Redacción





Una de las víctimas de la impunidad fue Marcelo Cejas, de cuya muerte el lunes pasado se cumplieron 5 años. El 25 de junio de 2007 Marcelo, con 41 años, hincha de Tigre, fue a ver el partido de su equipo con Chicago. Cuando los barras del club de Mataderos empezaron a agredir, él se retiró, se subió a un micro desde donde divisó a un sobrino. Se bajó y recibió un piedrazo en la nuca, un testigo observó como después lo patearon y le tiraron otra piedra hasta asesinarlo. El episodio derivó en que Chicago perdiera 20 puntos y que jugará sin público visitante. Pero el caso está impune. “Río Negro” habló con Horacio Cejas, el hermano de Marcelo. “Había una filmación que Aníbal Fernández, cuando era ministro de Seguridad, se comprometió a encontrar; nos reunimos con Javier Castrilli y nada, pedimos audiencia a la AFA donde nadie nos recibió, solo contamos con el apoyo de la agrupación Salvemos al Fútbol”, lamentó. Marcelo dejó cuatro hijos, el menor de ellos recién está comprendiendo lo que le ocurrió a su papá, quien era carpintero y soñaba con estudiar abogacía. “La causa está archivada, pero seguimos en la lucha para que el caso no quede en el olvido”, comentó Horacio antes de asistir a un homenaje que le realizaron a su hermano el último domingo en el partido que disputó Tigre ante Independiente, en Victoria.


Comentarios

Para comentar esta nota debes tener tu acceso digital.
¡Suscribite para sumar tu opinión!

Suscribite

Logo Rio Negro
Patética impunidad